Translate

sábado, 29 de octubre de 2011

Lacón con grelos

En la noche de Halloween hacemos una cena para los colegas. Estos últimos tres años decidimos preparar el mismo menú -para unos treinta- porque es muy agradecido: sale económico, los ingredientes son de temporada, no tiene mucha complicación en la cocina y está buenísimo.

Lacón con grelos. Ingredientes  (8 personas):

- 2 Kilos de lacón curado de cerdo.
- 2 Kilos de costilla salada de cerdo.
- 3 tiras de tocino salado de cerdo.
- 2 manitas saladas de cerdo.
- 4 rabitos salados de cerdo.
- 1 morro y una oreja salada de cerdo.
- 200 gramos de manteca salada.
- 1 Kilo de carne fresca de ternera (jarrete, redondo).
- 6 chorizos curados.
- 3 Kilos de patatas.
- 300 gramos de garbanzos.
- 2 madejas de grelos o 3 de navizas.

Las piezas saladas y los garbanzos deben ponerse a remojo un mínimo de veinticuatro horas renovando el agua de cuatro a cinco veces.
En una olla grande cubrir de agua por la mitad, introducir los trozos de carne y tres chorizos, los otros tres meterlos a cocer en una olla pequeña junto a los garbanzos y un trozo de manteca, parte de este caldo lo aprovecharemos para cocer más adelante las patatas. Estas ollas tienen que permanecer unas cuatro horas a fuego medio-bajo pero siempre en ebullición.
Cuando falte una hora para retirar del fuego, sacamos para otra cazuela una buena cantidad del caldo de la olla grande para cocer aquí los grelos. Una hora a fuego medio añadiéndole toda el agua que hiciese falta y un trozo de manteca. Mientras tanto vamos poniendo los tres chorizos junto al resto de la carne y los garbanzos en una bandeja a enfriar, en esa olla de líquido de cocer ponemos las patatas una media hora. Si no se está cocinando todo a la vez es importante mantener el calor de todos los ingredientes al servir, al ir apartando la carne se puede colocar en bandejas aptas para cocinar, un truco consiste en poner el horno a unos 100º aprox. y calentar ahí la carne, esto hará que se evapore parte del agua que mantiene y le dará más consistencia y sabor. Las patatas y los grelos se hacen al momento de servir, de hacerlo antes empeorará su textura y sabor. Los grelos una hora y las patatas media hora a fuego medio con el agua de cocción indicada para cada caso.
Se puede hacer una sopa de cocido con el agua sobrante de cocer la carne, se añaden unos fideos gruesos (tipo perla), un hueso de caña de ternera, un puerro o cebolleta por ejemplo, quince nuevos minutos de cocción y tenemos un entrante perfecto para acompañar. Suerte.

P.D.- el lunes dejo aquí un enlace para corroborar el plato.

viernes, 28 de octubre de 2011

Fantasías democráticas

- Buenos días, le llamamos del censo electoral, hemos recibido su notificación, desea usted realizar el voto mediante la opción telefónica, ¿no es así?.
- Sí.
- ¿Podría darnos los siguientes datos: nombre, dni, dirección de empadronamiento, estado civíl?
-  Sí, son estos: ...
- Correcto, en breve le pasaremos con una central informática, la conversación que usted mantenga a partir de ahora pasa a formar parte del voto en sí, actúa bajo el amparo de la ley, por lo tanto es personal y secreta. La base de datos recogerá su resultado y lo enviará a una aplicación que escrutina de manera anónima. Su opción política tiene la misma validez que el resto de sistemas utilizados por la ciudadanía. Gracias por la atención y aguarde un instante.
- De nada.
- Pirriburripiiiií.... Le habla la central informática del censo electoral. Por favor, indique su elección pulsando el número de la candidatura en su teléfono. Se presentan a las elecciones generales del estado español los siguientes partidos 1-..., 2- ..., ....repetimos: 1- ..., una vez comunique su resultado, espere, necesitamos corroborar la opción elegida. Le recordamos que en breve recibirá otra llamada de certificación, si tiene dudas pulse almohadilla.

