Translate

miércoles, 26 de enero de 2011

Diario de un egoísta

Reconozco que soy un tipo con una mentalidad un poco extremista, no me van las medias tintas y suelo poner las cosas en una balanza: o lado bueno o lado malo. A la hora de aplicarlo, sobre la práctica, actúo de forma parecida: o me quedo dando 100% o me voy, odio perder el tiempo porque una vez de tenerlo disponible me gusta ocuparlo con mi familia, el resto es secundario.

Tengo la suerte de poder decidir por mí mismo durante dos tercios largos del total así que soy consciente de mi fortuna, las cosas las hago porque me da la gana y decido donde, cuando, como y porqué. Me da igual lo que hagan los demás con su vida porque tampoco les pido nada, sus formas de actuar pasan para mí desapercibidas en la gran mayoría de casos. Cuando se trata de tender una mano lo hago sin esperar nada a cambio y escogiendo la opción que considero más necesitada a mi modo de ver, los/as pesimistas o victimistas no me van así que suelo huir en esos casos, al igual que huyo de quien dispone de medios y demanda colaboración desinteresada cuando en plenas facultades no colaboraba nunca. Reconozco que soy un poco justiciero o abogado de pleitos pobres según se mire.

En cuestión de intentar convencer a cualquiera de algo, soy horrible. Creo que motivado por mi propia personalidad no me gusta que alguien acceda a algo a base de insistir y mucho menos forzar situaciones; entiendo que he perdido muchas oportunidades en la vida por este motivo pero me siento orgulloso de ello y a la larga podré pensar que he sido un tío forjado a sí mismo, que ha conseguido las metas que ha buscado sin perjudicar -conscientemente- a nadie en el intento. No me motiva nada el dinero, es más, creo que muchas de las injusticias mundiales se deben a ese afán capitalista. Por desgracia no tengo facultades de autosostenibilidad pero ya me gustaría.

El día de mañana leeré lo que he escrito hoy y pensaré que más que egoísta podría ser un romántico, un soñador, un fantasma, un outsider, ... de momento esto es lo que hay, el blog no es más que otra manera de alimentar mi ego.

martes, 25 de enero de 2011

Los moros se rebotan

La globalización, sin entrar en debate, trae consigo una revolución para todos, las diferentes culturas son hoy tan cercanas que pierden parte de su misterio. Este alumbramiento puede indicar que me estoy haciendo mayor o ser verdad absoluta. Que un tío de Monastir, por poner un ejemplo, haya estado trabajando en otro país viendo por tanto la forma de vida de otra gente supone como mínimo establecer comparaciones. Las comparaciones son odiosas: pobreza, corrupción, falta de libertad, ...ocurre en todas partes pero la represión ayuda mucho a desarrollarlas. En Egipto y Túnez el pueblo ya no traga más; han visto que en otros sitios se puede dialogar, no estar de acuerdo con los fuertes, pensar por uno mismo y quieren inculcarlo entre los suyos. Las autoridades se tiran de los pelos ante tamaña osadía, deciden poner pies en polvorosa o aguantar el tirón según el caso, tonto el último.

Otra historia, intentar imaginarse un país supuestamente desarrollado gobernado por un personaje grotesco, tiránico y anormal en el mal sentido de la palabra es difícil. Pues bien, esto ocurre en Italia desde hace un chimpúm, atención a los que piensan que la república es moderna. La última del colega ha sido insultar en directo gravemente a un presentador de televisión por ideología contraria. Vaya seriedad. Es que cada vez que hace alguna alucino, me sigue cogiendo por sorpresa, no me lo puedo creer. Allí no le meten mano porque debe valer por lo que calla.

lunes, 24 de enero de 2011

El halo polinizador

Corre un virus entre la gente que me rodea, sólo se infecta el/la que lo busca. No es premisa estar bajo de defensas ya que suele atacar a quien se siente en plenitud. No suele contagiar de manera individual, más bien lo hace por parejas, es su manera de hacerse fuerte. Los síntomas más frecuentes son alelamiento, euforia, descoordinación y aumento de la capacidad pulmonar -en ellos-; nauseas, pérdida de la menstruación, aumento de peso, ardores y sofocos -en ellas-.

Sí, varias de mis familiares, amigas y conocidas están embarazadas: mi hermana, mi cuñada, la mujer de mi mejor amigo, la compañera de trabajo de mi novia, ... ¡es la revolución seminal post-subvención!!. Cuando el radio de acción es tan cercano corres el riesgo de dejarte embaucar por la alegría y ya se sabe que una exposición prolongada puede afectar al individuo. No es este nuestro caso porque conocemos los efectos secundarios y el subidón inicial no nos motiva lo suficiente. Somos conscientes del esfuerzo constante, diario de este regalito de la naturaleza que es deseo de muchos y pesadilla de unos pocos.

