Translate

sábado, 30 de junio de 2012

Huir de la tormenta

Soy de los que cree que para llegar a tener cierto control de la situación hay que saber manejarse entre disturbios. Cuando evitamos la mar rizada malo, a la larga lo único que se consigue es saber pilotar en condiciones favorables. Y si un día el barco se mueve encabritado no habrá patrón cualificado con agallas para ponerlo derecho.


Odio la dejadez, me parece una forma de cobardía, es como huir de la tormenta; por eso no podemos estar de acuerdo aunque vayamos en el mismo barco, y aunque quizá mi rumbo es erróneo porque no miro los mapas tengo claro que no voy a dar más rodeos de los que ya llevo dado: no me han llevado a ningún sitio. Estoy cansado de pulular sin objetivos por una balsa de aceite, prefiero la mar rizada, hasta aquí podíamos llegar. Una de dos, o me dejas llevar el timón donde yo quiera ir o contrata otro patrón más sumiso que me bajo aquí mismo a pesar de la vuelta a nado.

jueves, 28 de junio de 2012

El cocido, la parienta y los manolos

La idea que tengo de cualquier profesional de los fogones es la de una persona que por encima de todo busca la felicidad de los demás, les tengo mucho respeto, por eso cuando de vez en cuando incluyo en el blog alguna receta de cosecha propia lo hago con esa intención. Hoy toca comida de pota, los siguientes tres días tendré material suficiente -y variado- para mantenerme en pie: costilla, chorizos, jamón, espinazo, patas, orejas, morritos y rabitos, patatas, garbanzos, verdura, ....un festín. Si a alguien le interesa el modo de preparación al estilo Berce aquí dejo un enlace.

Bueno, a otra historia, ésta más sentimental. Todos los mediodías desde hace años caminaban juntos por el paseo marítimo, entre los dos suman más de ciento sesenta y aunque supongo que habrán tenido problemas a lo largo de sus dilatadas vidas parecían quererse como el primer día. Hace tiempo que ya sólo camina él; espero que ella dejase de hacerlo porque se apuntó a clases de pilates.

Hablando de deportes, se está jugando el partido de semis entre italianos y alemanes. Los de la azzurra le están dando boleto a los de Löw, se comieron su centro del campo y parecen claros finalistas, je, je, je, como era el dicho, ¿afortunado en dinero desgraciado en pasiones?. La final de la Euro la jugarán los Primos de Riesgo. Creo que ganaremos porque desde que televisan los manolos tenemos una flor en el culo.

miércoles, 27 de junio de 2012

Doble sesión

Con estas condiciones meteorológicas es un crimen no aprovecharlo, los dos últimos días han sido físicos sobre todo, el tema estaba algo flojito, más bien me he reventado porque me ha dado la gana. Quizá tenga que ver en ello la rascada del sábado, había que eliminar toxinas a fin de cuentas.

Otros que también entrenan aunque éstos de verdad juegan mañana un partido de semifinales, la historia es que aunque me caen bien los portugueses en general me fastidiaría que ganasen la Eurocopa, antes prefiero a la Italia de Pirlo que no sé que me da que van a jugar la final. Ver como Ronaldo levanta el trofeo de vencedor, mejor jugador y máximo goleador sería un desastre para los valores del deporte que a mi me van. Eso sí, el tío es un fiera como ninguno.

Jugamos de rojo, vamos chavales.

viernes, 22 de junio de 2012

Hambre de lobo

Cuando no has comido nada contundente durante todo el día -3 huesitos, dos magdalenas, un zumo y dos cafés-, trabajaste durante ocho horas, dos horas más de deporte fuerte y otras dos horas cortando la hierba, el cuerpito dice basta. Necesito chicha de manera urgente.....en breve espero comerme un churrasco que me quedaron de traer a pie de casa, lo necesito para ya. Muerdo.

Mareos desnutritivos aparte llevo una semana bastante operativa....lo dejo aquí que oigo un coche...

lunes, 18 de junio de 2012

Cuentas claras

Tener un blog de temática personal, reflejando tu punto de vista sobre todo lo que se te ocurra, un poco al estilo del que aquí lo intenta, es un arma de doble filo: puede servir para sincerarse con uno mismo pero a la vez mostrar el concepto de lo que nos gustaría ser pero no somos. Es una duda que me asalta y me gustaría aclararmela si soy capaz de ello.

