Translate

jueves, 31 de marzo de 2011

SMS

Hola chula, soy tu tío; sí, ya sé que no me conoces de nada, a decir verdad yo a tí tampoco, sólo por fotos. Ya has visto a tus padres y abuelos; la chica del pelo rizado negro es tu madre y yo soy su hermano, el único que tiene. La quiero un montón, para que lo sepas, igual te querré a ti también como ya lo sabe tu hermano, que además es el único que tienes y está esperándote, deseando jugar contigo.

Hoy haces diez días pero por circunstancias intestinales aún no puedes salir del hospital. En breve empezarán a darte alimentación, aguanta un poco, tu eres muy fuerte que yo lo sé; ese pelo negro y rizado te delata. Has tenido mucha suerte con los padres que tienes, te ayudarán siempre que lo necesites aunque por lo que puedo intuir saldrás bastante independiente como tu tío, el que aquí escribe en nombre de tu familia.

Bueno, tampoco tengo mucho más que contarte, mejor que lo descubras tu misma cuando salgas. Ah, recordarte que esa cicatriz que tienes en la barriguita tiene que ver con lo mucho que has peleado desde antes de nacer, ¿una luchadora tiene que tener marcas de guerra no?.

Hasta que nos veamos este sms lo guardaré en el disco duro de mi blog. En un futuro te lo enseñaré como prueba de tu valor. Eres especial y con el tiempo se demostrará.

miércoles, 30 de marzo de 2011

¿Nivel de COU?

Es imposible controlar un poco de todo; algunos lo intentamos sin descanso pero el resultado algunas veces sirve para quedar en evidencia por ignorantes.

Me considero una persona actual, procuro comprender el porqué de las cosas y creo estar capacitado para decidir por mí mismo. Vale, perfecto, campeón, un tigretón para el chaval. La realidad muchas veces supera la imaginación pero otras la deja a la altura del betún, me explico, hoy una compañera escuchó mis palabras e hizo pupita donde más duele: me dio una clase -con razón- de cultura de primaria.

En la tierra donde vivo -y nací- tenemos otro idioma, tampoco es cuestión de adentrarse en cual, que aunque ni es secreto ni difícil de adivinar, no quiero condicionar el blog con situaciones geográficas concretas. Bueno, al tema, el caso es que utilicé un tiempo verbal compuesto que no correspondía, mi compañera se quedó sorprendida, callada, esperando mi rectificación. Yo, que la conozco -ávida lectora- y sé de su nivel cultural, me ruboricé porque aunque consciente de mi error seguía sin lograr encontrar respuesta.

Después de darme cierto margen de reacción -bastante- corrigió sutilmente mi frase argumentando que no existen los tiempos compuestos en el lenguaje del que estoy hablando. Supongo que bajo su mirada he perdido puntos, culturalmente hablando claro está. Menos mal que me callé la boca, por mi mente pasaba replicarle, explicarle que no lo hablaba a menudo pero que como estudiante tenía nivel de COU; si se lo llego a decir creo que no me volvería a hablar más pero por tontolculo.

martes, 29 de marzo de 2011

Tocapelotas

Los martes a las diez voy a jugar una partida de fútbol 7 para colegas. Este mes me ha tocado llevar el bote; la caja de zapatos que guarda el dinero está en mi casa a buen recaudo.

Esta semana me tocaba ir a pagar la pista de Marzo. Como suponía que todo seguía dentro, no me preocupe de revisar el dinero del bote. Cuando le pregunté a la chica de la oficina cuanto se debía, abrí la caja, conté el dinero y me disculpé diciendo que volvería otro día. Los ciento sesenta euros que me disponía a pagar quedaron reducidos a unos escasos ochenta y tres con cincuenta y cinco. No daba crédito.

Llamé a mi novia mientras iba camino de un cajero a sacar la pasta que faltaba. Le pregunté si sabía algo y esta fue su respuesta...