No me siento motivado por rellenar mi vida con un crío, me encantan para un domingo o compartir con ellos tres horas de juegos pero el día a día tiene que ser desesperante. Es una forma egoísta de vivir sin que afecte a nadie.

domingo, 23 de enero de 2011

Virtudes y defectos del cánido

De las cuatro gotitas de esencia del sentido común que me quedan en el frasco voy a gastar una en mantener la cordura en el día de hoy porque este perro que tengo va a volverme loco con sus diabluras.

El muy cabrón me rayó la puerta del coche -la del piloto- por enésima vez. Salta la valla del patio y como quede algún coche en casa -da igual de quien sea- intenta abrirlo con las zarpas y deja surcos más profundos que los de plantar patatas. Imaginaros la broma si encima lo hace en vehículo ajeno: vienes a mi casa a tomar un café y te llevas el postre tatuado entre chapa y pintura. Para no volver más.

Cuando me preguntan por el chucho digo siempre que es muy fiel, es verdad, lo dejo en algún sitio y espera por mí sin moverse hasta que llego, da igual quince minutos que ocho horas, él sigue allí. Para los que lo conocen a fondo saben de su hiperactividad y tendencia a la depresión cuando no hay nadie en casa, incluso en alguna ocasión he comentado en el blog que había mordido a alguien o que me intentaron convencer para que lo llevase a un veterinario a sacrificarlo. Del color que yo lo veo, el perro es un crack, tiene una energía fuera de lo común, es valiente -rayos y truenos aparte- y me atrevería a decir que me seguiría hasta donde hiciese falta.

sábado, 22 de enero de 2011

Viento frío del nordés

Aquí hace un frío que pela, cuesta trabajo andar por la calle con el viento huracanado que sopla. En lugar de meterme en casa para disfrutar de la mantita decido ir hasta la playa para darme un baño. El agua está a muy buena temperatura para la época del año en que nos encontramos, cosa extraña con vientos del norte que suelen ponerla al límite entre quedarse con riesgo de que te quede la cara pelada o dar la vuelta para ir a tomar un colacao caliente.

Disfruto de todas las estaciones del año, cada una tiene su puntito y no tendría preferencias si mis vacaciones no fuesen en verano. Es una forma de ilusionarse por cada día nuevo que comienza, siempre hay algo que se puede hacer y que no es posible en otras épocas del año.

Me gusta la nieve, igual al ser un tío de costa me parece novedad siempre. La estación de esquí mas cercana nos queda a trescientos kilómetros pero hay veces que salimos de madrugada para disfrutar del día entero, cuando cierran los remontes, volvemos para casa. Este fin de semana que viene vamos a hacer una excursión contrareloj a Sierra Nevada (1100 Km. más o menos): salida Viernes a las cinco am, llegada sobre las tres pm. Nos volvemos el Domingo después del cierre de la estación y llegada a casa el Lunes para ir directos al trabajo. Es lo que más nos gusta del invierno.

viernes, 21 de enero de 2011

Igual que tú

He leído alguna entrada de tu blog y creo que tenemos un punto de locura parecido. Reconozco pensamientos, perspectivas, ilusiones e incluso maneras de escribir.

Estoy comiéndome una lata de lentejas a la riojana porque al mediodía me voy a hacer deporte -el mismo que practicas tú- y como tengo más hambre que ganas de cocinar le cedo el turno en la cazuela a la señora de Litoral que sabe sacarme del apuro al baño maría. Mientras escribo y como, te comento que tengo cinco años más que tú y poco que aportarte, por eso cuando te vea seguiré saludándote y apenas más, aunque sepa más de tí de lo que crees y comparta  lo que te comentaba en el párrafo anterior; seguirías siendo el mismo de igual modo. Pensarás que no es justo que sea así pero yo no he publicitado mi blog, tú el tuyo sí, creo que harías lo mismo en mi lugar. Por cierto, las fotos que pones, supongo que sacadas con el móvil, son horribles, aunque tienes razón cuando dices que lo importante es la instantánea; en el futuro tendrías que comprar una cámara digital para llevar contigo y que esos momentos revelados no pierdan fuelle (si algún día se te ocurre decirme que tienes un blog te echaré una mano con lo del retoque). Bueno, tengo que reconocer que son simpáticas y curiosas al menos.

No voy a analizar aspectos positivos de tu blog porque como ya te comentaba nos parecemos bastante, sobrevaloraría tus cualidades por parcialidad y no me parece correcto, estaría juzgando también mi trabajo indirectamente. Decirte eso sí que intentes seguir escribiendo porque es como una copia de seguridad de tus vivencias y a la larga lo agradecerás.

