Translate

domingo, 21 de diciembre de 2014

Print Gao

Cuando acaba el año es constructivo hacer crítica de lo vivido, este año que termina no ha sido bueno para casi nadie, tampoco para mí. Escuchar más a los demás es una asignatura pendiente para el 2015, hay mucho que mejorar en ese aspecto y por eso es el objetivo de mis doce uvas de la suerte. Sí, ya sé que esto no es un pozo de los deseos pero no está mal como recordatorio, eso de que a buen entendedor pocas palabras bastan o ya no me llega o no me define. Nunca es tarde para darse cuenta.

Y aquí seguimos, metidos en faena, ya más de cinco años dándole a estas teclas, reciclando vivencias del color que yo lo veo, un cuadernillo de bolsillo con licencia de ninguna clase y finalidad terapéutica sin autorización médica. Dentro de una cajita virtual guardo un puñado de imágenes del 2014, están impresas en escala de grises y son instantáneas de escenas cotidianas de cosas que sucedieron, donde sus protagonistas ejemplifican allí lo que más admiro de ellos/as. Y me siento afortunado, pequeño y pringao al mismo tiempo.

martes, 16 de diciembre de 2014

Mediocridades

Para aparentar ser bueno en algo hacen falta años de dedicación y esfuerzo; ante la falta de talento natural no hay mejor fórmula si se quiere destacar en la vida: una dosis de saber estar en el lugar de la acción, dos partes y media de usurpación de logros, tres cuartos de ceguera entre congéneres, seis medidas de calumnia y un puñado de frases autocomplacientes bastan para lograr lo que se finge ser.

Vivir bajo este perfil no debe ser nada agradable, siempre en alerta constante como el soldado que defiende su territorio ante el bando enemigo, evitando cualquier conato de lucidez ajena, paleando desechos sobre parcela colindante así la mierda alcance a otros, iluminando lugares vacíos de contenido, continente y condimento... Hoy estoy un poco sensible con este tema, se nota que me tocaron la fibra.

En principio quería comentar otra historia que nada tiene que ver con lo anterior, Carolina -no es su nombre real- es una mujer de cincuenta y largos, perdió a todos sus seres queridos -exceptuando uno/a que no ve todo lo que quisiera- en un breve periodo de tiempo y desgraciadamente no logra superarlo. Afortunadamente trabaja, el resto del día -y la noche- la pasa en casa, acurrucada, llorando mientras deja pasar las horas recordando tiempos mejores, buscando una respuesta sin respuesta ante tal fatalidad o castigo divino, sumiéndose en una pena crónica que si hay alguien que no la merece es ella. Y aunque esto es territorio clandestino y los ánimos que se envíen no llegarán directamente a su destinatario espero y deseo para este año próximo un gran año para esta mujer, lo merece por buena persona y, a colación de los primeros párrafos, por tener talento y no demostrarlo.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Friolidades

Hace cosa de un mes estaba mirando en unos almacenes una equipación de hacer deporte porque la más nueva que tengo está abierta por los dos costados y el gemelo izquierdo lo cual me impedía disfrutar esta temporada de invierno como debiera; casualmente encontré allí a un conocido que me ofreció una relación calidad-precio muy buena de su sponsor así que opté por esta vía y le encargué un traje al chaval. A día de hoy sigo esperando que llegue el envío, según él ya lo tendría la semana pasada. Menos mal que por recomendación de mi doña compré uno de oferta para salir del paso aunque fuese de verano, no sé de que forma soportaría el frío a día de hoy con mi antigua equipación descapotable. Moraleja: es mejor valerse por uno mismo a esperar algo de los demás pero si tienes a alguien a tu lado que te quiere bien escúchale siempre.

Las condiciones de estos últimos días son horribles: viento malo para el mar que hay, periodos altos y revoltijo, temperaturas bajas, lluvia, turno de tarde....y las mismas previsiones para la semana que viene :( . Entre tanto habrá que organizarse de otro modo y pensar en bricolear un poco en casa que falta le hace a la pobre: dos goteras, limpiar la caldera, falta de poda en el chiquiterreno, muro de ladrillo en trastero, aislamientos en las ventanas y puertas, barnizados y lacados sl, ... se me va de las manos esta falta de mantenimiento.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Palo de moro falafel

Seis días llevamos en casa mirando una escapada de cinco noches para después de fin de año. Hoy, ya con todo decidido y reservado (casi), me doy cuenta de la de horas que te puedes tirar mirando vuelos y conexiones, mapas de ciudades, ubicaciones de apartamentos, hoteles, lugares de interés y sobre todo precios de todo ello. Arrancarle diez euros diarios al destino navegando a muerte entre aguas de comparadores, agencias de bajo coste y ofertas de cada cual siempre en conflicto permanente con cada veinte que te enchufa la compañía aérea o el alojamiento por cada día que no te decides es tarea de agente de las finanzas, cada minuto cuenta y hay que saber parar el reloj a su debido tiempo.

A la noche, cuando vuelva del trabajo, pasaré a la segunda fase, tema 2, menos matemático si cabe que el primero pero igual de "alentador": como pegarte un viaje con streetview sin caer en la adicción.