- ¿Una caja azul?, ¿con dinero dentro?.

- Sí.

- Es que me hacían falta ochenta euros para llevar al dentista y no me daba tiempo a ir al banco, perdona, lo iba a poner luego, ¿no te haría falta?.

- No mujer, ya sabes que colgué las botas; la caja azul que estaba en la cocina era el Banco Central de los Pitufos.

lunes, 28 de marzo de 2011

Procesadora de vidrio

Quiero hacer un sofá con los botellines de una marca de zumos. Los tarros de los que hablo son de cristal verde musgo y supongo que triturando unos mil, en un bidón mezclados con resina de poliester, utilizaré un par de moldes para darles forma de sillón, unas pasaditas de pulidora como fin de fiesta y a ver que tal. Todos los días tomo uno en el trabajo, debo tener unos cuatrocientos metidos en cajas de cartón. Paranoias de cada uno.

En el piso inferior de la zona derecha de mi casa vivían animales hace unos cuarenta años calculo yo; era una pequeña cuadra, con un ángulo de caída sobre 15 grados y una altura máxima de dos metros diez en el fondo; los siguientes dueños decidieron cementar el suelo para utilizarlo como garaje manteniendo altura y desnivel. Su nuevo propietario -un servidor- cavó hasta nivelar y así aprovechar el espacio para algo productivo. Con el tiempo colocamos un muro e hicimos un cuarto de baño en la segunda división. A lo que iba, en la habitación que nos quedó la utilizamos de multiusos: garaje, tendedero, sala de música, local de ensayo, chapuzas varias. Es de sólo treinta metros cuadrados por si a alguien le interesa. Bueno, pues el sofá va para ahí.

domingo, 27 de marzo de 2011

¡Arriba la primavera!

Aunque aquí llueve y hace frío estos días, es de agradecer el cambio de horario que permite a los currantes que salimos a las siete de la tarde disfrutar de dos horitas de luz una vez fuera, tiempo suficiente para hacer lo que a mí me gusta.

Desde que terminamos las obras de nuestra casa no he parado. Toda la sangre que tengo la aprovecho en darlo todo en todos los aspectos. Ni que decir tiene que muchos de esos momentos han sido para uso personal, alimentando mi lado egoísta por un lado y ayudando al prójimo por otro que aunque suene incongruente puede ser compatible. La verdad es que soy un tipo feliz en general, de lo malo ni me acuerdo.

Mi sobrino -por parte de mi novia- el mayor -con dieciséis- tiene vena deportista. Aunque es judoka, siente especial devoción por los deportes modernos. Le da al parkour, monopatín, mountain-bike o cualquier cosa en la que haya que saltar mobiliario urbano. Este domingo quedé con él para pasar el día; al chaval le gusta el deporte que practico y últimamente queda conmigo los fines de semana. Tengo que reconocer que es empecinado, no tiene ni puta idea pero se esfuerza un montón, le gusta y tiene ganas de aprender, requisitos básicos para progresar. Estoy encantado de llevarlo.

viernes, 25 de marzo de 2011

Tras la tiniebla

Cuando pasa la tempestad, viene la calma; en mi caso es lo contrario: cuando pasa la calma, viene lo bueno. Las condiciones marítimas estos días en mi tierra son de total benevolencia, está perfecto para salir a remar con un bote por las playas más salvajes, algo inusual para la época del año en la que estamos. Mañana la cosa cambia, menos mal.

Estar de cara al océano te da un puntito asilvestrado necesario en nuestros tiempos de bífidus, lactobacilus y antivirus. Estamos poniendo en plan pijo a nuestro organismo, nuestras defensas se basan en alimentarnos de productos perecederos que crean dependencia física y psicológica. Son pequeñas dosis de vitaminas, minerales, carbohidratos y aminoácidos esenciales pero que luego, a la hora de esforzarnos de verdad no sirven para alcanzar niveles extraordinarios si no más bien para sentirnos indefensos el día que no los tomamos. Los niños recién nacidos ya no traen un pan debajo, llevan un termómetro.