Test de BerceBlog:

1. ¿Intentas mostrar aspectos positivos de tu personalidad en lo que escribes?. Sí.
2. ¿Y negativos?. Pocos.
3. ¿Pretendes dar lecciones de moralidad?. Más veces de las que quisiera.
4. ¿Huyes de la autopublicidad?. Lo intento.
5. ¿Escribes por venganza?. Creo que no; bueno, a decir verdad alguna vez sí lo he hecho.
6. ¿Eres sincero?. Cada día me esfuerzo más en serlo, soy menos de lo que quisiera si sirve la respuesta.
7. ¿Buscas beneficiarte economicamente de esto?. No.
8. ¿A cuánta gente conocida le has dicho que tecleas aquí?. A dos personas, necesariamente así lo entendí.
9. ¿En cuántos sitios te has anunciado-publicitado?. En uno. Un pequeño ataque de ego.
10.

Amortiguaciones

Entiendo que sólo se vive una vez, cada cual lo verá a su manera, la mía tiene que ver con el aprovechamiento del tiempo, las herramientas están ahí para ser utilizadas, pertenecen a la madre naturaleza y es una pena no hacer uso de ellas.

Entiendo que tengo fecha de caducidad, independientemente de todo vengo limitado de serie, como todos. Este ir haciéndome viejo puede servir para algo, quizá pueda recoger el fruto de las semillitas que fuí plantando; o no, la verdad es que cada vez me importa menos el futuro, quizá realmente nunca planté nada que fuese a brotar alguna vez. Lo que sí tengo claro es que a poca gente le he hecho daño conscientemente y que no me muevo diferente ante intereses económicos, ya me parecen suficientes argumentos para este desnutrido pescadito.

Entiendo que hablar con la gente mirándole a los ojos sin nada que esconder es un privilegio que quiero mantener mientras viva, está por encima de casi todas las cosas. A partir de hoy puedo volver a mirar a una persona a la cara porque hemos hablado y amortiguado reacciones. Espero que dure mucho tiempo aunque nuestras posturas sean muy distintas.

viernes, 15 de junio de 2012

Capitán escobillas

Depende del ambiente en que te muevas puedes parecer un lumbreras o un imbécil, no es una cuestión de capacidad ni de cultura, es imagen y personalidad más que nada, de poco sirve ser un erudito para ciertos menesteres. Como la mayoría opinamos desde fuera, por lo que vemos u oímos, y lo que nos llega es muy turbio, me gustaría dar un pequeño punto de vista sobre asuntos internacionales. Sí, suena fatal y no me lo merezco pero hay ocasiones que el pringao de turno quiere protestar.

En las altas esferas pasa lo que en los barrios, existen pandillas y cada miembro de las mismas ejerce su papel por la suma de como va afrontando las controversias con los otros miembros de su grupete más como lo hace con las que ocurran con los demás. Es decir, va asumiendo el rol que se merece; nosotros, los españoles, nos merecemos  ser representados por gente con dos cojones -u ovarios- que independientemente del partido que formen parte se dejen la piel por nosotros y nos defiendan a muerte por encima de crisis y primas de riesgo. Los políticos dicen que no se puede comparar a España con Grecia; claro -las estadísticas socioeconomicogeográficas están ahí-, ya lo sabemos, si España cae, adiós al Euro. A eso hay que agarrarse, tenemos peso, aprovechémoslo para levantar la cabecita y dirigir la nave con valentía. Por nuestra parte, si creáis puestos de trabajo, prometemos darlo todo para que esta renqueante economía crezca hasta pillar a la alemana.

jueves, 14 de junio de 2012

Ahora estará durmiendo

Tendrá unos diez años, supongo que el año pasado hizo la primera comunión y quizá pronto dejará la mochila y el chandal para sustituirlos por una bandolera y pantalón vaquero ceñido porque así parecerá más chica. Su abuela la recoge todavía cuando llega del autobus. La parada está en plena carretera comarcal, la vía pica hacia arriba unos ocho grados de media en la dirección que lleva el autocar, éste señaliza a la derecha y orilla, no cabe en el arcén, la mitad izquierda del bus rebasa la línea delimitadora; se detiene, en la orilla contraria dos señoras esperan a que sus nietas bajen. Se abren las puertas traseras.

