Translate

martes, 31 de mayo de 2011

El legado cítrico

Por sobredosis de cítricos tengo ampollas en la lengua que me impiden saborear los alimentos además de dolerme como si la tuviera quemada, es la primera vez que me ocurre en mi vida. Llevo como un par de meses así, la historia empezó -ahora lo sé- una semana que me comí unos cuatro kilos de fresas entre seis, siete días: en batido, con nata, cubiertas de chocolate, ... sumado a esto tengo la costumbre de hacer zumo de naranja para desayunar y tomo otros dos botellines -20cl.- diarios de néctar especial vitamina c (naranja, zanahoria, limón). El cuerpo ha pegado un petardazo vitamínico y mi lengua ha pagado las consecuencias de tanto desfase continuado.

Los primeros días en que esto sucedió fueron de tanteo informativo, eché un ojo por la red a ver si sacaba conclusiones porque un poco asustado sí estaba la verdad. Hoy en día primero navego y después pido cita en el médico si no encuentro diagnóstico o solución virtual que me resuelva el problema, son las ventajas -o inconvenientes- de disponer de información a golpe de ratón. Supongo que habrá ocasiones en que esté equivocado pero hasta ahora no han sido tantas como para cambiar de método. Puede parecer un tanto suicida, un poco locura, pero a la larga me ha servido para conocer componentes farmacológicos -no sé si se dice así- y sus reacciones en el organismo, también me permite saber que salvo situaciones anormales el cuerpo reacciona con sus propios mecanismos de defensa y todo depende del aguante que el paciente tenga antes de tomar medicación alguna. Por lo tanto, para concluir, mi lengua necesita reposo cítrico y a la larga curará su sobrevitaminosis, no es necesario administrar medicación alguna, sólo cepillarla con pasta dental para niños -poco abrasiva- y dejar las fresas y los limones por una temporada. O eso espero.

domingo, 29 de mayo de 2011

Cuando el cerebro coge forma de balón

El fútbol como tal está inventado desde hace casi siglo y medio; en Europa y Sudamérica los futbolistas son una especie de ídolos que aunque no quieran están expuestos a la sociedad y son tomados como ejemplo de valores a tener en cuenta por los chavales que juegan en los patios de cualquier lugar. La estrella mediática sufre a la vez un estrecho marcaje fuera de la cancha que puede anularlo mejor que cualquier defensa. Ese poder de influencia, aunque debe ser jodido de llevar, va intrínseco a la popularidad con la que uno sueña cuando es niño/a. Es un gaje del oficio.

Supongo que para los que no les guste el fútbol -en muchos casos por considerarlo poco productivo intelectualmente- lo que diga a continuación puede sonarles a petardeo, es más, incluso a demagogia. Del color que yo lo veo y aunque seguramente ha habido miles de futbolistas, entrenadores y demás personal relacionado con valores morales excepcionales no creo que haya muchos individuos que hayan sabido llegar al público fomentando la honestidad, la sencillez, el fair-play, la calidad, el trabajo, la disciplina, el compañerismo, la unión, el apoyo, la comprensión, ... como uno que yo me sé. Para mí, saber gestionar todo esto con maestría es lo que yo defino como una persona inteligente aunque se trate de dar patadas a un balón que esto no es una cátedra de filosofía ni falta que le hace.

jueves, 26 de mayo de 2011

Creo que sé como lo haces

Por motivos de horario nunca tengo tiempo para ver lo que hacen los demás, sé que es un handicap pero lo acepto con resignación, no se puede estar a todo. En el deporte que practico con más dedicación pasa lo mismo, no espío a la competencia para mejorar mi nivel porque a fin de cuentas tengo claro cual es además de quienes lo hacen mejor que yo, y como nunca en mi vida he participado en ninguna competición relacionada con este deporte no tengo nada que demostrar. Una buena teoría que en días como el de hoy eliminaría de entre los pocos principios que yo pueda tener.