A día de hoy nosecuánto por ciento de españoles tiene móvil, las compañías telefónicas están obligadas por ley a conocer los datos del titular del terminal. ¿No se podría utilizar esto para atraer a los votantes?, ¿no interesa que vote todo el mundo?, ¿es inviable?. Que acuda a las urnas sólo el sesenta por ciento de la ciudadanía con derecho a voto me parece poca cosa para elegir a quien tiene que representarnos a todos. Hay que buscar formas -imparciales- de arreglar esta avería.

El misterio de la racha de viento

Es muy fácil andar al sol que más calienta, cuando vienen mal dadas izamos el ancla y buscamos aguas calmas donde navegar. Prefiero lo contrario, me gustan las tormentas porque es ahí donde estoy más firme. Voy a dejarlo ahí que esto no es una tesis filosofal, a ver si sirve de introducción para los siguientes párrafos.


Hoy va de marcas, voy a nombrar unas cuantas no por el hecho de publicitarlas sino para expresar un poco el nicho de mercado al que pertenecen y de como han pasado a ser referencia del ciudadano de a pie, el mismo que se encuentra sumergido en la crisis más gorda de su vida y que sigue absorbido en esa espiral de consumo de la que no es fácil salir.

Manolo, hombre, cincuenta y dos años, dos hijos de veintidós y diecinueve años; Luisa, mujer de Manolo, cuarenta y nueve y la única que trabaja percibiendo un salario: catorce pagas anuales de mil treinta y cinco euros. A esto hay que sumarle los setecientos veintitrés mensuales que le pasan a su marido en concepto de prestación por desempleo. Total: mil setecientos cincuenta y ocho que pasarán a ser mil treinta y cinco dentro de tres meses porque a Manolo se le acaba el paro. Pagan un total del mil ocho euros el primer día del mes en concepto de hipoteca, luz, agua, comunidad de vecinos, ... Miguel, el vástago, el mayor, dos hijas, una de cada mujer; casado en segundas nupcias, tiene un Audi A4 tope gama y tracción total con CD mp3 y tropecientos twitters, subwoofers y demás; por supuesto también en paro; suelen comer de restaurante porque no les gusta cocinar y los sábados dejan a las niñas con sus abuelos porque a él y a su nueva esposa les mola ir de marcha finde sí y finde también. Marisol es la hija pequeña de Manolo y Luisa, le encanta vestir bien y salir con sus amigas, trabajó en una tienda de ropa durante siete meses; se cansó del curro porque tenía otras metas según ella. Tampoco estudia, dice: ¿para qué?.

Sólo es un ejemplo, sí, pero puede ser real. El mercado nos atrapa y creemos estar capacitados para remar en estas aguas sin abandonar nuestros privilegios. Desde niños ya tenemos playstation -que hay que ir renovando con los nuevos modelos-, ordenador, smartphone con tarifa plana más internet en casa, cuatro teles, seis tdts y dos dvds, zapatillas nike air max 19, motocicleta o bonobús, colegio privado o clase particular, actividad -pagando- de solfeo o curso de guitarra y habitación para guardar única y exclusivamente los juguetes. Cuando uno/a se hace mayor es muy difícil invertir esto.

Lo que quiero decir es que si nuestros padres nos han educado intentando que no pasáramos sus penurias, la han cagado. Ahora, que hay que pasarlas, no sabemos hacerlo.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Parte de mi granito de arena

¿Recuerdas cuando íbamos a la playa a buscar algas que sirvieran de abono para la tierra?, ¿y del caldero blanco Glasurit?, ¿el Simca 1200 de aquel azul tan molón?, ¿quizá las piedras llenando el cubito por cinco pesetas para chuches?, ¿la ducha del barril de aceite?, ¿el frasco de loción alisadora Pantenne?..., ¿o la de veces que recogíamos agua de la fuente para hacer el caldo?. ¿Cuántas horas hemos pasado juntos?, ¿miles?...

lunes, 24 de octubre de 2011

Desde fuera

Me preguntaba una compañera del trabajo como modificar un histograma mediante sus curvas tonales y si había una teoría estándar para hacerlo. Me reí, ella lo veía más fácil, yo, perro viejo en tratamientos de imágenes digitales, hice una pausa para recordar la de horas perdidas de sueño que he pasado estudiando estas historias, y otra para entrar en una especie de argumento clarificador que me hiciese resumir cinco horas de cátedra en un minuto de respuesta: densitometría, curvas tonales, canales alfa, espectro RGB, cuatricomía, pigmentos, colores puros, formatos de imagen, ... estaba claro, la respuesta tenía que ser otra.