Son las cuatro menos dieciséis minutos de la tarde y salgo pitando de hacer deporte a medio vestir porque a las cuatro entro a trabajar de nuevo, dieciséis Kilómetros de carretera hasta mi destino, no creo que llegue a fichar en punto....nada nuevo. Después de subir la colina, la vía pica hacia abajo unos ocho grados de media, afronto una recta descendente entre guardarrailes e hileras de eucaliptos, tengo paso libre hasta un autocar que está haciendo parada en dirección contraria, no parece haber problema para acelerar pero dos mujeres enfrente me hacen suponer que esperan un transporte escolar. Gracias a un pequeño recurso llamado prudencia que de momento no tengo muy desarrollado pero que suelo usarlo con menores, desaceleré hasta más o menos treinta kilómetros por hora -tramo limitado a noventa- antes de llegar a la altura del transporte. Desgraciadamente una de las niñas arrancó por detrás del bus, corriendo nerviosa hacia su abuela, cruzando la vía sin mirar justo cuando yo pasaba; sin visibilidad por ambas partes frené a tiempo gracias a la deceleración previa, de no ser así la niña acabaría estampándose contra la parte delantera de la furgo y creo que habría una desgracia. Bajé la ventanilla del copiloto y con voz asustada grité: ¡¡No lo vuelvas a hacer nunca!!. Su abuela supongo que también lo hizo, visto como quedaba zarandeándola cuando miré por el retrovisor.

Continué dirección al trabajo recorriendo los catorce kilómetros que todavía me quedaban pensando en lo aleatorio del azar. Pasadas las doce de la noche sigo pensando en ello. Ella ahora estará durmiendo, hoy madruga para volver al cole.

lunes, 11 de junio de 2012

Historias de igualdad

Un servidor, que se ha criado con una hermana de prácticamente la misma edad bajo la tutela de unos padres afortunadamente modernos, tuvo las herramientas necesarias para concederle el valor que se merece a la palabra Libertad. Otra cosa es que las haya utilizado convenientemente, pero ahí estaban. Una de las máximas es que hay que dejar a la gente ser ella misma sin presión, extorsión ni intimidación; uno de los defectos es que muchos de ellos/as no tienen voz propia y necesitan de alguien que los guíe, les/as aconseje, los encauce.

Esta introducción indeseadamente moralista viene a cuento porque a veces se confunden los términos, lo que para unos/as significa sumisión para otros/as es acercar puntos de vista, y ante esta falta de claridad en las definiciones más vale partir de un acuerdo que guerrear toda la vida. Bajo mi humilde punto de vista hombres y mujeres no pueden desempeñar las mismas tareas -habrá excepciones- porque las cualidades no son las mismas. Entender esto como una desigualdad me rompe los esquemas, al igual que lo hace cuando el marido manda a su mujer que le planche la ropa o ésta le exige que pinte las paredes de la salita sin existir un previo acuerdo de por medio.

Hay mujeres que confunden hembrismo con feminismo, que según Wikipedia es un conjunto heterogéneo de ideologías y de movimientos políticos, culturales y económicos que tienen como objetivo la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, intentan construir radicalizando todo lo que han conseguido. Entiendo que han sufrido mucho pero mirar al pasado para lograr objetivos no hace más que alimentar un futuro odio, más aún cuando muchos de nosotros ya tenemos claro de que pie cojeamos cada género.

P.D.- Del machismo no hablo porque está ahí, a la vuelta de cualquier esquina.

viernes, 8 de junio de 2012

Ojito

Tengo especial cuidado con mi hombro. Puede parecer que ando a las locas porque lo ejercito mucho pero de eso se trata creo yo. Aún así no arriesgo con ciertas posturas, estoy disfrutando de veras mientras no me llaman para operar.

Estos días son para recordar, reflejar este estado vital puede servir para futuros contratiempos, espero que dure el físico, la furgo, la salud de la familia, el trabajo, el ....
Disfruto con lo que tengo y lo que soy, es un momento bueno que hay que aprovechar para todo, mientras no se acaba es mejor vivirlo con intensidad. Ahora toca Eurocopa para rematar la faena. Y el agua buenísima!!.

Para poner las cosas en su sitio tengo varias entradas para recordar, empezando por la primera de todas; parece mentira, en un año y pico que llevo tecleando cosas por aquí la de recuerdos que tengo guardados en formato html. Es fabuloso.

miércoles, 6 de junio de 2012

Un día pluscuamperfecto

Poco hay que decir cuando te devuelven la furgo después de veinte días en el taller -enésima vez que lo visita-, compras material deportivo de buena calidad a mejor precio y te ponen la cena en la mesa. He ido a visitar a mis sobrinos que con el cuento de no tener coche para mi solo hacía casi el mismo tiempo que no los veía. He llevado una tarta para mi hermana y mi madre y un libro de dinosaurios para mi ahijado, lo he hecho porque sí, estaba contento y quería compartirlo con los demás, no ocurre todos los días, hay que sacarle provecho al asunto este de sentirse feliz.