Mucha gente de mi edad que conozco y que no practica deporte, suelen quejarse de algún tipo de dolencia cuando lo más normal sería que nos quejásemos nosotros, tíos más propensos a las lesiones.

jueves, 24 de marzo de 2011

3 páginas vistas

Cuando miro las estadísticas del blog y encuentro entradas de gente que vive en sitios como Singapur, Canadá, Australia, Chile, Irán, Rusia, ... me entra la risa floja. Confirma las espectativas que tengo sobre la red, en la vida real resultaría imposible para un tío normal como yo acceder a lugares como estos de los que hablo. Impresionante.

La primera vez que sentí la curiosidad de echarle un ojo a la audiencia me corté a hacerlo, por cuestión de principios consideraba imprescindible no prestarle atención; al igual que todavía hago con los blogs que hablan de temas parecidos a los que yo comento, del color que yo lo veo significaría contaminar la frescura que hizo nacer esta idea de publicar para uno mismo a los cuatro vientos; bueno, es una forma de llamarlo. Para autoconvencerme de que no corrompería mi personalidad si pinchaba sobre el botón Estadísticas, pensé en lo que comento en el parrafo anterior: ¿Dónde se puede llegar con esto sin publicitarse de ninguna manera ni comentárselo a nadie?, la respuesta apareció en el mapa de visitas. Mágico.

Aunque muchas de estas personas hayan cerrado la página en cuanto la abrieron por carecer de interés, estar en otro idioma, ser un pestiño, accidentalmente, no encontrar lo que buscaban, ... han conseguido que realice uno de mis sueños más deseados: expresar mi opinión sin barreras ni influencias. No es que tenga nada que aportar, es una forma de soltar lastre y opinar sobre historias que resultaría dificil de hablar con los colegas. Por circunstancias personales tenía la necesidad de escribir, muchas veces hace falta un empujón emocional para volcarse en algo íntimo como pueda ser un blog. Energía liberada.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Hablemos de política

Hoy voy a comentar un tema que le sucederá a mucha de la gente que escribe para ser leída. Aunque no me considere uno de ellos tengo que reconocer que ciertos caramelitos son atrayentes se miren desde donde se miren. Para mí, la política es la megagolosina y aunque procuro no hablar de ello, algunas veces saco la lengua a paseo.

Del color que yo lo veo muchos creemos tener capacidad para tomar decisiones y dar soluciones en cualquier aspecto relacionado con el país: terrorismo, política, empleo, medio ambiente, defensa, emigración ... por eso es normal criticar la labor de quien desempeña el oficio de gobernar. A veces imagino que estoy en ese puesto, soñar es gratis, cuando llega el momento de ejercer, pongo ejemplos de mi vida cotidiana, aspectos en los que he mediado, con mayor o menor fortuna; tengo que reconocer que he lamentado haber dicho muchas frases en momentos importantes de mi vida por no desempeñar bien mi labor como mediador. Si en una simple existencia como la mía no he tenido el acierto necesario entre las muchas opciones a elegir, como voy a ser capaz de hacerlo con todos los demás, es de género de bobos no aceptarlo. Si en alguna ocasión -han sido varias- he ejercido mi derecho a réplica -estoy hablando de política- es porque considero que la crítica alimenta la imaginación y la autoexigencia, necesarias a partes iguales cuando se trata de dirigir un bien común. No quiero pensar que cuando se equivocan lo hacen por egoísmo si no más bien por torpeza porque de no ser así estamos jodidos.

