Translate

lunes, 30 de junio de 2014

Pequeño fragmento para una gran etapa

Hola amigo, que aunque ya no lo seas como antes aún suenas por aquí, espero que a pesar del tiempo transcurrido desde entonces hasta hoy todavía recuerdes quien soy o por lo menos quien era, te escribo esta carta por dos motivos, el primero es que nunca la leerás, el segundo es que te echo de menos.

Llevo una vida sencilla y tranquila dentro de mi "normalidad" habitual, trabajo, hago deporte y chapuzas en mi vivienda. Sigo mariconeando con el ordenador aunque paso menos tiempo que nunca con los programas de diseño, me hipotequé con una casa viejita que restauramos nosotros y es donde vivimos, la familia bien pero cada vez somos menos aunque nazca alguno más; el resto, como siempre, sigo en la misma línea, misma personalidad que cuando éramos chavalillos, aficiones parecidas, idénticos sueños, el granito de arena de toda la vida o el pelo rizado y abultado a lo Jackson Five. Hay cosas que no cambiarán nunca.

A ti te recuerdo igual, serio pero simpático, aplicado estudiante y deportista, concediéndole gran valor a la amistad, fiel a los suyos hasta la muerte, correcto siempre, discreto, utilizando los tiempos muertos para recalcular la ruta a seguir o planificar el momento siguiente; sabía que te iría bien en el futuro por tener las cosas tan claras desde niño. Algún día espero volver a verte.

jueves, 19 de junio de 2014

Escala de valores

Mira que lo hemos hablado en casa, con los colegas, en el curro; hoy, día histórico donde los haya, sobresaldrá en los libros de texto del mañana. Algo así merece la pena recordarlo y creo apropiado hablar del tema en este pequeño rincón. Más que nada porque confío en las personas con criterio...

La democracia permite que el pueblo elija a los que nos gobiernan, tal soberanía popular es uno de los principios básicos de la libertad del ciudadano de a pie que, condicionado por el entorno y esperando un beneficio a posteriori, vota a uno u otro partido o al que lo encabeza, es decir, todo sumamente parcial. El presidente electo -sobre todo en mayoría absoluta-, basándose eso sí en los principios de la democracia y Constitución, barrerá para donde más convenga a su partido y difícilmente antepondrá los intereses del país a los de su ideología, y si lo hace, será a regañadientes. Si esta persona tiene que ser el máximo representante de toda una nación apaga y vámonos.

Lo ideal sería formar desde niño/a a una persona que se educara entre valores de lealtad, honestidad, imparcialidad, seriedad, comprensión, tolerancia, respeto, trabajo, humildad, imparcialidad, ...y sobre todo que defienda a todos a los que representa....alguien que este por encima de nuestros conocimientos sobre libertad y democracia, o sea, que esté mas preparado/a....¿se os ocurre alguien que alcance estos mínimos?...¿o quizá pensamos que podemos elegir a quien queramos? ...mmm no sé yo.

martes, 17 de junio de 2014

Con el minuto pegado

Me preguntaban este día si no me resulta estresante vivir siempre con el tiempo justo, llegando a los sitios entre el límite de lo que se considera puntualidad o vacile. ¡Qué va!, contestaba yo con una sonrisa mientras daba una casi merecida explicación ante tanta amabilidad en el tono del comentario, procuro llegar a tiempo siempre pero nunca antes -le decía- porque andar a prisas te motiva, llegas a los sitios con energía y continúas con esa corriente vital allí donde vayas, eso sí, reconocía que al parecer de los demás sí lo resultaba; bueno, aunque quise decir esto, las palabras fueron otras menos selectivas, espero que me haya entendido aún sabiendo que su filosofía es otra. Para una vez que doy una explicación...

...Es que visto desde el otro punto de vista, el metódico, preparando con antelación cada historia, le tienen que poner los nervios de punta las personas como yo, tan fuguillas. Pido perdón sobre todo a mi madre porque ahí si que no debería recortar tiempo para otras actividades.

jueves, 5 de junio de 2014

Tiene nombre de maniobra taurina

Los toreros, esos señores vestidos de luces que si llevaran taparrabos y estuviesen ciclados se llamarían gladiadores, tienen bien ganado su sueldo -recuerdo el que este día dio una voltereta entre pitones, sobre la nuca del animal, para clavarle el estoque- y al igual que intentan el novamás para contentar a la exigente audiencia procuran esquivar la muerte cada tarde de corrida.

La historia de hoy no va de toreros, aunque sí tiene algo de torera su protagonista, por valor y dedicación sobre todo. Camina lenta sobre la arena, va acompañada de su cuadrilla, al lado izquierdo su padre, del ganchete y muleta en la otra mano, no pasean por el ruedo sino pegados a la orilla del mar; y a la derecha su hermano, también con bastón ortopédico por lesión de ligamentos. Viene todos los días con la intención de que los dos recuperen la salud perdida, sin falta ni excusa, con esa actitud constante del que lo considera prioritario a todo, y aunque muchas veces ellos se quejen, quieran escaquearse o pretendan esforzarse lo mínimo, nunca claudica en su empeño y con carácter impone su ley marcial aún sabiendo que después del ejercicio matutino tiene que apurar en asearse porque toca ir a trabajar lo que queda del día.

miércoles, 4 de junio de 2014

Las amistades no se pierden

Ser extrovertido y huraño a partes iguales no creo que sea una buena combinación, a vista de los demás pareces excluido o peor aún, limitado; de todas formas estoy encantado de pertenecer al gremio, desde el lado oscuro se puede colaborar desinteresadamente, una práctica bastante educativa que es como ser el capitán de un barco enfrentándose a un naufragio, resulta fácil de imaginar la escena saliendo el último después de salvar al resto pero cuando tiene lugar el suceso nunca ocurre de esta manera.

Admiro a la gente sencilla y normal, aquella que saluda a todo el mundo sin importar su condición, la que le da igual si hay alguien mirando la jugada o no, a esas personas me quiero parecer yo. Mientras tanto sigo practicando, hay mucho que mejorar, empezando por los amigos.