Se suponía que iba para entrar, eran las nueve y treinta y tres minutos de la tarde cuando llegué al lugar, a escasos dos kilómetros de mi casa; estaba finalizando el día, el viendo dirección nordeste de aproximadamente quince nudos, un poco fuerte para mi gusto pero le pegaba offshore y los fondos están bien así que lo ideal era aprovechar el ratito de luz que quedaba. La verdad es que estaba tan cansado que ya iba predispuesto para irme y hacer otra cosa pero me paré, tiré del freno de mano al ver tu coche y me imaginé que estarías a pie de cancha. No me equivocaba y como tu estilo es muy bueno a mi entender, consideré que merecía la pena pararse un rato a controlarte. Hacía años que no lo hacía, ni siquiera ojeo algún video relacionado desde los tiempos del instituto, cuando voy siempre estoy dentro y lo veo desde el otro punto de vista. En cambio hoy tenía ganas de ver los toros desde la barrera, quizá influyó tu presencia en ello.

Técnicamente tienes gestos de primer nivel, tu giro de cadera es brutal, recuperas a una velocidad tal que te permite traccionar para superar secciones complicadas, no tienes miedo a tirarte a lo que sea,... Me ha gustado verte la verdad, media hora bien aprovechada.

miércoles, 25 de mayo de 2011

A las 00:00

Llegar a casa a estas horas y tener que cocinar para comer -a la hora debida no lo hice- es necesario e imprescindible si no quiero desaparecer como el pacman cuando lo zampan los fantasmas. Esta semana no me quiero pesar porque bajo de sesenta kilos sin duda alguna; me gustaría disponer de un cocinero/a personal -y una despensa barralibre- para decirle que me prepare un filete de buey poco pasado con unas patatillas, que de fregar los cacharros me encargo yo mañana. ¡Ay mamá que bien te sale el pollo asado y las lentejas con verdura!.

Cuanto más me lo piense peor, voy a soltar el teclado y utilizar las manos para hacer una tortilla de patata que a fin de mes tiene rasgos de contra de bovino o al menos a mí me lo parece. Cuando se acerquen las dos de la mañana, un colacao con panecillos de leche mientras veo la tele un rato y para la cama. Es mi momento de relax, el descanso del pitufo.

lunes, 23 de mayo de 2011

El circo romano

Aunque hace quince años uno ya era consciente de la revolución binaria dentro de la sociedad, no caí en la cuenta de la cantidad de profesiones que surgirían para en el futuro, a día de hoy, convertirse en fundamentales: community manager, computer assistant, freelance, webmaster, database programmer, digital editor, ... todas en inglés, que suenan con más solera, para que dentro de otros quince años sustituyan a los ya manidos cajera de supermercado, mozo de almacén o soldador, que han perdido galones y resultan hoy, en apariencia, primitivos trabajos comparándolos con estos chollos más cool.

Aunque uno ya viene de vuelta en el tema de los unos y los ceros, hay que reconocer la cantidad de empleos que se pueden conseguir controlando un poco del tema. No significa esto que no vaya a haber demanda de fontaneros, electricistas o pintores pero como en este país hemos tomado la decisión de pertenecer al grupo de naciones desarrolladas ya no podemos mantener la mano de obra barata ni empleos tercermundistas. El resultado de todo esto es una sociedad descastada, millones de personas en el paro y lo que es peor sin conocimiento del medio. Los empleos de la España de hoy ya no son los mismos que los de nuestros padres al igual que muchos empresarios no han sabido estar a la altura de los tiempos, progresando inadecuadamente en perjuicio de la demanda laboral. Los unos por los otros y la casa sin barrer.

Aunque las etapas de transición no duran toda la vida, debe ser duro de llevar si sólo tienes arena en los bolsillos y rencor en la sesera. Alguien tiene que pagar el pato por no asesorar al ciudadano en materia laboral y el pueblo en estos días de elecciones ha bajado el pulgar como en los tiempos del coliseo.

sábado, 21 de mayo de 2011

¿Votamos democracia?