Claro que tengo una ideología, muy acusada diría yo, pero no es cuestión de admitirlo, más bien de sentirlo. Es algo interior y poco recomendable para compartir con los demás cuando eres persona de hechos más que de palabras, todo lo contrario a la política y a muchos ciudadanos que comparten esa misma filosofía. Hablar mucho implica enseñar el gayumbo pero quizá, cuando haya que mostrar los huevos, no todos estamos a la altura. A los políticos, antes de pertenecer a ninguna cúpula de partido, tendrían que hacerles un examen de ingreso. Cualidades necesarias: valentía, cordura, equilibrio, respeto, sensibilidad, comprensión, altruísmo, ...los que no superen la calificación, a otras tareas.

martes, 22 de marzo de 2011

Una más en la familia

Hoy a las dos de la mañana ha nacido la hija de mi hermana, por lo tanto mi sobrina, que viene a sumar enteros para echarle una mano a su madre el día de mañana con las tareas del hogar. Falta le va a hacer que la niña le salga espabilada porque entre el trabajo, dos niños, su marido en Madrid por semana y demás actividades extraordinarias va a tener que arañarle tiempo a todo como hace su hermano, que aunque no tiene hijos es peor que si los tuviera. Disponer de una madre como la nuestra ayuda bastante, es un cielo de mujer.

La progresión de nuestra familia va mejor que la economía del país: hace un mes nació otro sobrino -por parte de mi novia- y con esta última llegada ya son siete los elementos de nueva generación que pululan por aquí. El mayor tiene dieciséis y es más un coleguita que un sobrino; aparte de ser un chaval cojonudo tiene unas aficiones parecidas a las mías así que digamos que es un poco el ojito derecho de su tío político; la pequeña, con sólo unas horas de vida, viene a colmar de felicidad a sus padres y a su abuela materna pues lo deseaban tanto como el primero, que a día de hoy cuenta con tres años y dieciocho días.

Le deseo a mi sobrina la mayor salud y felicidad posible porque eso multiplicará por mucho la alegría de su familia.

domingo, 20 de marzo de 2011

Aplausos

Cuando hay niños de por medio puede suceder cualquier cosa, si encima tienen entre dos y cinco años más probabilidades para morirse de risa. Nuestros sobrinos, al igual que casi todos, son la ostia, tienen ese punto de descontrol en el lenguaje que hace que fabriquen frases más o menos coherentes con palabras que van cogiendo de la escuela, los dibujos animados, los mayores, las actividades, ...en boca de ellos suenan diferentes.

Estábamos jugando con dos sobrinas al juego de zapatito quieto es: uno panda y dice la frase sin mirar a los demás que mientras tanto se acercan corriendo hacia el lugar donde está éste, intentando llegar el primero sin ser visto. Supongo que la mayoría ya conoce el juego. Cuando le tocó el turno de pandar a la más pequeña -tiene dos años- se colocó en posición perfectamente, se tapó los ojos y soltó la frase: un, dos, tres, zapatito lila....y se quedó tan ancha. Había mezclado el juego con la canción de a mi burro; aunque le explicamos entre carcajadas como era la frase correcta, ella siguió con la suya unas quince veces más. Si a cabezona no hay quien le gane.

jueves, 17 de marzo de 2011

Te reíste nerviosa

Aunque esta entrada la he creado el día 17 no la escribo hasta ahora 23:06h del día 20. Sí, es una trampa pero lo que voy a comentar no tiene fecha de caducidad, es atemporal como lo es tu risa porque ya la había escuchado antes con la misma intensidad.

Como cuando respondí al teléfono no contabas conmigo pude comprobar tu reacción natural, te sorprendiste gratamente, creí que lo sentías realmente así por tu respuesta. Es un placer percibir que valoras mi forma de ser, viniendo de quien viene es más que un halago. No tengo mucho más que decir al respecto pero considero que merece ser recordado como un pequeño hallazgo.

La otra parte importante de la noticia es saber que independientemente de lo poco que nos comuniquemos, los dos sabemos que no es necesario tener relación alguna para apreciar a una persona.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Reloj de arena

Quedan cuarenta y cuatro minutos para la media jornada. A las dos vuelan los pájaros del nido para visitar la costa sinuosa y escarpada de la tierra donde viven.