A otra historia, por si sirve de algo, entiendo que los españoles estamos cabreados por nuestra situación de crisis laboral y económica, pero dárnoslas con la selección China de fútbol porque compatriotas suyos tienen negocios en España a bajo precio me parece de una torpeza mental absoluta. A los chinos, con lo respetuosos que son, les tuvo que sentar como una patada en las partes bajas que les estropeáramos su himno con nuestros abucheos. Cuando sólo tenían restaurantes no decíamos nada, encima los alabábamos por su relación calidad/precio; ahora jode más porque abarcan otros gremios. Pensarán que somos retrasados, menos mal que ya nos conocen.

martes, 5 de junio de 2012

Rinorizonte

En el límite que marca el océano con la puesta del sol se forman unas tonalidades de color que bien merece la pena pintarlas. Algún día, cuando el físico no me permita mantener la dedicación completa que le exijo, prometo sacar la paleta para darle unos brochazos a cualquier lienzo que quiera perder el tiempo conmigo. Es una cuenta pendiente.

Tiene que haber millones de lugares increíbles desperdigados por el mundo adelante, aquí, en mi tierra, hay unos cuantos. Comprobar como la madre naturaleza va perfilando espacios con mejor gusto que cualquier talentoso arquitecto es la base para apreciar lo que te rodea. Directamente destrozamos belleza creando allí horrendos habitáculos para vivir, sobre todo en la costa, menospreciamos lo que se ha creado artesanalmente durante milenios. Mantener el entorno es importante por no decir fundamental. Por suerte, aquí, intentamos de cuando en vez ponerle freno al desastre con medidas protectoras que pocas veces agradan a la mayoría.

lunes, 4 de junio de 2012

Media luna llena

El presidente de un conocido grupo alimentario -no sé si se le puede llamar así- afirma que los españoles vivimos por encima de lo que producimos, es decir, generamos menos de lo que gastamos. Estoy totalmente de acuerdo, al contrario que la mayoría, ésta piensa lo contrario, cobramos poco para lo que trabajamos. Por eso a veces hay que mirar atrás para saber quienes somos y de donde venimos.

El español medio de hace treinta años era un ser desestructurado que conocía la Democracia desde hacía cuatro días: paleto, machista, presumido y antiestético. Con un nivel cultural y económico muy por debajo de la media del primer mundo, totalmente sometido a los mandatos de paises mucho más desarrollados que enviaban personal cualificado para trabajos de I+D porque aquí no había ni iluminados ni licenciados. Ante tan evidente falta de conocimientos fuimos -o somos- el objeto de las risas de pandillas con más calle que nosotros: Francia, Alemania, Italia, Inglaterra, EEUU, ...o de otras más respetuosas pero igual de adelantadas (Suecia, Dinamarca, Japón o Canadá). La española media no tenía salario remunerado porque la profesión "ama de casa" -es feo hasta el nombre- no tenía convenio colectivo; otras esposas, más enigmáticas, se dedicaban a "sus labores" que sonaba más moderno y abarcaba más espacio físico. Aún así, familias de ocho miembros -lo más común- salían adelante con un único -y mísero- sueldo por hogar. Sí, treinta años son muchos, pero menos de los que nos quedan por pagar de la hipoteca a muchos de nosotros y que aún así firmamos porque parecía poco tiempo.

Los que tenemos la fortuna de tener trabajo tenemos que producir más y mejor para que las empresas puedan contratar gente. Si pensamos que todo va para el cazo del empresario mal vamos, hay mucho/a currito que si llegara a jefe y le fuera en el bolsillo sería peor que los demonios. A día de hoy familias de dos miembros con dos salarios no llegan a fin de mes, claro, hay muchas "necesidades": hipoteca, dos coches, dos casas, vacaciones de verano con régimen hotel y desayuno, adsl, dos moviles y un fijo, material deportivo, salir de cena -y marcha- de cuando en vez, un capricho para los sobrinos, fin de semana rural, etc (hablo de mí). Así claro, no hay manera.