Me gusta eso de que esté catalogado como contenido para adultos, es original. Buena suerte.

jueves, 20 de enero de 2011

Morfeo se ríe de mí

Soy un poco sonámbulo, por la noche despierto y suelo ir a beber o a comer algo a la cocina, cuando no me da por hablar en alto o meterle mano a mi novia. Sobre esto último voy a hablar, esta mañana me desperté en pelotas sin saber porqué, le pregunté a ella si la había atacado de madrugada y me respondió que no pero que se había enterado cuando sucedió porque dije algo -ella no sabe qué o no me lo dice-, me bajé el pijama y me dormí. Soy totalmente ajeno a esto, el subconsciente trabaja por su cuenta. Un día voy a colocar unas webcam por las zonas de paso para controlarme y saber que tipo de cosas hago.


Algunas de las historias que me han contado sobre mis sueños tienen su punto coñero y otras no tanto:

- Una vez me quedé dormido viendo la tele en casa de unos amigos y cuentan que me desperté como si estuviese robando en un piso y les animaba a ellos a apurarse, que había que salir a toda leche. Cogí con una mano un sofá de treinta kilos, lo cargué en la espalda y pretendía salir con él por la puerta golpeándolo contra los marcos. Juro que no recuerdo nada.

- Cuando era chaval mi madre me oyo hablar en alto, se acercó a la habitación, abrió la puerta y yo estaba sentado discutiendo, no sé que me preguntó y le escupí como la niña de la peli El Exorcista, me volví a acostar y seguí durmiendo. En otra ocasión boxeaba en el pasillo con juego de piernas incluído.

- A mi novia la acosé sexualmente por la noche en alguna ocasión. Nunca conseguí nada porque supongo que me acordaría.

- He rematado de cabeza jugando al fútbol varias veces, incluso he protestado por centros defectuosos. Nadar es otra de mis especialidades.

- Regar plantas y darle de comer a animales imaginarios también lo he hecho en alguna ocasión.

miércoles, 19 de enero de 2011

Para escribir hay que vivir

En mi casa no tengo ningún poder sobre el mando a distancia, soy un cero a la izquierda, cuando pretendo ver algo que me interesa siempre es insufrible para mi novia: me pone malas caras y deja de mirar para la tele. Claro, me siento incómodo y le dejo poner lo que quiera, prefiero esto a estar en habitaciones separados. Una de dos, o soy horrible negociando o ella es muy buena, no hay manera.

La historia es la siguiente, conozco -a través de la pantalla- a los tipos del Gran Hermano, a los que van a la isla a pasar hambre, a los que cantan, a Jorge Javier, a Díselo a Jordi y sus colaboradores. No, no voy a quemarlos ni a lamentarme de la situación televisiva en la que estoy embarcado sino todo lo contrario, voy a defenderlos: a veces veo tertulias de escritores defensores de la cultura, adversarios a ultranza de todo este mundo y, sinceramente, muchos de ellos no me dicen una mierda y además me hacen estar atento. Estos, los del entretenimiento, ayudan a relajarse, despejan la mente. Encender la tele después de haber vivido durante todo el día y que no me obligue a pensar tiene su puntito.

Hoy estuve viendo en la dos una entrevista a un conocido escritor, erudito de las letras y hombre culto bajo la mirada de sus seguidores. El tío, amante del arte y las falsificaciones, ocupaba media hora del programa en comentar un cuadro en el que interpretaba lo que intentó plasmar el autor: personajes, paisaje de fondo, climatología,...aludía a una serie de historias mitológicas, religiosas y alegóricas que yo no entendía. Esta obra de la que hablaba es una de las más profundamente interpretadas por los profesionales de la materia y hay cientos de teorías sobre su significado -imaginaos cuanta incognita-. Lo que yo veía en la pintura era una mujer amamantando un niño, semi-desnuda, con un diminuto poncho de encaje a medio poner que permitía verle las partes nobles. La mujer está sentada bajo un árbol, coqueta, dejándose ver, mirando de frente al espectador; un caminante de uniforme y lanza en mano la está observando desde su perfil derecho -el paquete sensiblemente abultado-, tiene mirada sibilina; un arroyo los separa al igual que lo hace el bebé en brazos de ella, les frena el ímpetu. El dichoso cuadro -de un reconocido artista italiano- tiene una clara connotación sexual. En aquellos tiempos -hacia 1500- tenía que tener su puntito ilegal. El resto -las metáforas- me parece secundario y me aventuro a decir que al pintor también, que ya pone lo suficiente la escena como para buscarle tres pies al gato. Pues eso, a lo que iba, media hora perdida.

lunes, 17 de enero de 2011

Piquito de oro

Querida Ministra, permítame expresarle la opinión de unos cuantos altruístas:

Conocemos su trabajo como guionista de cine y televisión, es más, creemos que lo hace bien, tiene un punto de vista bastante moderno y rigor argumental; bueno, es sólo nuestra opinión, tampoco creemos estar en posesión de la verdad.