Como ciudadano con derecho a voto que soy, por tener un blog con intención democrática y estar totalmente de acuerdo con los desencantados campistas de la Puerta del Sol me permito la licencia de escribir sobre la política de este país. Ya que creo que a nadie le amarga un caramelito sobre todo cuando el dinero y el poder andan por el medio, considero que hay muy poca gente capacitada para gobernar un pueblo pensando en el bien común. No se trata de afiliarnos al comunismo ni frenar el progreso en beneficio de una sociedad más justa, es más bien una cuestión de altruismo. Supongo yo que a cualquier político de este país que le preguntes como ha llegado hasta ser quien es, te responderá que ayudando a los demás, con mucha entrega y dedicación, procurando ser justo/a en cada decisión y tal y tal. Actúan dentro de la lógica claro está si no se dedicarían a otra cosa. El problema viene cuando de la clase teórica pasamos a la práctica, en el momento de tomar la decisión primero va mi culo y después ya veremos como se lo ocultamos al ciudadano. Aquí sí demuestran su talento. No es una historia de un partido en concreto, es más bien de personalidades.

No tengo intención de soltar una chapa ideológica pero la filosofía de cualquier partido es convencer al votante y desacreditar al rival; con estas dos "grandes virtudes" por bandera es imposible gobernar un pueblo con imparcialidad y justicia, dos cualidades antagónicas a las anteriores pero fundamentales para mí en el arte de representar a los vecinos de cualquier ayuntamiento.

jueves, 19 de mayo de 2011

Carita de teleñeco

Cuando el creador de los muppets o los fraggle -el titiritero Jim Henson- murió, a muchos se nos quedó atrás la infancia, no entendíamos quien continuaría con la saga de Barrio Sésamo ni que pasaría con la rana Gustavo -René, Kermit- o si Epi y Blas -Ernie y Bert- mudarían de habitación después de la tragedia. Un servidor, que ya no pertenece a la generación Doraemon si no más bien a la de la abeja Maya, disfrutaba viendo la tele después de las cinco -hora de salir del cole- mientras comía sus galletas con nocilla -ya no me acuerdo de los bocadillos de queso- si no se las había birlado su hermana, aprovechando un descuido del que aquí escribe obnubilado con las didácticas marionetas.

¿A cuento de qué viene esta historia?, viene por lo siguiente: en plena vorágine de productos solucionadores de problemas de autoestima, léase rejuvenecedores, adelgazantes, anticelulíticos, eliminagrasas, exfoliantes o la madre que los parió, hay personas que rizan el rizo para aparentar lo que no son. Correcto, cada uno con su cuerpo hace lo que quiere; lo que no puedo entender es a gente como esa madre que decide por una cuestión estéticamente superficial ponerle tratamientos de botox a su hija de ocho años. Así -entiende ella- la niña tendra siempre aspecto facial descargado y la piel tersa, suave como la piel de un albaricoque. Repugnante, del color que yo lo veo las caritas de teleñeco están muy bien para la ficción pero utilizarlas en seres indefensos, con intención lucrativa, en una sociedad moderna como la nuestra debería estar penado. No voy hablar de barbaridades como la ablación -mucho más grave- porque está culturalmente promovida por la ignorancia y no por un hecho caprichoso puntual de una mujer que no sufre ningún tipo de presión social que la obligue a peponear a su hija como tributo al difunto Jim.

martes, 17 de mayo de 2011

Marraxo al horno con guarnición

Hoy me gustaría compartir una receta propia -no quiere decir que no exista- que preparada con mucho cariño puede resultar deliciosa aún sin ser amigo/a del pescado. Como lo hice ayer puedo recordar los ingredientes claramente -incluso su sabor- y aprovechando que tengo un blog animo a que alguien haga la prueba en su casa.

Para empezar hacen falta dos bandejas de horno e ingredientes que por motivos geográficos puedan resultar dificiles de encontrar para quien no tenga el mar cerca. No suelo nombrar marcas pero en Mercadona -sección congelados- tenéis lo necesario para salir airosos/as. Bueno, al lío.