Te voy a poner un ejemplo, imagínate que quieres aprender la técnica del fuera de juego pero compruebo que todavía no sabes golpear un balón de fútbol, ¿no será mejor empezar por lo básico?. Los objetos, a la vista, absorben una cantidad de luz y reflejan otra, esta luz está formada por tres colores: rojo, verde y azul; la mezcla total de estos tres colores da el blanco como resultado, la ausencia de ellos negro. Si no se tienen claros estos conceptos es imposible hablar de histogramas, no sé si me explico, tampoco te quiero dar una chapa.

Espero que se lo haya tomado bien. De todas formas puso mirada de perro apaleado que era todo lo contrario a la que yo buscaba con mi respuesta. A veces soy un poco radical con estos temas, no tengo demasiado tacto.


A otra cosa, un servidor tiene cierta afición por las competiciones de motor, admiro sobre todo la capacidad de algunos pilotos para manejarse con valentía en situaciones arriesgadas; Marco Simoncelli era para mí el más valiente de todos, rozaba el límite en todos los metros. Seguramente pensó que estaba capacitado para levantarse de la moto sin dejar de dar gas, pensaría también que tendría la fortuna de que no viniese nadie durante ese instante y que acabaría la carrera entre los tres primeros porque tenía una confianza en sí mismo brutal. Un crack que será recordado siempre.

domingo, 23 de octubre de 2011

Convivencia complicada

Había pasado un mes y nueve días desde la última vez, demasiado pronto para todo: para la vuelta al cole, para encontrarme bien, para creer en mí.

- Antecedentes: luxación recidivante de hombro izquierdo (4 episodios), reparación artroscópica de ligamento interno (labrum glenoideo) y nueva luxación año y medio después (hace treinta y nueve días).
- Cargos imputados: precipitación, tendencia masoquista, retraso mental, carencia de cordura.
- Hechos: El acusado acude a la zona habitual para practicar su deporte favorito, se encuentra con dos amigos que lo acompañan en la tarea, uno de ellos ya está dentro, el otro entra junto a él. El clima es benigno para esta época del año, no presenta grandes dificultades según el acusado y los testigos. Después de permanecer en el lugar de los hechos cerca de una hora, se produce el incidente por exceso de confianza. Los dos amigos tienen que prestar su ayuda para salir del paso. Uno de ellos intenta en vano recolocarle el hombro. Deciden ir al hospital.
- Resolución: El traumatólogo, después de aplicar varias técnicas sin resultado, opta por aplicar un anestésico general para devolver el húmero a su estado natural. El acusado despierta una hora después dejando tirada a su novia que lo esperaba para recogerla a la salida del trabajo. El acusado, por supuesto, tuvo que faltar al suyo en el turno de tarde.
- Veredicto: Culpable. Debe permanecer en reposo deportivo un tiempo mínimo de dos meses, sin excusa de ninguna clase.

Este Viernes otro episodio para el recuerdo, hoy estoy dolorido, mañana a trabajar y a ver que cara pongo cuando tenga que dar explicaciones.

jueves, 20 de octubre de 2011

Welcome to paradise

Un argumento más para pensar que aquí no estamos locos, podemos razonar y pensar en el bien común. Una patada en el culo a todos los que opinaban lo contrario. Un motivo para que Moddy's, Standard&poor o la madre que los parió nos suban unos puntitos en el rating y abandonemos la zona de descenso a segunda división.

Por fin llegó la cordura, los de las armas entran en el plan de prevención de violentodependientes y pasan a una vida mejor, se supone que se acaba el miedo para los que lo han pasado, el impuesto revolucionario, las miradas acusadoras, los pasamontañas y los zulos, la nueve milímetros parabellum. Ahora tendrán que luchar por lo suyo como todo quisqui, dando la cara. No tiene sentido a día de hoy, con todas las partes poniendo de su idem, mantener vivas las llamas utilizando rescoldos calcinados.