Es lo más parecido que encuentro, dentro de mis limitaciones horarias, para sentirme libre: el mar, la virginidad de las playas, el viento levantando la arena en dirección al agua, el olor, los animales en su entorno, la sutil brutalidad del sonido de la rompiente, el fluir de la naturaleza, ...sí, ya sé que esto no es la llanura del serengueti pero a mí me vale.

Cinco minutos quedan para el momento de partida, unos catorce minutos más y estaré en la cresta de la ola, donde me siento más yo que en ningún otro sitio. Cuando está bien, no lo cambio por nada, disfruto como los otros seres vivos de este ecosistema. Sin más artificios que los que llevo puestos.

Riiing-riiing, son las cuatro menos veinte, recojo mis bártulos y salgo pitando que llego tarde a trabajar. Mañana es otro día. Hasta luego chavales.

lunes, 14 de marzo de 2011

Anonimadas

Hay que ver lo buenos que somos dependiendo con quien nos comparemos, cuanto más abajo miremos más nos gustará nuestro ombligo. Teniendo en cuenta que independientemente del grado de conocimiento que empleemos en una materia siempre habrá alguien mejor, es recomendable establecer comparaciones con los más capacitados para tener siempre un puntito de humildad necesario en estos tiempos en los que con sólo dos clics de ratón podemos acceder a lo que se cuece por ahí. Internet es un manual imprescindible para reconocer impostores o fantasmas.

Una cosa es tener talento, otra ser sacrificado y otra muy distinta es intentar una combinación de las dos soltando palabritas sin demostrarlo a pie de cancha. Como yo soy un tío que suelo estar en la arena, donde sueltan a los leones, todo esto que voy a comentar me pilla descolocado.

Hace un par de días les explicaba a unos colegas lo mucho que me gustaba el deporte que practico porque es bastante anónimo, sólo un punto negro en la distancia que podría ser cualquiera, esto me permitía disfrutar más si cabe, bajo esta perspectiva no hay nada que demostrar. Difiere mucho de lo que se cuece en realidad, los que nos encontramos allí tenemos una competitividad tremenda entre nosotros. No somos los mejores y lo sabemos pero al ser una práctica individualista fomenta todo esto que comento. Bueno, a lo que iba, mucha de esta gente sale de esa cancha de la que hablo y disfruta regalándose una flores que no se merecen pero que se encargan de mostrar a cuantos más mejor. Un servidor, que aunque calla no es tonto, sabe lo que ocurre en la mayoría de estos casos: el que farda es un petardo y lo que cuenta es un farol. Desde este punto de vista -extremista- sólo hay dos opciones que yo conozca: o haces mutis por el foro o lo rebates todo reventando fantasías ajenas. Prefiero lo primero, no hay nada peor que apagar ilusiones y por ahí sí que no paso, total no hacen daño a nadie.

Quisiera pedir perdón a todas aquellas personas que teniendo facultad para escribir deciden no hacerlo y a cambio prefieren perder un minuto en leer las cosas que cuentan tipos como yo, menos dotados técnicamente. Sé que puede parecer contradictorio reflejar mi nombre en este blog pero lo considero una manera de dar la cara, no tiene mayor valor.

sábado, 12 de marzo de 2011

Mama tierra

Cuando muchos de nosotros pensamos que tenemos un lugar en este mundo; cuando creemos que esforzarse en la vida lleva a conseguir las metas que te propongas; cuando pretendemos estar por encima del bien y el mal; cuando nos hacemos fuertes o lo aparentamos; cuando logramos estabilidad....viene una ola y arrasa pueblos, vidas, sentimientos, civilizaciones.

