Translate

martes, 27 de julio de 2010

Costumbres que no se pierden

He vuelto a coger conexión en estas vacaciones, la verdad es que llevo desconectado de la información unos veinte días y sinceramente y aunque me joda reconocerlo, lo echaba de menos.


Hace unos quince años que estoy conectado a este enorme adelanto de la humanidad que llamamos internet y que forma parte de mi vida digamos diaria. Llega un punto en que se me olvida que mi infancia transcurrió sin todo esto y tener una enciclopedia eran fundamental en cualquier casa con niños. La información se oía bajo la subjetividad del que te lo contaba y las noticias del exterior eran reducidas. Hoy en día hay veces que miro más noticias en el extranjero que en mi propio país por curiosidad e interés por buscar la imparcialidad. Internet es la ostia.


Por eso mismo he vuelto a escribir después de tirarme unos días de rascarla. Formar parte de todo esto me apasiona porque lo considero una manera de mantenerme actualizado, de no perder el ritmo de la vida. Supongo que todas las épocas tendrían sus adelantos pero lo de estos siglos (XX-XXI) me parece una oportunidad única de vivir. Hay que aprovecharlo.


Espero que nadie se sienta ofendido si no se encuentra en sus mejores momentos. La intención es otra.

viernes, 23 de julio de 2010

Ribeira d'ilhas

Hoy estamos en Ericeira, costa situada al norte de Lisboa. Después de dormir en la furgo aprovechamos el día en la playa, como desde que llegamos a Portugal.

Venimos desde el sur porque es lo que mola de este país, recorrerlo por la costa. Recorrimos Faro, Albufeira, Portimao, Lagos, Sagres, Carrapateira, Arrifana, Sines, Caparica, Estoril, .... tengo un cacao de lugares que ya no se ni donde estuvimos. Si me preguntan por playas seguro que controlo más. La verdad es que están siendo unas vacaciones cojonudas. El tiempo es bueno y hay marejada, todo perfecto.

Sufrimos una tormenta de arena esta noche pasada. Eran sobre las dos de la madrugada cuando pasábamos junto a las dunas de Guincho, en Cascais. Un viento huracanado arreciaba desde las once de la noche e íbamos cagaos con lo que se meneaba la furgo. A la altura de la playa el viento golpeaba la arena contra el coche de manera brutal, parecía un tornado. En medio de la carretera crecían dunas de arena de medio metro de altura y una de ellas nos dejo enterradas dos ruedas, que tardamos un rato en escapar de allí. Es difícil de explicar porque al no haber nadie por esa zona y de noche, no te das cuenta de lo que sucede en realidad. Bueno, como experiencia no ha estado mal.

lunes, 19 de julio de 2010

Un acuario sin vidrieras

Compré unas gafas, aletas y tubo de estos que venden para los guiris en los toldos y nos fuimos para una cala de piedras cercana a Binibeca, un pueblo de la costa suroeste menorquina. Me coloqué los bártulos de buceo y me zambullí en el mar. A escasos dos metros de la orilla del cabo donde nos encontrábamos ya había unos veinte de profundidad, con una claridad y temperatura asombrosas. Los peces comían del arrecife a millares: sargos, doradas, emperadores, barracudas pequeñas, otros de colores que nunca había visto, medusas, pulpitos, ... Una gozada, un paraíso para un pescadito como yo.

Nunca había buceado en las baleares pero llevo unos días a saco. Me duele la cabeza de tanto compensar con tan mala técnica como la mía; como aguanto la respiración un poco pienso que puedo bajar metros alegremente y me está pasando un poco factura la verdad. Estoy encantado de todas formas esto es impresionante, el agua está a venticinco grados, limpísima y para un tío del Atlántico como yo no puede haber nada mejor. Vaya envidia que me da. Me queda el consuelo de las olas.