Ingredientes (para dos o cuatro personas según el diente):

- 4 Rodajas de Marraxo, Tintorera o cualquier escualo parecido (más o menos 15 cm de diámetro cada una).
- 200 gr. de chipironcitos o puntillitas de calamar fresco congelado (sin precocinar).
- 200 gr. de gambitas peladas.
- Un puñado de almejas o mejillón.
- 6 palitos de cangrejo.
- 300 gr. de patatas.
- 1 lata pequeña de guisantes.
- 200 gr. de judías congeladas precocinadas (frescas no).
- 3 tomates.
- 5 dientes de ajo.
- 1 cebolla.
- Perejil, romero y tomillo.
- Sal.
- 2 limones.
- 1 vaso (200 cl.) de vino blanco.
- Aceite de oliva (mejor virgen extra).
- 1/2 pastilla de caldo de carne y otra 1/2 de pescado.
- 1 Huevo.
- Pan rallado.

Precalentar el horno a 160ºC con las dos parrillas -abajo y arriba- conectadas (mi horno es eléctrico). Se adoba el pescado con sal, romero, tomillo, ajo y perejil todo muy picado e intentando no saturar demasiado. Se reboza en huevo batido y pan rallado para a continuación presentarlo en la primera de las bandejas que previamente estará aliñada con un poco de aceite y sal, entre los huecos sobrantes del pescado podemos poner las gambitas, chipirones, palitos de cagrejo y guisantes, a poder ser sin enredarlos demasiado para individualizarlos en el plato al servir. Aliñar todo esto con ajo, perejil, sal, cebolla y el zumo de dos tomates exprimidos. Antes de meter esta primera bandeja en el horno hacemos un caldo con medio vaso de agua, el vino que nos sobró, los dos limones y las medias pastillas de caldo concentrado. Rociamos por los ingredientes de esta bandeja dejando un fondo para la bandeja posterior. Regamos todo con un chorrito de aceite considerable y al horno. Esta primera tanda tendrá que estar durante aproximadamente cuarenta y cinco minutos o una hora como máximo a los grados acordados. Mientras tanto prepararemos nuestra segunda bandeja: pelamos las patatas y las cortamos en redondo al estilo panaderas, un truco consiste en freirlas un poco en freidora o sartén antes de hornear. Las presentamos en la bandeja 2 dejando un hueco para las judías y las almejas. Una vez colocados los ingredientes añadimos sal, ajo, cebolla, guisantes, zumo del tomate que nos queda y regamos con el caldo sobrante junto a un chorro de salsa de la bandeja 1 sobre las judías y almejas. A los veinte minutos de horno añadimos esta segunda tanda de ingredientes distribuyendo las bandejas como mejor nos parezca (comprobando la textura del pescado). Veinticinco minutos después debería de estar listo. Retirar del horno, presentar el plato al gusto y que aproveche.

PD.- Por normativa del blog no se incluyen imágenes a continuación pero aquí tenéis un enlace para corroborar el plato.

domingo, 15 de mayo de 2011

Nueva era

Entre esas cuatro paredes pintadas en tonalidad vino burdeos se encuentran parte de los momentos vividos, cercanos en el tiempo y la memoria, que por circunstancias anímicas hoy han mudado su color dando paso a un blanco puro más sincero y limpio aunque menos llamativo que su agranatado antecesor. Las cosas suceden así, sin tiempo para hacer análisis, sólo buscando la mejor opción entre todas las disponibles. Problema resuelto a mi modo de ver.

Por cambiar de tema, ayer por la mañana estuve podando una camelia gigante que tenemos en el patio de casa, debía medir como siete metros de altura por cuatro de contorno, compuesta de seis troncos individuales con un diámetro aproximado de veinte centímetros en su lado grueso. Me subí a un taburete para alcanzar una altura de corte que me permitiese -aproximadamente dos metros y medio- darle volumen desde más abajo; cuando estaba en plena faena desbrozadora, motosierra en mano y atacando uno de los troncos, una de las patas de la banqueta falló y caí de espalda sobre mi hombro operado con la máquina funcionando. El golpe fue duro y seco pero con tanta fortuna que la sierra golpeó contra la pared de la fachada, se le quitó la cadena bruscamente y se apagó. Me levanté e hice unos movimientos giroscópicos de hombro para comprobar que los tornillos seguían allí, en su sitio. Mi cabeza también estaba golpeada pero sana pues amortiguó un poco el impacto en segunda instancia. Ostión afortunado.