Con respecto a la naturaleza, los seres humanos no somos nadie, simples seres vertebrados que como tales se rompen a la mínima. No soportamos el calor extremo, ni el frío, ni las tormentas, ni la carencia de oxígeno, ni siquiera un golpe brusco o una presión indebida; debajo del agua no aguantamos nada, no somos anatómicos, no volamos tampoco de manera natural y nos desplazamos con medios artificiales para avanzar una mayor distancia.

Por toda esta serie de cosas y muchas más que dejo en el tintero no me creo tan especial como para pensar que lo que hoy ha sucedido en Japón no pueda ocurrir en un futuro aquí. Lamentablemente podemos estudiar geología, astrofísica, matemáticas pero no conozco a nadie que haya dicho con unos días de antelación que iban a desaparecer del mapa poblaciones como Miyagi a consecuencia de la subida de las aguas. Familias enteras que han perecido al igual que lo han hecho sus ilusiones, sus metas, sus esfuerzos por salir adelante.

Del color que yo lo veo, me pregunto: ¿Dónde estaban los videntes de los 806 en los días anteriores a que todo esto sucedió?, ¿Y Dios-Yahvé-Alá-Confucio?. Claro, no me acordaba, la historia se escribe así, a base de desgracias, para que el ser humano aprenda. Grandes misterios esotérico-religiosos que continúan alimentándose en pleno siglo XXI.

jueves, 10 de marzo de 2011

Vuelta a la normalidad

Con la doña de nuevo en casa vuelven también las costumbres televisivas, de pasarme cinco días viendo peli por la noche he cambiado a cinco horas de maratón de gh que aunque suene parecido no significa lo mismo. Hoy era la final y en la tele los miembros de la casa, los de fuera y  los de dentro, debatían sobre quien merecía el premio. Con un ojo en el portátil y otro en la tv voy amortiguando el momento mientras pregunto a mi novia tal o cual aspecto de los concursantes, que luego dicen las mujeres que los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez, esto además me sirve para charlar un ratito con ella que no todo va a ser conversación trascendental. Y aunque el tiempo está despejado seguimos siendo dos pingüinos en un sofá como comentaba hace unos días en Sólo uno más, 1 de Marzo .

Voy a aprovechar para acoplarme con la mantita, un colacao y a ver si dormimos que mañana es viernes.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Fabricando mi silencio

Siento especial admiración por la gente profunda, aquella a la cual se la ve que tiene mucho que decir pero que no lo demuestra salvo cuando es estrictamente necesario. Como yo soy una persona más superficial y esta cualidad no la traje de serie pongo todo mi empeño en intentarlo. A juzgar por los patrones que tomo como ejemplo, espejos en los que me gustaría reflejarme, tengo mucho que aprender todavía, eso sí, sabiendo de antemano que nunca seré como ellos/as porque hay aptitudes que se tienen o no independientemente de la actitud en el empeño.

Comentábamos en una discusión entre amigos la repercusión de los programas del corazón y reality-shows. La mayoría de los que allí estábamos teníamos posturas radicales unos con los otros. Tengo que decir aunque me duela reconocerlo que de las personas allí presentes, las que yo considero reflexivas, intuitivas, emocionalmente estables, comprensivas y responsables eran aficionadas a este tipo de programas, la mayoría mujeres por cierto. Entre los miembros de la oposición estaba yo, aunque a juzgar por lo que comento en el párrafo anterior sería lo normal, ¿no?.

Es que muchas veces los que nos consideramos inteligentes por no ver ese tipo de historias somos más bobos que nadie, sobre todo por demostrar comportamientos como el de disparar antes de apuntar.

martes, 8 de marzo de 2011

Saltan las lubinas

Hoy, aunque al igual que otros muchos días estaba solo en el agua, esta vez me acompañaba próximo un pescador, que después de pegarse una caminata por un paso del acantilado se encontraba encaramado a una roca afilada de unos seis metros de altura sobre el nivel del mar, al abrigo de los golpes que éste largaba, protegiéndose detrás del islote que da fama a esta playa. A unos cincuenta metros esperaba yo la rompiente mientras miraba de reojo al hombre con su faena: echaba cebo al mar, encarnaba y lanzaba la línea. En varios momentos, cuando venía la serie, las olas alcanzaban una altura considerable, y cuando la resaca pasaba yo volvía a mirar al pescador, a ver si se inmutaba con mi presencia porque quizá, un poco egocéntrico por mi parte, creía que estaría pendiente de mis movimientos fluídos en el agua picada. Ni puto caso, el tío a su historia, pasando de fantasmas.