El mar aparte, Menorca es muy bonita. Nos encontramos alojados en Calafonts, Es Castell. Próximos a Mahón. Alquilamos un coche para recorrer la isla y merece la pena. Hay mucha libertad y tranquilidad, es un poco como nosotros. Se come mejor de lo que pensaba, mucho pescado y buenos arroces. Fuimos a una discoteca (Cova en Xoroi) incrustada en un acantilado con varias salas metidas en cuevas que merece la pena visitar. Me parece raro que la peña no se tire al mar desde las vallas cuando se pone rascada, hay una altura considerable y te puedes dar un toñazo tela por hacer el gallito. No tuve la suerte de ver a nadie caer.

lunes, 12 de julio de 2010

uno, dos ....alehop

No me voy a quejar. Tengo tres semanas de vacaciones al año y los fines de semana libres, seguramente por encima de la media; así que disfrutaré de ellas como si fuesen las mejores del mundo.


Supongo que el cuento de que no hace falta mucho dinero para largarse por ahí de turista puede ser verídico pero no es fácil. Cuando era más joven nos ibamos a surfear por ahí por poco más que los gastos de gasolina y robábamos fruta y pedíamos leche para aprovechar el bote de colacao que llevábamos de casa y poder así desayunar. Además la gente es muy amable y nos tienen invitado a comer un montón de veces. Es un modo de vida un poco carota pero cuando tienes dieciocho años te parece una aventura.


A día de hoy, cuando tengo vacaciones viajo, en avión o en furgo porque aunque estoy más aburguesado que de aquella, sigo siendo un poco gualtrapas y me mola estar hoy aquí y mañana allí. Aunque el tener más dinero que de niño condiciona tu modo de vida: se te va la vista hacia los restaurantes, locales de copas, hoteles con piscina, actividades extra, ... Nos acostumbramos a lo bueno demasiado fácil y volver a las viejas-pobres costumbres cuesta mucho más.


Es que quería comentar que hoy es mi primer día de vacaciones. Tengo hasta el 1º de Agosto. El día 2 estaré dando el callo pero no hablemos de ello que hoy es 12 de Julio.

viernes, 9 de julio de 2010

Monzón de la tierra

Cuando no sabemos de que hablar solemos a recurrir a tópicos para mantener la conversación. Hoy no sé sobre que escribir y voy a hablar del tiempo.


Nos voló la terraza de casa.Teníamos una especie de columnas de hierro hueco, galvanizado diría, que soportaban una estructura de enrejado y tela, con farolillos cada dos tubos y conexiones de electricidad y alumbrado por el interior de los mismos. Un viento loco de dos horas de duración tuvo la culpa, alcanzó rachas de 120 Km/h en la zona donde vivo y mandó todo al carajo. Horas de trabajo perdidas.


Es la segunda vez que nos ocurre. Cuando allá por Enero de 2008, el ciclón Klaus azotó nuestra costa, con vientos de hasta 190 Km/h, intenté aguantar la estructura de la terraza a pelo hasta que la muralla de ladrillo se contoneaba como el enrejado y creí que lo mejor era salir de allí no fuera que me pasase algo. Esta fue la primera de ellas.


Esta vez he decido no montar cierre, ni farolitos, ni conexiones. No pienso siquiera poner una planta. Tampoco una sombrilla; hace un año salió volando de la terraza, subió cuatro metros de tejado para acabar clavándose en el terreno de la vecina, que si la pilla fuera, la ensarta como un pincho moruno.

jueves, 8 de julio de 2010

El momento de los grandes

Con respecto a lo comentado en Deporte para todos, 24 Mayo , el deporte se adentra en las personalidades por encima de ideologías, culturas, necesidades, ..., sí, es como para tirarnos de los pelos porque resta importancia a aspectos fundamentales del ser humano pero esto funciona así. Como ejemplo sirva que el fútbol, en el caso presente de España, une a un pueblo más que cualquier líder, ilusiona tanto como una lotería premiada y hace olvidar las penas como el mejor de los alcoholes. Hasta los nacionalistas -se rumorea que en casa de Iñaki de Juana Chaos se cantó el gol- lo son hoy un poco menos.