Permítanos presentarnos: somos los que no aparecen en los photocall, los que no nos importa que nos plagien ni acudimos a las exposiciones más in; los currantes, los que lloran cuando ven reconocido el trabajo de los que lo merecen, los que no queremos hacernos ricos, los del lado oscuro; aquellos que creen en lo que hacen sin darle importancia al beneficio, que buscan sentimientos, que nunca chocan una mano por interés, que trabajan en silencio.

Todos nosotros estamos en contra de restringir el poder de la red, creemos en la libertad de expresión y entendemos que el plagio forma parte de los efectos secundarios de la borrachera de información de la cual disfrutamos cuando podemos. Gracias también a la libertad y disponibilidad de medios podemos combatir a los que copian buscando un beneficio económico que les sería ajeno. Al que descarga en su casa el último disco de Perales no, ese también le está haciendo un favor al artista, no económico pero sí de reconocimiento, ¿o sólo es una cuestión de dinero?. No seamos como otros países modernos económicamente hablando pero retrógrados en mentalidad, ¿o es que queremos parecernos a ellos?. Nosotros, ni de coña.

Habría que plantearse cosas como que en esa Ciudad de la Luz, supuestamente uno de los tres estudios de cine más grandes del mundo, sólo se hayan rodado dos películas entre 2009 y 2010 cuando en el 2007 y 2008 fueron unas veinte (esto no es culpa del Ares). Eso sí es una gestión en la que podrían ocupar su tiempo y a la larga generar ese dinero que supondría una demanda de trabajo para los artístas de cualquier disciplina, fomento de la creatividad y desarrollo cultural (de la misma forma que funciona internet). Podríamos seguir explicando formas de rentabilizar lo invertido pero tampoco nos van a hacer caso. Ni los unos, ni los otros. Ahora, lo que no entra por nuestros oídos son frases como la piratería está matando a los artístas porque de hecho hay más que nunca.


Atentamente
Los que sonríen siempre

domingo, 16 de enero de 2011

Etiquetas

Cuando lo ví por primera vez ya me hice una idea del tipo de tío que era: un subnormal peliculero. La segunda, pensé que buscaba carisma y la tercera, que sólo era un crecido.

Cuando hablé con él por primera vez, de tú a tú, se me desmontaron todas las teorías porque no era nada parecido a lo que yo imaginaba. Desde aquella habrán pasado unos seis meses, anteriormente la única relación existente eran varios cruces de miradas arrogantes.

Hoy somos amigos -hasta lo veo más favorecido- porque me lo ha demostrado con creces en los momentos que lo he necesitado, sin pedirle favor alguno. Ayer, sin ir más lejos, sabía lo que me hacía falta y se ofreció para echarme una mano. Lo sabía sin que nadie le dijese nada, intuición de persona preocupada por los demás. Todo lo contrario a lo que yo pensaba de él. Menos mal que no soy mucho de rajar -en parte es que me da igual lo que hagan los demás- porque si fuese así sería más complicado de arreglar.

Me consuela saber que durante todo este tiempo él pensase lo mismo de mí y que al conocernos también lo haya sorprendido gratamente. Si esto llega a ser el Gran Hermano con cámaras hasta en el ojete, la historia no tendría tan fácil solución.

jueves, 13 de enero de 2011

No somos nadie

Cuando vimos la vertiente por donde deberíamos bajar nos subieron los huevos por la traquea. No creíamos estar capacitados para el descenso y por eso decidimos aprovechar un paso que comunicaba con otro pico más asequible. Hacía diez días que no nevaba y el frío seco acumulado convertía en puro hielo lo que creíamos era nieve polvo.

Eran sobre las cinco de la tarde, la estación estaba semi-vacía por las condiciones poco recomendables para los deportes de deslizamiento. La niebla estaba a nuestra altura, debido a la escasa visibilidad nuestras opciones de ser vistos eran nulas. Nos adentramos en el paso que tendría unos ciento cincuenta metros de largo por cuarenta centímetros de ancho, mi colega pasó primero, snowboard en mano, creyéndose capacitado para mantenerse con los pies firmes en la nieve. Yo le seguía dos metros atrás; confiados los dos, él patinó, resbaló por una pendiente totalmente dura y bacheada; al querer agarrarlo patiné yo también, deslizándome de cabeza sin poder frenar; lo rebasé sin llegarlo a agarrar y cuando empezaba a darme cuenta de la gravedad del asunto apareció otro paso de las mismas características. Juro que me agarré con las uñas como si fuera un gato y milagrosamente conseguí frenarme en esos escasos treinta centímetros de llano. Mi amigo también lo consiguió, iba a menos velocidad y avisado de antemano. Cuando frenó, nos miramos, vimos como mi tabla se deslizaba montaña abajo hasta que la perdimos de vista por la nieblina y nos alegramos de que no fuéramos con ella para abajo también. Décimas de segundo afortunadas que salvan vidas. Sucedió en Febrero del 2005.