Entre las ramas podadas pude rescatar dos crías de golondrina que habían anidado en la camelia. Hice una especie de nido con una ensaladera esférica de madera y papeles de periódico; como por la noche estaban muy fríos de temperatura corporal los metí en el horno dándole un poco de calor -35 grados-, los polluelos revivieron y pedían de comer con bastante energía. Después de unas cuantas hormigas, lombrices, bichos bola y pan con leche se quedaron dormidos; apagué el horno, los dejé allí dentro y me fui a dormir. Al día siguiente cuando me levanté los animales seguían vivos. Como me tenía que marchar y no regresaría hasta la noche, los dejé entre los restos del árbol que quedaban en pie, a la espera que su familia pudiese atenderlos en cuanto empezasen a piar.


PD.- Cuando llegué por la noche, fuí a visitarlos: estaban muertos y cubiertos de hormigas.

viernes, 13 de mayo de 2011

El terreno del muerto

Es la primera vez en dos días que logro publicar una entrada en el blog, por motivos de mantenimiento Blogger estaba inoperativo en la zona donde vivo, no he comprobado en internet si ha sido generalizado o sólo territorial. La verdad que siendo un servicio gratuíto y dada la poca trascendencia de mis palabras no puedo protestar, sería mentira mi enfado. Lo que si me gustaría es poder recuperar la entrada anterior que ha sido borrada, no entiendo el motivo aunque espero me la puedan devolver por tener un pequeño valor sentimental para mí.

Hoy voy a comentar una historia que me sucedió hace algún tiempo pero que tiene relación con este Mayo de nuestros días. Por la carretera que discurre paralela al cementerio siempre hay una niebla densa desde primera hora de la noche hasta el fin de la madrugada, es el lugar de los que descansan; abarca en altura desde el suelo hasta las rodillas más o menos. Durante la primavera pasada he visto en medio de esa tiniebla de la que hablaba a una anciana encorvada vestida totalmente de negro -pañoleta en la cabeza incluída- apoyándose en un bastón al caminar. La mujer atravesaba la calzada varias veces durante la oscuridad como si fuese un espectro salido de alguna tumba, vagando entre la niebla sin dirección aparente. Hace aproximadamente un año que ha fallecido atropellada por un vehículo. Desde aquel día no la he vuelto a ver, sólo jodería.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Negocios rentables

Cuando uno es niño -voy a hablar de mi caso aunque pueda ser común- se cree especial; en la adolescencia se supone será un elegido para avistar ovnis o ver aparecer a la virgen; entre los veinte y los treinta un tío con cierto magnetismo. Cuando cumplí treinta y uno ya fui consciente que sólo soy un paisano normal, hiperactivo pero básico.

Conocerte a tí mismo es bastante fácil si eres persona con mentalidad egocéntrica como la mía: trabajo duro e intento ayudar a los demás sólo para sentirme bien conmigo mismo y disfrutar de la vida mientras la salud me lo permita. Así de simple, así de claro.

Quizá una de las razones por las que no te apoyo -especialmente me lo dice tu mirada- sea esto de lo que te hablo: puedes ser la mejor persona del mundo pero para mí desde el momento que has cambiado tu actitud con respecto a nuestra relación sin saber siquiera si te he defendido o no en privado ya me parece sospechoso. Para bien o para mal este que aquí escribe no suele involucrar a los demás en sus problemas personales; tú, que casi no me conoces ni has actuado nunca como amiga pretendes que te apoye en una causa que es todo lo contrario a lo que yo soy. Por una cuestión de principios no lo haré nunca, todavía menos por alguien que pide antes de dar. Me parece ya bastante esfuerzo mental dedicarte estas letras y es que es mejor ser individualista que una castaña podrida en un cesto lleno de frutos sanos.