La muerte de Gaddafi va en la línea del resto de tiranos derrocados, primero los líderes del primer mundo les abren las puertas de sus casas con fuerte apretón de manos añadido, incluso les dejan montar jaimas en países donde está prohibido acampar libremente, les ponen barra libre de lo que sea y adiestramiento de lo que quieran pero cuando se encuentran débiles y acorralados, pim pam pum, al hoyo que ya no renta su amistad. Ni lo uno ni lo otro.

Y ahora chicos/as vamos  aprovechar el momento, todos unidos con las manos enlazadas en lo alto, melenas y patillas al viento, cantando a la libertad, mirando al futuro con optimismo, welcome to paradise.

miércoles, 19 de octubre de 2011

En otra ocasión será

Hoy he ido a revisión de mi hombro, como hacía un mes de aquello tocaba cita con el traumatólogo para comprobar su estado. Lo que voy a contar a continuación es una forma de ver la vida en general, no está pensado para dar consejos a nadie, todo lo contrario, es poco recomendable hacerlo.

- Buenos días doctor, he traído el informe de urgencias por si lo necesita -me quito la cazadora-.
- Sí, gracias -me mira como si no hiciese falta que me la sacara-, veo que mueves bien el hombro, ¿qué tal estás?, ¿quieres operarte?
- Muy bien -le cuento mi lesión con detalle-, estoy fuerte y no noto holgura como otras veces, llevo haciendo deporte una semana porque no he dejado reposar el hombro, he preferido seguir haciendo vida normal para no perder musculatura que luego haya que recuperar de manera antinatural; sí, ya sé que toda lesión necesita un proceso de recuperación pero mi intención es que el hombro trabaje desde el primer día para que no se relaje y continúe firme. No quiero operarme de nuevo, si eso espero a la siguiente luxación.
- Es aconsejable que sigas la terapia normal pero si te encuentras bien, adelante, y ya sabes que si decides operarte aquí estamos para lo que necesites -me tiende la mano y sonríe mientras me explica la intervención-.
- Gracias doctor.

La enfermera que estaba sentada a su lado -casi prejubilada- me miraba con los ojos muy abiertos -la sorprendí  un par de veces mientras lo hacía-; supongo que aún teniendo experiencia a dar y tomar no se explicaba que un paciente normal y corriente entendiera tanto sobre las piezas que hacen funcionar de manera correcta un hombro. Descolocada, eso sí, por haber visto una conversación profesional de tú a tú entre un especialista y un simple enfermo.

P.D.- Espero y deseo para lo que queda de este año y el que viene no tener que acercarme por su consulta, si ocurre lo contrario y aún no se jubiló la enfermera, ésta me mirará de otra forma: con ojos de adivina porque sabía que me vería de nuevo aparecer por allí antes de marcharse.

domingo, 16 de octubre de 2011

3 amigos

Me han dicho que te has ido a trabajar fuera, al rincón de enfrente, querías mejorar tu condición laboral desde hace tiempo porque lo vales, lo sabes tú, lo sé yo y todo aquel que te conoce. Me gustaría volverte a ver en un futuro para comprobar que teníamos razón; además, tengo una colcha que te pertenece, es un regalo de boda.

¿Te acuerdas cuando caí de tu moto?, te dije que no me había pasado nada y era mentira, sabía lo mucho que la querías y preferí ser un cobarde a comentarte la jugada, cuando te diste cuenta que tenías los intermitentes y el carenado rozado viniste a pedirme explicaciones y yo no te las dí, ya sabes, con quince años era un cabroncete, a día de hoy después de años de aprendizaje intento serlo menos. Bueno, dejando los lamentos a un lado, quiero que sepas que aunque hace mucho que no nos vemos sigo pensando que eres mi amigo -al igual que tu hermano- porque aunque nunca se puede regresar a la infancia muchos de los recuerdos que tengo han sucedido con vosotros. Espero que te vaya muy bien en esta nueva aventura, recuerdos de tu colega.


P.D.- Sé que andas por las redes sociales, yo no, así que aunque nunca tengas ocasión de leer estas líneas, están escritas con el mismo sentimiento con el que se enviaban las postales a los seres queridos hace cincuenta años, con ánimo de alegrar un poco el día y para que sepas que me acuerdo de tí.

viernes, 14 de octubre de 2011

De nuevo en la cresta

Es impagable estar a pie de cancha. Cuando uno forma parte del circo de gladiadores no concibe otra forma de vida.