Hace dos años unos amigos no tuvieron la misma fortuna; se encontraban en los Alpes franceses y en una situación parecida uno de ellos resbaló sin poder frenar, se coló en una grieta profunda y ... Andar fuera de pistas sin conocer demasiado puede ser peligro de muerte. Unos por suerte lo podemos contar mientras otros desgraciadamente no lo pueden hacer.

Como se me están afilando los dientes por ir a la montaña no está de más recordar para rebajar el ímpetu.

miércoles, 12 de enero de 2011

Ain't no sunshine

Me gustan todos los estilos musicales -casi todos- si lo que suena me llena no me importa quien lo toque ni lo que haga, es algo a lo que me he acostumbrado desde siempre, mis padres han tenido música puesta en casa todos los días desde que nacimos: Simon&Garfunkel, The mammas&the pappas, Janis Joplin, Miguel Ríos, The Eagles, Van Morrison, Nicola di Bari, Juan Pardo o Los Bravos eran los que más sonaban en la cadena hi-fi que le trajo mi tío a mi padre cuando estuvo en Estados Unidos -además de los cientos de paquetes de píldoras anticonceptivas para mi madre que desde los cuatro a los seis años yo no sabía para qué teníamos tanta medicina repetida- que en España estarían prohibidas por esa época. Bueno, a lo que iba, yo no sé si mis rasgos físicos -morenito aunque sin antepasados afros- tienen algo que ver pero desde que tengo conciencia musical los estilos que más me gustan la suelen componer gente de color: break-dance y hip-hop en los ochenta, motown y funky en los noventa y soul y jazz en el siglo XXI. Admiraba su forma de bailar y los ritmos a contratiempo, incluso he de reconocer que fuí seguidor de Jacko!!. Ahora mismo estoy grabando un CD con canciones variadas de gente como Aretha Franklin, Marvin Gaye, Gloria Gaynor, Ottis Redding, Donna Summer ... es para escuchar en el coche porque la mayoría de lo que tengo por allí es música grunge, alternativa y algún disco de Juan Luis Guerra despistao. Un poco por variar porque otras 40 horas semanales tengo que escuchar los 40 Principales.


No decirle a nadie que tienes un blog es ilusionante, lo haga bien o mal no me condicionan agentes externos; salvo algún pequeño desliz, Con la miel en los labios (30 de Junio 2010) y A cara descubierta (9 Septiembre 2010), he toreado bastante bien: mi familia, amigos, compañeros de trabajo, de aficciones, con todos he hecho mutis por el foro. Espero este año siga todo igual aunque mi novia está un poco mosca.

martes, 11 de enero de 2011

Ni gigas ni megas

Como el tema de la informática aún está así-así entre la mayor parte de la población pero ordenadores tenemos todos -internet casi también- muchos de mis colegas me empluman sus equipos cuando les ocurre algo: tienen spyware, no arrancan, se ralentizan, saltan ventanas, el antivirus bloquea programas, no pueden ver pelis en últimos formatos, salen páginas porno cuando abres el navegador, el explorador da errores, los archivos de registro dan pena ... o quieren el software tal o cual que sirve para esto y lo otro o retocar aquella fotografía vieja y rota de la abuela que menos abuela allí hay de todo; si además les arreglas los chismes y luego te dicen que va como un tiro ya estás sentenciado. Eres su Bill Gates particular.

Ya no sé si tener experiencia con los unos y los ceros es una ventaja o un inconveniente, cuantos más equipos destripes mayor probabilidad de errores. Cuantas más cosas instales más exigentes se vuelven sus dueños. Eso que no les cobro un euro, faltaría más.

Las personas nos acostumbramos pronto a la buena vida, para lo virtual es un poco igual: antes podía ver esto, quiero que haga como el de mi vecino, tendría que ir más rápido; quiero descargar de todo y no quiero que me entre nada, .... y echamos mano del colega Bill.

Tengo la suerte -o desgracia- de haber ido escalando muchas de las fases por las que pasó todo esto, desde los tiempos del Spectrum hasta día de hoy. Me sorprende la facilidad de manejo de aplicaciones en los nuevos usuarios, gente nunca interesada en aprender el porqué de su funcionamiento pero que dominan el entorno mejor que yo.

lunes, 10 de enero de 2011

17240

En una carta abierta a sus empleados nuestro jefe se despide. Sé que suena a peloteo y tal pero creo que parte de nosotros estamos aquí un poco por él. Sí, seguro que he trabajado duro en estos casi trece años que llevo aquí y he puesto de mi parte para luchar día a día dándolo todo, como la mayoría de trabajadores supongo; ha habido momentos buenos y malos, sueños y realidades, ilusiones y decepciones pero en términos generales estoy orgulloso de pertenecer a esta empresa. He de reconocer, no obstante, que una pieza fundamental de la misma, la parte romántica, hoy ha dejado de existir; por eso una parte de mí ha muerto también con ella y voy a empezar el nuevo año teniéndolo en cuenta. No es que no crea en lo que viene, todo lo contrario, sólo que ya no habrá más corazón. Gracias por darme la oportunidad de haberlo tenido hasta hoy.