lunes, 9 de mayo de 2011

Tipos normales

Amigo mío, ya sé que el deporte que practicamos es individual y por tanto narcisista pero no te equivoques, si mirás hacia atrás para ver quien te está mirando, has perdido tu tren. No soy tan evidente ni me creo nada como para decirte que es lo que haces mal cuando te veo salir con esa frustración característica tuya. Es más, si canalizaras esa energía que pierdes intentando demostrar algo, si la utilizases como hambre de superación, hoy estaríamos hablando de otras historias.

Supongo que tú también tendrás cosas que decirme, entiendo que desde tu óptica puedo parecer poco dado a las relaciones de amistad, conversador de medio pelo e incluso poco inteligente. Correcto, lo aceptaría si esa fuera tu opinión, podrías incluso tener parte de razón. La diferencia más acusada entre tu y yo es que lo que más me gusta de este deporte que hacemos es que me ayuda a mantener el cerebro en baja frecuencia y a tí te lo activa sobremanera. Creo que es mejor que te relajes y disfrutes porque si lo percibo yo, no quiero imaginar como te sentirás interiormente. Nunca seremos campeones en nada no te preocupes.

Ahora vienen las disculpas, perdóname porque te he mentido. Hoy cuando he visto que estabas moralmente tocado te he comentado que influye mucho el estado de ánimo para momentos deportivos delicados, en la que esa décima de segundo de alelamiento es fundamental y que tú hoy estabas un poco ausente y estaba afectando a tu rendimiento. La realidad es otra; las condiciones de este mediodía exigían ese puntito de velocidad de reacción que por los motivos que te comentaba en los dos párrafos anteriores no eres capaz de ejecutar. Al fin y al cabo es una cuestión de ser un tío sencillo y normal, sin petardeos que coloquen disfraces que al fin y al cabo algún día habrá que quitar y no sirven para nada productivo. Lo dicho, quítate la careta y déjate llevar sin artificios.

sábado, 7 de mayo de 2011

Elecciones para todos

Hacer de Bildu un partido democrático legal es una manera de demostrar que el Tribunal Constitucional no es un grupo de magistrados veteranos con metalidad carca. Apostando por la vía progresista deciden dar cancha libre a las ambiciones políticas de la agrupación vasca. Aunque creo que es un poco tarde.

Para los detractores de su legalización -sin contar a los familiares de las víctimas del terrorismo claro está- esto supone un duro golpe a la democracia, atenta contra la libertad del individuo y permite ideologías contrarias a la constitución española. Igual es que estoy poco comprometido con el tema, no me afecta demasiado como ciudadano o soy más abierto de mente, no lo sé, pero lo que yo tengo entendido por libertades y democracias es exactamente lo que acaban de aplicar los hombres de negro.

Cambiando de tema, hoy me han caído las lágrimas de emoción cuando me he enterado de la muerte de Severiano Ballesteros; para los que nos gusta el deporte da igual de cual se trate y reconocemos los méritos de los grandes de verdad esta pérdida es irremplazable. Un valiente que deja un hueco para siempre.

viernes, 6 de mayo de 2011

Juicio de valor

Ayer registré mi blog en una edición digital dedicada a estos temas. Hoy estoy arrepentido porque creo que he traicionado los principios básicos que hicieron posible esta aventura. Dándole vueltas al asunto creo saber la causa: tengo ganas de enseñar lo que escribo. Parece sencillo pero para mí es un arma de doble filo.

Buscando una coartada que me haga sentir mejor pongo como ejemplo cuando invitamos a alguien a venir a casa, si realmente apreciamos a esa gente, la tratamos de la mejor manera posible porque deseamos que vuelvan. Cuando nos es indiferente su presencia prácticamente nos da igual si repiten visita porque nunca nos sentiremos condicionados. Bajo esta opinión es entendible lo que hago, no tiene relevancia, esto no está hecho para los amigos. Ahora bien, hablando de nuevo de principios, esta publicación se supone independiente y tiene que seguir funcionando como tal, haberla inscrito es un modo de exposición que no va conmigo, una operación de marketing en un blog de autoterapia. Sustancias virtuales incompatibles.