Tener los pies de nuevo sobre la arena es buena señal, sobre todo cuando se sale de una lesión o por lo menos se cree haber salido. Quiero pensar que las cosas van a ser como antes aunque llevará tiempo olvidarme de las cinco luxaciones anteriores y sobre todo de la manera -tan concreta- en que se producen. Una cosa es confiar en uno mismo pero otra muy distinta es intentar abarcar por encima de nuestras posibilidades; quizá la fina linea que delimita un sentimiento u otro está entre mis favoritas por eso hoy actúo con prudencia, virtud que tengo muy poco desarrollada pero que tiene tendencia al alza con el paso de los años.

Estos días he practicado un poco con mi compañero de fatigas, una cosa suave sin forzar. Pasar los mediodías de Octubre con este tiempo impresionante es una felicidad, lo comentábamos él y yo mientras deporteábamos tan alegremente en uno de nuestros lugares favoritos. Cuando pasa el verano mucha gente abandona el tema y quedamos menos, y en este caso menos es más.

A otra cosa, como sigo trabajando en casa no tengo demasiado tiempo libre, no es una excusa como tal, lo digo porque me prometí a mi mismo dedicar más tiempo a la lectura y no lo estoy cumpliendo. Supongo que al escribirlo aquí me hará sentirme obligado a ello, como si fuera un recordatorio firmado de puño y letra.

jueves, 13 de octubre de 2011

Reparaciones Abedul S.A.

Como una cosa te pide la otra, después de colocar el pladur de la pared lo mejor era pulir el suelo -tarima de pino- porque en su día decidimos conservarlo pero a día de hoy estaba echo un asco. Así que manos a la obra, herramientas lijadoras en mi casa no faltan y ganas tampoco.

Si alguien tiene interés y quiere seguir leyendo, hoy voy a comentar formas de restaurar mobiliario de madera. No se trata de un manual de bellas artes ni soy un experto profesional sólo que aprovechando que mi padre -para mí- si lo es, trato de activar los pocos genes artísticos que me corresponden por herencia y consanguineidad atacando toda viga que se me ponga a tiro.

Ante todo no se deben mantener elementos que ya han pasado el nivel de duramen mínimo porque a esos no hay nada que hacerle, es mejor tirarlos, cuando hay zonas podridas no hay rehabilitación posible. Con los insectos xilófagos -que comen madera- pasa lo mismo, si la pieza está muy atacada por ellos, habrá tantas hoquedades que su interior contendrá más aire que madera, y además, lo probable será que esos bichitos acaben acampando en los muebles colindantes, no merece la pena.

Tengo una lista de especies de árboles en la cabeza, cuando empecé con las obras de restauración de mi casa navegué muchas horas en busca de información al respecto. Desde aquella -hará unos cinco años- cada vez que veo un objeto de madera lo escudriño, intentando adivinar a que especie pertenece; si logro hacerlo, se despliega en mi mente un submenú virtual que me da las características que recuerdo. Voy a dejar esta historia que no viene a cuento pero es divertido hacerlo. Bueno, al grano, elementos básicos necesarios:

- Lijadora de banda, un mouse  o similar, recambios de lijas gruesas (40) y finas (120-180) para las máquinas y algún taco de lija para mano.
- Trenchas de diferentes medidas, sierra de calar y lima fina de madera.
- Masilla reparadora, cera de pátina, betún de judea, muñecas y trapos para frotar. También aceite de teca para maderas tropicales.
- Fondo protector o anticarcomas, tapaporos y lasur (o barniz) del color que se necesite.