En otro orden de cosas, estoy harto de toda esa gente que pretende eclipsar la información que pulula por la red. Es información pública, la misma que sirve para potenciar las mentes de las jóvenes promesas, esas que tanto queremos sean las que levanten el país. Si a una biblioteca le quitas unidades por considerarlas poco éticas estarás también sometiendo a los usuarios a escoger entre lo permitido lo cual supone una realidad mutilada. Por favor, intentemos educar en lugar de prohibir. Aunque bien pensado, ¿quién está preparado para educar en libertad?.

domingo, 9 de enero de 2011

El espíritu de la navidad

Para mí han sido unas fechas de medio pelo: mi madre no ha celebrado nada en su casa, mi hermana y yo no hemos coincidido salvo para entregarnos los regalos, mi padre y su mujer se fueron de vacaciones a tomar el sol; en mi casa éramos cuatro en Nochebuena y seis en Navidad, no me emborraché ni en fin de año; la gripe vino a pedir el aguinaldo y nos dejó un regalito; no fuimos a ningún lado, el coche se estropeó por segunda vez en mes y medio, ... algo se me olvida seguro. Apuesto a que todo esto no lo decían en los horóscopos. Prometo bajo juramento que aportaré mi granito de arena para que las próximas puedan ser mejores.

Con respecto a lo comentado ayer, empezamos bien del año pues se me ha dislocado la segunda falange del pie derecho, provocándome un esguince y lo que es peor, para el deporte que suelo practicar es imprescindible tener los dedos de los pies sanos. Ya llevaba unos días con molestias pues un golpe me lo había puesto morado, ahora tendré que poner una cédula a ver si me aguanta la torsión y no se luxa. Dejar de entrenar no lo he valorado la verdad.

sábado, 8 de enero de 2011

Autoregalado

Ayer compré material nuevo para el deporte que practico casi a diario. Era necesario e imprescindible pues mi antiguo equipo estaba reventado y el chicle ya no estiraba más. O lo pillaba ahora con lo de la paga extra o hasta el año que viene no iba a poder ser, además, con lo que tenía no duraba ni tres meses más. Al principio contaba con cogerlo de segunda mano, que algún amigo voluntarioso me hiciese un descuento o encontrar cualquier chollo por internet. No pudo ser así y opté por algo a estrenar: bueno, bonito y barato.

Creo que alguna vez ya he escrito sobre esto: no considero necesario equiparse con lo último si nuestro nivel es de primaria. Observo muchas veces como gente con material pata negra tienen la práctica de un gato nadando a mariposa y encima sospechan que aquí esta la solución a todas sus frustraciones por alcanzar un nivel que se encuentra cercano en cuanto a imaginación pero a años luz de la realidad. Bueno, ellos mismos se contentan gastando los euros buscando una solución inalcanzable igual que lo hacen otros con las cápsulas adelgazantes sin pasar por el gimnasio o siguiendo una dieta con barra libre el fin de semana. Quimeras. En mi caso puede tratarse de algo por el estilo, no lo sé, de todas formas los chavales cuando me veían con mis bártulos se reían y me preguntaban que cuando iba a comprar algo decente porque ya iba siendo hora. Ese momento ha llegado y espero sirva de algo lo invertido.

viernes, 7 de enero de 2011

Incorruptible en la memoria

Aeropuerto de Barajas, Lunes 12 Julio 2010 11:00 am, la selección española de fútbol se ha proclamado el día anterior campeona del mundo. Espero mi vuelo con destino a Menorca, compro un diario deportivo que refleja, en portada y a doble hoja, la hazaña conseguida. Paso a tomar un café a una especie de comedor wifi habilitado por la cafetería. Mientras hojeo ese periódico, hoy histórico, dos mesas más adelante se encuentra una familia desayunando: la madre y las dos hijas, guapísimas las tres, toman zumo y croissants mientras el padre escribe ensimismado en el portátil. Controlo la escena hasta que me doy cuenta que la cara del tipo me resulta familiar, es Rafael Martín Vázquez ex-jugador de fútbol del Real Madrid y de la selección española. Lo vuelvo a mirar y sonrío, me levanto, interrumpiéndo la conversación de sus chicas y la concentración de él, me sitúo delante y lo llamo por su nombre:

- ¿Rafa?, perdona si interrumpo.
- ¿Sí?, me mira con cara sonriente.
- Me gustaría darte la enhorabuena porque también te pertenece. Le muestro la portada del diario con la copa de campeones, lo miro fijamente y le tiendo la mano. Sus nuevos gestos denotan una mayor alegría si cabe.
- Muchas gracias. Me choca la mano y aprieta como si lo agradeciera de verdad.