Hablando de otra cosa, no entiendo como gente que se denomina a sí misma como deportista no tiene ni puta idea de la composición de los alimentos  y su aporte calórico. No es que me considere un entendido del tema pero me parece importante controlar un poco. Tengo un compañero en el trabajo que habla de prácticas deportivas en todo momento: que si va a correr, que si fútbol, partida de tenis, programas relacionados, periodistas reconocidos, ... lleva toda la vida haciendo, viendo y leyendo movidas. Este día me preguntaba si los cacahuetes tenían pocas calorías o si había algún hidrato de carbono que no fueran azúcares. La verdad es que me sorprendió que no lo supiera.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Mitad animal

Viento del Suroeste y huele a Iodo, que ocurra esto a mil ochocientos metros de la costa es normal en la tierra donde vivo, indica que la mar no está calma. Aunque soy un poco duro de oído lo pongo en alta fidelidad para escuchar el rugir de las olas rompiendo en la playa. No hay duda, si lo oigo yo es que rasca de verdad. Los ojos se me ponen brillantes y una media sonrisa asoma en mi cara; al igual que Superlópez acudía a una cabina a mudarse, yo lo hago en mi furgoneta. El pelo erizado y los nervios a flor de piel son los síntomas de ver lo bueno de la naturaleza, una belleza salvaje. Como yo.

Dentro del medio soy feliz, la memoria pasa a pertenecer al olvido y lo que ocurra en el futuro no tiene trascendencia. El cerebro en posición de standby y los cinco sentidos en alerta suponen la mejor opción. Una amplificación sensorial elevada a la máxima potencia dentro de las limitaciones de un tipo como yo, el más torpe de los animales: vuelo como un delfín, nado como un guepardo y corro como el águila real.

martes, 3 de mayo de 2011

Balón dividido

Intentar mantener una conversación con cualquiera que se presente te coloca en una situación de tierra de nadie en la que me muevo con soltura. Ese estado de no pertenecer a ningún bando me atrae más que hacerme sentir desubicado, es una forma de hacer piña a mi modo de ver. Desde el exterior supongo que se verá con otros ojos, puede dar la impresión de jugar con dos cartas lo cual es ideal para mí porque dentro de las cualidades que valoro en una persona considero primordial la lealtad y por lo tanto intento practicarla. Hoy, por entrarme a trapo, lo has captado.

Mi mirada te impactó, era limpia cuando hablábamos hoy sobre aspectos de igualdad o esa era mi intención, interiormente pensaba exactamente las mismas palabras que te comentaba en nuestra conversación. Cuando me expresabas tu concepto de equilibrio entre hombres y mujeres yo no lo compartía, en el momento que escribo estas cuatro letras tampoco.

Me parece poco inteligente -perdóname- intentar comparar sexos en todos los ámbitos y lo que considero peor, igualarlos. Buscar un término medio para establecer esa balanza no hace si no hacernos mediocres. ¿Las marcas que consiguen los atletas en las competiciones también se reajustarían?, ¿y los trabajos de fuerza física?, ¿la paciencia?, ¿la intuición?, ¿el sentimiento maternal?, ¿y la pilila también? ....yo no quiero eso.

Del color que yo lo veo esas diferencias son fundamentales, sirva el siguiente ejemplo para expresarme de otro modo: imaginemos que montamos una carnicería y necesitamos contratar a dos personas para ayudarnos a llevar el negocio, los trabajos a desempeñar son descarga-despiece de animales y atención al público. Se presentan dos buenos candidatos para los puestos demandados, se trata de un hombre y una mujer. ¿Cómo distribuiríais el trabajo de la manera más rentable?, ¿cada semana se turnarían?. Bajo mi perspectiva está bien claro y no creo que esté reñido con la igualdad, no lo considero discriminatorio aunque opines lo contrario y seas una mujer.

lunes, 2 de mayo de 2011

Toc, toc... ¿se puede?