Hablando de otro tema, ayer pasé el cuarto de hora más aburrido -sin contar cuando me apunté en un gimnasio- que recuerdo: entré en el solarium y no aguanté ni los veinte minutos del temporizador. Es imposible, no hay feeling entre nosotros.

domingo, 6 de marzo de 2011

El otro Rodríguez

...Piruburipurirú-puriburipuribá... (suena el móvil)

- ¿Hola?...¿Qué tal?
- ¿No quedaste de llamarme? -tono enfurecido-.
- ¿Yo?, ¡quedaste de llamar tú!, ¿cómo te va?
- Bien -acento gallego-, lleva lloviendo todo el día.
- Aquí hace un sol tremendo, vaya casualidad. ¿Qué tal el viaje?.
- Tuvimos que esperar más de la cuenta en Madrid y llegamos a Tenerife muy tarde. El apartamento que cogimos está muy bien, hay mucho ambiente por las calles. ¿Tú qué tal?.
- Perfecto, por aquí ando, de jardinero, con el buzo y la motosierra. Todo bien, el perro también, lleva conmigo de paseo todo el fin de semana.
- Cuidate mucho, un beso.
- Otro, pásalo bien.

Tampoco tenemos mucho más que decirnos, nuestra relación es sincera; a veces puede parecer fría y quizá lo sea pero no fingimos situaciones irrelevantes que a fin de cuentas son pan para hoy y hambre de mañana. Del color que yo lo veo tiene mayor valor un gesto puro suyo que cincuenta detalles provocados para contentar a la otra persona. Cuando vuelva diré que la he echado de menos.

sábado, 5 de marzo de 2011

Entre herramientas de jardinería

Como todo el mundo se ha ido de vacaciones por ahí y me han dejado tirado, consigo autoflagelarme cortando la hierba del terreno de mi padre, del mío y del espíritu santo si llega a tener parcela. No debería de quejarme porque más se esfuerzan en aguantarme cada día y no protestan pero cuando le toca a uno es donde se ve el detalle.

Me he puesto el mono de trabajo con sus botas de agua reglamentarias para cortar y podar lo que se me ponga por delante que tampoco le voy a hacer ascos a nada: un campito por aquí, una camelia por allá, el olivo, el limonero, la parra de las uvas ... si por chollos no va a ser, hay aquí para dos semanas. Es que si me pongo también haría falta pintar el muro, arreglar la bodega y el garaje, quitar malas hierbas de las jardineras, ... no es que tengamos mucho terreno donde obrar es que lo que hay está todo apiñado. El año pasado tuvimos que tirar dos palmeras que nos costó lo suyo cortarlas porque medían unos diez metros de altura por tres o cuatro de circunferencia; por cierto, hay pocos árboles tan cochinos como una palmera, están todo el día soltando dátiles que o bien vuelven a brotar una vez arraigan de nuevo en la tierra o se pudren dejándolo todo perdido; además suelen ser nido de ratones por la cantidad de recovecos que tienen entre sus ramas.