Lo primero es lijar completamente la superficie a tratar, si no se hace así, todo tratamiento posterior no servirá de nada porque la pieza mantendrá las propiedades impermeables dadas en origen, así que todo para fuera. A continuación hay que dar una mano de fondo protector para después reparar uniones, desperfectos y agujeros con la masilla reparadora. Una vez seca, si se le quiere dar un aspecto envejecido se puede aplicar con una muñeca betún de judea o cera de pátina, esto provocará que en las zonas de huecos y resaltes se produzcan sombreados muy interesantes creando ese aspecto antiguo. El siguiente paso podría ser aplicar un tapaporos -base impermeable- si la pieza está expuesta a humedades, lugares de exterior o simplemente se vayan a poner vasos sobre ella. Ojo, si se tiene pensado utilizar tintes que penetran en el poro de la madera -por ejemplo un lasur- el tapaporos sobra o se emplea a posteriori. Para finalizar y darle un acabado profesional se emplea un barniz incoloro -brillo, satinado o mate- que lo venden para muebles o suelos dependiendo del caso.

El proceso es laborioso pero hay objetos que merecen la pena restaurar.

martes, 11 de octubre de 2011

Diario de abordo

Ayer fuí a hacer unas pruebas de tensión muscular para la rehabilitación del hombro. No es una técnica fisioterapéutica ni he visitado a ningún especialista, volví al lugar de los hechos para restablecer mi rutina deportiva, quiero decir a entrenar.

Los primeros diez minutos fueron de toma de contacto, una cosa suave para calentar, los diez siguientes estaba cagado y parecía un principiante, el tiempo restante -aproximadamente una hora- fuí feliz, con risa floja pero mejor de lo que esperaba. De todas formas sé por experiencia que presumir de algo tan serio como es la salud trae consecuencias, no voy a lanzar las campanas al vuelo y guardaré una ración de prudencia para variar.

A otra historia, por si a alguien le interesa, estoy haciendo obras en casa -como no-, compré unas planchas de pladur -yeso prensado y recubierto de cartón hidrófugo- para poner una pared que divida habitación del estudio -suena a casa de diseño pero no-, ya he colocado pladur en otras ocasiones y sé lo fácil que es si se siguen cuatro directrices básicas. Las medidas estándar de las planchas para la pared son de 250X120 cm y 1,5 cm de grosor. Los perfiles de unión entre planchas pueden ser de galvanizado o rastreles de madera, la insonorización o aislante normalmente lana de roca y emplaste para las juntas de unión y tapar desperfectos. En pocas horas puse una pared de cuatro metros, con electricidad incluida, teniendo en cuenta esas cuatro reglas:

-Los perfiles verticales tienen que estar a cuarenta centímetros de separación entre ellos. Los horizontales a doscientos cincuenta.
- Tienen que seguir una escuadra perfecta por motivos evidentes.
- La electricidad (enchufes, llaves, cajas de empalmes), puertas y ventanas deben ir planificadas de antemano.
- Material básico necesario: perfiles galvanizados o rastreles de pino de 45X30 mm, tornillos de 50 mm, emplaste, taco de lija, material aislante para el interior, destornillador eléctrico, taladro y broca de 4, sierra de calar. Si lleva electricidad se necesitan cajas de luz y empalmes, cable, macarrón, conexiones, ...

Es aconsejable perfilar los elementos por el borde de sus medidas reales, premarco incluído, esto servirá no sólo para reforzar los marcos además ayudará a nivelar los finales de pared. Si los perfiles son de madera hay que taladrar los huecos por donde pasen los cables, esto no ocurre con metálicos que ya vienen así de serie. El pladur es ignífugo, hay versiones con mayor poder acústico y aislante pagando un poco más. Para un mayor refuerzo existe una cinta de fibra para uniones y esquinas. Los tornillos tienen que ir embutidos en el yeso, con el emplaste luego se repara, si sobresalen no hay manera de que quede bien. Si la zona es propensa a humedades no presenta demasiados problemas, absorbe bien. En definitiva, para interiores, una opción muy económica, práctica, relativamente fácil de colocar -entre dos- y bastante resistente. Si alguien quiere corroborar lo que comento, aquí dejo la muestra.

domingo, 9 de octubre de 2011

La herencia de mi abuelo

El chiringuito era un cuarto de tres por tres metros situado en la zona más alejada del recibidor, así lo quiso él para que se le molestase lo menos posible. El piso formaba parte de un grupo de viviendas subvencionadas por una empresa pública en mil novecientos sesenta y adquirida en propiedad treinta años después, seis lustros de alquiler en los que la máquina de escribir no dejó de operar ni un solo día de su vida.