Cuando los Navy Seals actuaron, llevaban los EEUU ocho meses de investigaciones para descubrir el paradero de Osama Bin Laden. Las pistas se centraban en el mensajero de uno de los líderes de AlQaeda apresado en Guantánamo. El seguimiento al que fue sometido el hombre dio resultado: una casa demasiado fortificada resultaba sospechosa para aquella pequeña urbanización de un pueblo perdido a cincuenta kilómetros de Islamabad.

¡Bingo!, el colega estaba allí dentro junto a parte de su familia disfrutando de unas merecidas vacaciones indoor. La peña del cuerpo especial de la marina estadounidense no tenía intención de que el hombre de las barbas más buscadas del planeta saliera coleando de su obligado retiro y le pegó cuatro tiros, para que andar con miramientos con quien perpetró el asesinato de miles de inocentes, es de género de bobos pensar que podrían hacer lo contrario. Ahora bien, algo que no entiendo, si realmente ocurrió de la forma en que nos lo cuentan, ¿por qué tiran el cuerpo al mar junto a un peso para que se hunda en las profundidades?. Del color que yo lo veo se me ocurren varias respuestas:

a- Es una forma de aparcar un cadáver sin hacerse responsable de su repatriación (pensamiento inocuo)
b- Al existir un vacío legal en cuanto a la acción de matar terroristas lo mejor es alejar el muerto de la zona de influencia de un bando y del otro (pensamiento salomónico)
c- Es una manera de enterrar el pasado sin dejar rastro (pensamiento senil)
d- Al muerto lo dejaron hecho una mierda y no valía para ver (pensamiento ácido)
e- Con la idea de agrandar la figura del malo de la película, alcanzar tintes de batalla épica y forjar la futura leyenda (pensamiento patriótico)
f- Como hace tiempo que saben que está muerto, había que rematarlo de una forma creíble (pensamiento escéptico)

Dejando a un lado las intrigas, la ejecución de este hombre puede que sirva algún día para que toda esa gente que vive bajo un régimen de imposición tenga acceso a la información de forma libre y pueda opinar sin miedo a represalias, ese será el principio de la paz.

Te queremos mamá

- ¿Diga?
- Mamá, soy yo, ya sé que son las dos menos cuarto y te podía haber avisado antes...
- ¿No vienes a comer?
- Errr...no, es que tengo buenas condiciones y ... ¿contabas conmigo?
- Como no me llamabas hice compra pero no pasa nada que lo aprovecho para la cena. Ya sabes que no tiro nada.
- Vale, pues voy a hacer deporte al mediodía entonces. ¿Necesitas algo?.
- No, tengo de todo. ¿Vas a ir igual con este tiempo?, avisaron que había alerta naranja por el estado de la mar.
- ¡Bueno mamá, ya sabes como soy!.
- Por eso te lo digo, ten cuidado.
- No te preocupes, ¿qué tal el niño?
- Muy bien, fue todo contento para el colegio porque hoy iban a ver una película en el cine de la escuela, creo que les ponían Hércules. Seguro que cuando lo recoja a la salida viene haciéndose el fuerte...jajaja.
- jejeje... Bueno, ¿entonces quedamos así?, ¿no hay problema?
- Oh, ¿y qué problema va a haber?, marcha tranquilo. Por cierto, hoy se queda el niño a dormir conmigo que tu hermana tiene trabajo hasta tarde.
- Vale, igual me paso por ahí a última hora y así os veo.
- Sí, como siempre, cuando dices que vienes nunca apareces.
- jejeje ..., si todo va bien tampoco hago falta, ¿no?.
- No te preocupes, tú come.
- Vaaale, mañana te llamo, un beso.
- Ciao.

No conozco a nadie con mayor dedicación por su familia. Aunque nunca te lo agradezcamos somos conscientes que sin tí nunca hubiésemos podido salir adelante. Gracias por todo lo que haces por nosotros sin pedir nada a cambio.