Me alejo de la jugada y se lo cuento a mi novia que estaba sentada conmigo en la mesa que abandoné un minuto antes. No se da cuenta quien es -no controla de jugadores- pero percibió el saludo sincero del futbolista. No lo volvimos a ver más pero su recuerdo seguirá en mi memoria por la accesibilidad demostrada y aunque suene a demagogia por ser mi jugador preferido cuando era niño aún siendo del equipo rival. Gracias por demostrarme que además de calidad tienes humanidad.

miércoles, 5 de enero de 2011

Queridos Reyes Magos

Hola chicos, como este año pasado me porté bastante bien espero me lleguen todos los regalos que he pedido, ahí va la lista por si no llega la que os envié por correo ordinario:

- Deseo que haya un equilibrio económico para todos, empezando por el propio ciudadano que hace pocos años comía pollo sólo en navidad y hoy pretende tener percebes todos los días, cuatro televisores LCD y domótica hasta para limpiar el culo.
- Deseo que dejen vivir a cada país como les de la gana, facilitando, en todo caso, educación y sanidad igualitaria.
- Deseo seguir viendo como internet va unido por lazos de solidaridad, altruísmo e independencia y no a leyes que fomentan la riqueza de unos pocos.
- Quiero mantener el poder de decir lo que quiera sin censuras.
- Deseo que las empresas poderosas aporten un poco más para todos aquellos que lo necesitan de verdad.
- Más dinero para invertir en I+D y menos sueldos millonarios para los que negocian poco y mal.
- Salud para mi familia y allegados.
- Mayor creatividad e iniciativa en la gente que está en el paro.
- Que los gobiernos luchen contra la contaminación de verdad, no apagando cigarritos de medio pelo.
- Que los niños vuelvan a jugar en la calle.

Este año vamos a dejarlo así, para el año que viene naceran otros deseos como resultado de que estos se han cumplido.

Quiero ser Arale o Hiroshi

Hoy a vuelto a suceder, cuatro de la mañana y seguía despierto; sin sueño aunque llevaba desde las dos y media acostado meditando en plan zen para lograrlo; pero no alcancé el estado satori si no más bien un buen cabreo.

Tengo el cuerpo alterado, no es normal tampoco que por la mañana me levante a la primera y despejado como si nada. Al principio le echaba la culpa al paracetamol, después a la fiebre y ahora que la gripe se pira, se la echo a mis biorritmos. Mañana el próximo diagnóstico, menos mal que no trabajo. Tampoco tengo motivos como para tener algún tipo de ansiedad. No sé que pasa pero quiero solucionarlo pronto.

Si llego a tener hijos hoy sería un día de cabalgata e ilusiones, ir con mi ahijado y sus padres para ver como el niño disfruta del momento es una opción aunque prefiero ir a comprar los regalos que me quedan y marcharme para casa a ver si puedo tumbarme en el sofá, mirando la tele, con una cerveza en la mano para conseguir buen karma y relajarme imaginando que soy uno de esos dibujos animados japoneses cuando sacan el moco en forma de globo, cosa que ocurre cada vez que sueltan el aire del ronquido plácido por estar profundamente dormidos; ahí quiero estar yo.

martes, 4 de enero de 2011

Falta chispa

Tener una madre madraza a tiempo total es un chollo; cuando quiero ir a comer a su casa, la llamo, a la hora que sea, aún siendo quince minutos antes, y voilá, plato en la mesa calentito con derecho a postre. Para lo que haga falta: un guiso, un recado, una conversación, una sonrisa,... allí está ella siempre que lo necesitemos mi hermana o yo. Eso es tener suerte. ¿ La parte negativa?, se preocupa demasiado por nosotros y sufre cantidad si nos pasa algo. Por mi parte no le puedo contar lo que hago porque estaría en vilo permanentemente, hacer una vida multimedia es lo que tiene, a veces tienes que mentir porque total aunque dijera la verdad tampoco lo iba a entender. Son mentiras piadosas.

Con la gripe en proceso de desaparición vuelven las energías y recobro mi estado natural, tengo apetito de nuevo y lo único que quiero es que me entre el sueño porque este paracetamol que estoy tomando me quita las ganas de dormir. Ayer eran las cuatro y media la última vez que miré el reloj, ¡creí que iba sonar el despertador cuando me estaba quedando frito!. Anteayer igual, serían las cuatro, debo tener un tipo de fiebre variedad after-hour.