El hobby de mi abuelo materno era encerrarse en ese cuarto y poner los dedos a percutir en las teclas de su Olivetti. Había hecho un escritorio sirviéndose de un armario empotrado que le permitía disponer de estanterías de conglomerado hasta el techo, mesa desplegable y cajones, además de puerta con candado marca lince para cerrar sus tesoros a cal y canto, alejando así la mirada de curiosos o quizá curiosas, centrando las culpas en mi abuela o en sus hijas, no fueran a revolver todas aquellas carpetas de cartón prensado en color añil unas y terracota otras, estratégicamente clasificadas y ordenadas con titular en el frente hecho con una tira de letras blancas en relieve sobre fondo azul plastificado, organización que conseguía realizar con un aparato llamado Dymo. A veces sólo salía de ese cuarto para comer, dormir o darle cuerda al reloj de pared que había en el salón, otro de sus tesoros más preciados.

Entre hijas, yernos, nietos y cuñados allí se juntaban quince personas. De entre todas ellas sólo una tenía copia de la llave del armario del chiringuito, la persona que según su abuelo más lo aprovecharía. A día de hoy -trece años después de su muerte y más de veinte de aquellos tiempos- este que aquí escribe tiene dos grandes recuerdos de su familia materna: un reloj de pared -a día de hoy restaurado- y una Olivetti Lettera 22 con carrete de tinta a dos colores.

viernes, 7 de octubre de 2011

Querido tocayo

Permítame dirigirme a usted para presentarle mis respetos, no quisiera hacerle perder el tiempo, es importante que continúe con su labor de investigación por poco que le conozco, y aquí nada va a aprender a decir verdad. Me gustaría decirle que admiro su trabajo pero sería mentira, desafortunadamente no sé nada sobre metales ni solubilidad. Sí en cambio puedo entender la importancia de sus estudios y el impacto que éstos puedan tener en el mundo real, excepcional paciencia la suya para conseguir resultados positivos.

El motivo de mi llamada no es otro que pedirle disculpas si en alguna ocasión navega por cualquier buscador para localizarse y sale mi nombre antes que el suyo, sobre todo en el caso de que no comulgue con mi forma de ser o pueda dar lugar a confusión cuando lo que intenten sea localizarle a usted, no quisiera robarle protagonismo si fuera el caso. Espero pueda perdonarme.

Nunca he estado en su país, siempre ha sido un destino apetecible para mí porque me llama de alguna forma, no sé como explicarlo, creo que tiene relación con la selva y la montaña, además, me han hablado muy bien de la capital y de su ciudad natal. Incluso para el tipo de deporte que practico disponen de unas condiciones excepcionales por toda la costa. Si algún día tengo la fortuna de visitarlo, desde luego que recordaré que usted es de allí.

Atentamente
El intruso

jueves, 6 de octubre de 2011

El oficio más barato del mundo

Supongo yo que cuando alguien demuestra afición por escribir -independientemente de su capacidad- es porque cree que tiene algo que contar. Antes, me refiero al siglo XX, era necesario disponer de una inyección económica que amortizara los gastos derivados de la edición, maquetación, publicación y distribución, por supuesto sin garantía de éxito a posteriori. Hoy las cosas han cambiado, edita quien tiene ganas de hacerlo, ya no es un mundo restringido a minorías. Al igual que en un concurso de belleza, si se presentaran tod@s l@s chic@s guap@s del lugar, el nivel crecería considerablemente. Y aquí nos encontramos muchos, gente con afición, sin pretensiones económicas y sobre todo independientes: como no tenemos productor podemos decir lo que pensamos.

Yendo un poco más lejos, a día de hoy, época en que se intenta inculcar a los chavales una serie de valores relacionados con la necesidad de aprender y compartir -coño, como los P2P- para progresar en la vida, se podría llegar más lejos y acercar esa actitud a los seres más desfavorecidos, que éstos vean lo que se cuece en la red y que independientemente del gusto de cada uno aquí siempre hay inquietudes para todos. Por ejemplo, habrá quien sienta la necesidad de aprender a leer para tener una cuenta en cualquier red social y así contar sus vivencias o quizá buscar a seres queridos. No conozco ningún sitio gratuíto -y de acceso público- que pueda presumir de tener disponibilidad las veinticuatro horas durante los siete días de la semana. Y menos aún que presten servicio de apoyo didáctico -incluyendo café, bollos o menú del día- al desfavorecido. Esto también es progreso.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Pescar en arrecifes