Si no fuese tan vago para la agricultura sembraría unas lechugas, patatas, pimientos de padrón o lo que fuera; tendría unas gallinas ponedoras y un par de capones para darles la estocada en navidad. De momento tengo un proyecto de huerto en mente para el 2012 que si no ocurre nada que lo impida alegrará las futuras comidas. Ya me gustaría disponer también de un invernadero pequeñito para plantar unos fresones que salieran parecidos a los de Palos de la Frontera. Si alguien tiene semillas de las buenas -y resistentes para torpes- tengo una dirección de correo, disponible siempre para recibir noticias agradables.

viernes, 4 de marzo de 2011

Regueros de agua chirla

Hoy me encontraba solo al mediodía en una playa cercana a mi trabajo, las condiciones eran perfectas para mí: nordeste flojo y mar con olas entre un metro y metro y medio limpio. Marea a dos horas de la pleamar. Un cormorán me bacilaba sumergiéndose a treinta metros de distancia y apareciendo a escasos dos  para volverse a zambullir no sin antes mirarme simpático. Estábamos los dos bastante contentos la verdad.

Hay días en que no entiendo como no hay nadie en el agua. Otras veces está horrible y cincuenta tíos dentro. Me prometí que escribiría más sobre situaciones de este tipo, siento una sensación bastante especial cuando ocurre lo que cuento. Los pescadores también lo sienten y por eso van a la costa aunque sepan que no van a pescar, cuando vuelven para casa están alegres igualmente. Es lo que te da a cambio el océano por tu dedicación constante pero ya he comentado en otras ocasiones que no sé como explicarlo con palabras.

En mi tierra también tenemos ría y desgraciadamente las obras de la depuradora continúan progresando poco y mal. Cuando la marea está baja los olores en las zonas próximas a los desagües son como una cloaca que alcanza kilómetros de radio. En estos lugares vive casi toda la población, sufriendo sus consecuencias con más costumbre que resignación, esperemos que en un futuro próximo la pasta llegue como tiene que llegar y si no que no proyectaran nada. Este año tendría que estar terminado. Mientras tanto de las cañerías de toda la ciudad regueros de agua chirla siguen brotando mierda al mar.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Ánimo campeón

Venga, alegra esa cara que no es para tanto. Si realmente tienes ganas de llorar hazlo porque te aliviará pero si no es así piensa si merece la pena pasar este día amargado cuando no hay nada que pueda cambiar la situación. Todo influye, ya lo sé, una suma de tantos hace una montaña aunque tú eres fuerte, no sueles tener bajones. Recuerdo tu duende, eso no se compra, se tiene o no se tiene, debería ser suficiente para sentirte afortunado. Recoge los mocos y sal a la calle como hace un niño cuando tiene los deberes hechos porque también tú los has acabado. Tienes todo controlado.

Ya sabes que estoy aquí para lo que haga falta aunque del color que yo lo veo no necesitas nada porque pilotas en la vida mejor que nadie.

P.D.- Aunque nunca te hayas dado cuenta sé perfectamente como eres y lo que vales. Serán felices siempre, no te preocupes por ellos.

martes, 1 de marzo de 2011

Sólo una más

Cuando papá y mamá dejan de ser protectorado oficial ya no queda más remedio que tirar millas. En mi casita ya no queda gasoil para la calefacción y no hay dinero para rellenar el tanque. Somos dos pingüinos en un sofá del polo norte: blancos, rígidos como estacas, con la nariz fría como las piedras y los pies sin sentimiento. No, tampoco tenemos leña para la estufa de la cocina porque se nos acabó el finde asi que hoy va a ser una noche a unos molones cinco grados de temperatura. Mi novia tiembla sólo de pensarlo.

Espero que sea la última ola de frío de la temporada, hasta el año que viene no creo que podamos poner la caldera de nuevo porque hay que ajustar el cinturón después de querer irnos de vacaciones en invierno. Supongo que la moraleja es que no da la pasta para todo, ya la conozco de otras veces. Que nos quiten lo bailado, tú a los carnavales de Tenerife y yo a esquiar a Sierra Nevada. Si no hacemos estas cosas no nos vamos a ningún sitio, los dos sabemos que tienes toda la razón cuando lo dices aunque me joda reconocerlo y ahora esté pelándome de frío acordándome de lo que me gasté de jarana.