Cuando oigo a Shakira cantar eso de "soy loca con mi tigre" me da una envidia terrible. En el tema sexual estoy más apático que paquirrín buscando en la Wikipedia.

lunes, 3 de enero de 2011

Un Ngoyan en mi salón

En casa tenemos una tela negra de aproximadamente un metro de ancho por dos de largo. Es de material acrílico con buen gramaje pues tupe como las cortinas de los cines. No, no es lisa, está pintada a mano, con motivos tribales africanos, simulando una danza al sol. Bajo mi forma de verlo, posee una calidad artística por encima de la media: está bien dibujada, tiene colorido, la composición es ordenada a la vez que llamativa y las iluminaciones son preciosas, utilizando para ello ceras de aceite y técnicas como el cuarteado. La compramos en la III Feira Internacional do Artesanato, celebrada en Peniche (Portugal), el puesto donde lo vimos estaba dedicado a Senegal y la verdad es que había objetos interesantes a buen precio. Aunque suene a falsa compasión, me dio pena regatearle al morenito porque les tengo un aprecio especial a los artistas, acabé pagando 50€ por la joya.

Haciendo una comparación con los cuadros que veo por ahí, sin nombrar a ningún pintor, me parece que he hecho una compra maravillosa. Sí, seguramente quien pintó la tela que luce ahora en mi casa no tenga nombre, ni prestigio, ni material de primera; aunque ya les gustaría a muchos de los considerados genios de la pintura tener ese talento para trazar rectas y curvas.

No entiendo la pintura abstracta, ni el impresionismo puntillista ni la madre que los parió, en muchos casos los trazos son toscos, de muñeca poco entrenada y dudoso gusto estético, aún así adornan lugares bien visibles de casas pudientes como si fuesen lo más importante, un símbolo de poder. Me gustaría saber que tipo de conocimientos artísticos tienen los dueños de los mismos y si han dibujado alguna vez en la vida como para poder juzgarlos, yo lo que creo es que se escudan en la pasta que costó conseguirlos más que en el tiempo dedicado a pintarlos. Si gente como Velázquez, Vermeer, Miguel Angel, Leonardo, Dalí, ..., levantaran la cabeza se encargarían de tirar a la cloaca mucha basura disfrazada bajo un marco de pedrería. Sí, eso también es lo bueno del Arte, tiene diferentes acepciones y lo que a unos les parece una obra maestra, a otros, un bodrio sin sentido.

domingo, 2 de enero de 2011

Influenza

Me encuentro en plena fase de un virus del que creía estar protegido para este año, una cepa de gripe como inquilina (Lunes 11 de Octubre), seguro que el haber estado estos días con gente infectada me ha contagiado a mí también. Yo, un tío de mar, que supuestamente soy duro de salud, parezco un blandiblup por donde asoma una nariz con tuneado full-equipe de mocos láser y escape libre. Y mañana al curro.

Como cura de humildad no está mal, por ir de Capitán Inmune, siempre en manga corta y con los pies mojados. En mi trabajo, las más fatalistas, dicen que a partir de los treinta se pierden las defensas y pierdes temperatura. Vaya tontería, conozco a un tío que tiene sesenta y, aunque está chalado, anda descalzo y sin camiseta 365 días al año. Lo que empezarían a notar a esa edad -me refiero a mis compañeras fatalistas- sería la ley de la gravedad en carnes propias y con ello un descenso de fortaleza interior que ya se sabe que a perro flaco todo son pulgas y hay personas que necesitan tres pares de calcetines, dos de pijama y bolsa de agua caliente para abrigarse dentro de su propia casa calefactada, que el sentir frío de manera exagerada es inversamente proporcional a la cantidad de sangre que uno/a predispone para la vida o eso creo yo. Estas compañeras me dicen que cuando llegue a los cincuenta ya les contaré. Igual tienen razón.

Mañana se acabó la buena vida -diez días libres que volaron- y aunque es la segunda vez en tres meses que caigo enfermo en vacaciones, tampoco voy a darle mayor importancia. Son gajes del oficio.

sábado, 1 de enero de 2011

Espero sea tu año

Ayer, al comer las uvas de la suerte, pedí que tuvieras el mejor año de tu vida porque de las personas que conozco, eres la que más se lo merece. Como los deseos no se pueden comentar no puedo decir más, es personal e intrasferible. El año que viene espero poder escribir que los sueños se han cumplido.

Hablando de otra cosa, hoy terminan los partos con paga extraordinaria. Los niños, a partir de ahora, nacerán sin pan debajo del brazo. Para mi forma de verlo, incentivar económicamente un polvo me parece lamentable y quizá sería mejor donar ese dinero a organizaciones en favor de los más necesitados, lo digo porque en la mayoría de conversaciones en las que he estado, casi todas las opiniones van en la siguiente dirección: "si sólo dieran el dinero a los que lo necesitan -incluídos siempre los que lo comentan- aún estaría la ley en vigor". Y digo yo: ¿Dónde está el baremo de quién lo necesita y quién no? y lo que es peor, si fuese así ¿no estaríamos condicionando el futuro del país?. Quien quiera tener hijos tendría que ser consciente de lo que implica educarlo antes que una ayuda económica actúe como trampolín de ilusiones de corto alcance.