España se va a la deriva, lo dicen los ratings, se comenta en los corrillos de Bruselas, asientan los analistas alemanes y seguro que si le pregunto a la frutera lo sabe también. El mundo es de los listos, parece ser que por nuestra idiosincrasia estamos poco capacitados para remar a la vez, tenemos un lazo de unión poco sólido como país y cuando hay época de crisis el español no asume, por lo tanto no actúa o por lo menos no en la dirección correcta. Vaya cruz.

Según parece Grecia se hunde llevándose consigo primero a Italia y después a nosotros, ya suponemos que el paro tiene mucho que ver en todo esto porque el que no produce no genera riqueza y esto para un país es desastroso pero me pregunto yo, ¿sobre quién recae la responsabilidad de todo esto?, ¿qué podemos hacer para revertir la situación?, ¿hay alguna fórmula -verídica- que garantice una estabilidad de futuro?, ¿tiene realmente algo que ver el ciudadano de a pie?, ¿podemos ponernos manos a la obra?. Me gustaría que alguien se hiciese realmente responsable y propusiera actuar en consecuencia.

martes, 4 de octubre de 2011

Siberia está a tiro de piedra

La red personaliza lo que buscas y desde donde lo haces. De la misma forma que las aplicaciones integradas en la programación de cualquier web lucrativa, Blogger es capaz de trasladar tus opiniones al rincón del globo más relacionado con lo que escribes para tejer una asociación, es una cuestión de etiquetas no voy a extender más el asunto. Sirva como pequeña introducción para entender lo que digo.

Cuando compruebo las estadísticas de mi blog me sorprende el recorrido de mis palabras, es más una cuestión de distancia que de audiencia no nos vamos a engañar pero la cosa tiene truco. Por ejemplo, si yo escribo ciudades de Túnez, pongamos Monastir, un, dos, tres, responda otra vez, es probable que mañana aparezca mi blog como enlace en algún metabuscador tunecino y cualquier descuidado navegante caiga en este pequeño rincón sin mayor intención que la casualidad. Es parte del juego.

Me esfuerzo en dedicarle el menor tiempo posible a las visitas como tales, es parte de la esencia que me hizo escribir, hacerlo porque sí ya es bastante lucrativo, motiva lo suficiente para mañana ponerse de nuevo. Ahora bien, tengo que comentar algo, es curiosa la fluidez con que funcionan estas historias, te regalan una herramienta de edición y venga, a traspasar fronteras en el vehículo más rápido del mercado. Sale rentable se mire por donde se mire.

lunes, 3 de octubre de 2011

Pruebas en offset

Por una tendencia -casi suicida- a no copiar lo que veo, mis diseños suelen tener un acabado inacabado. Cuando observo alguna obra original de alguien que sí se preocupa por dejar estos aspectos bien rematados me quito el sombrero, es fundamental ponerle la guinda al pastel si lo que se quiere es sacar tajada, el marketing existe -y funciona- desde que se inventó la rueda.

Un servidor, que se formó bajo el cobijo de las tintas planas, planchas de impresión y tipos de letra, quiere creer que ese aspecto profesional no va con él, rehuye vender sus creaciones porque ha tenido la suerte -o no- de ganarse el pan en otro gremio pero, para no perder el tren, sigue estudiando y practicando; de mayor quiere editar algo serio.

Hace unos días he tenido la suerte de ver impreso en material textil una combinación de colores metalizados. Utilizando técnicas de pulverizado térmico se pueden conseguir resultados sorprendentes en prendas complicadas como las fabricadas en tela acrílica, género de punto, ganchillo...y lo más importante, por mucho que rasques, la emulsión no se va. Si combinamos esta técnica con otras más conocidas como la serigrafía (cada color es una pantalla), transferencia térmica (impresión a todo color) o pintado a mano (a pincel o con aerógrafo), y unimos cierto gusto estético al asunto, la fórmula puede funcionar muy bien. Habrá que enterarse mejor sobre como transferir eses colores metalizados y ponerse manos a la obra.