Con respecto al partido de esta pasada noche hay algo que me gustaría comentar: dentro de una sociedad hay mucha gente que se sacrifica todos los días para continuar mejorando, rinde al 110% en todo lo que hace sin esperar nada a cambio, no destaca por lo que habla sino por lo que hace, es fundamental sin parecerlo, no intenta hacer cosas que sabe que otro/a lo hará mejor porque en realidad tiene clara su función, su rol.

Ayer, un millón de españoles remataron de cabeza el centro de Xavi aunque en pantalla sólo se viese a Puyol. Porque a ese millón largo nos gustaría ser como él y darlo todo siempre.

miércoles, 7 de julio de 2010

Espresso coffee

Imagino que ser un guaperas total debe ser la caña. Ayer estaba en el super cogiendo pan y leche cuando apareció un tío de este estilo, preguntándole a la repositora -no sé si se la llama así- por una marca de café. La chica sonrió y le acompañó al lugar exacto. Él también sonrió, un brillo de luz circuló por sus dientes, le dio las gracias y se alejó por el pasillo hacia la zona de cajas con andares decididos. A partir de ahí le perdí la pista pero al dirigirme a pagar lo mío, unos pies me adelantaron seguidos de un cuerpo con los mismos gestos robotizados y nerviosos que sus propios pies. La chica era la misma que le consiguió el café al sonrisas. Con gestos de haber metido un tubo de aire por las orejas la tía abría y cerraba los ojos de manera descomunal, avisando a su compañera cada dos parpadeos pares y dirigiéndose hacia la salida con los impares, señalando para el tipo. La cajera resopló y disimuló, profesional.


Para que veamos luego los tíos. A las chicas, aunque más discretas, también les molan los tíos buenos. Ellas no bajaban de cuarenta estoy seguro.

martes, 6 de julio de 2010

Acogedor barrio vecino

Cuando la vista no alcanza más allá del horizonte, donde la bola comienza a rotar y se recuestan las puestas de sol, allí, en ningún lugar o quizá en todos, me gustaría que esparciesen mis cenizas el día en que me muera.


Normalmente, cuando somos jóvenes, creemos que nos queda toda la vida por delante. Mi opinión va un poco por ahí, pienso que me queda mucho por vivir, pero hoy comentamos el tema entre colegas. La mayoría de nosotros pensamos que el miedo mayor es al sufrimiento, a la demencia y al dolor que dejamos en herencia. La verdad, nunca imaginé de que forma moriría, es un poco flagelarse por la cara así que prefiero no pensar en ello. Una vez de hacerlo casi es mejor imaginar donde descansar en paz, así que los órganos para quien los necesite y el resto al mar que por lo menos me sigo moviendo.


A día de hoy, los yogures tienen fecha de caducidad, como los humanos. Pienso que es mejor comerlos todos aunque a los dos días no haya más a que acaben con moho en la nevera esperando a ser abiertos en un día especial que nunca llega. Además, como no sabemos cuando viene el repartidor, igual, aún siendo glotones, los yogures no se acaban nunca.

lunes, 5 de julio de 2010

Muy mal, señor feudal

Domingo 6 de Julio 11:30 am. Mi cuñado y yo estamos arreglando una canaleta de bajada de aguas del tejado, saltamos la muralla para acceder a la parte de atrás de la casa que, aunque dicha muralla termina ahí, aún dispone de metro y medio de terreno a todo lo largo del muro. La frontera limita con un terrero contorneado por cipreses (tuyas) que pertenece a un vecino carota y le llamo así porque no merece un nombre. Bueno, el tema es que estabamos arreglando la canalización cuando se acerca el tipo y empieza a merodear por allí haciendo que pasea con un proyecto de perro. Despues de un rato, él en silencio y nosotros a lo nuestro sabiendo de su presencia, surge una conversación:

El carota (a partir de ahora CA).
Mi cuñao (a partir de ahora CU).
Un servidor (a partir de ahora B).

CA: Buenos días.

CU y B: Buenos días.

CA: -con falsa serenidad- ¿Pensáis recoger ese escombro de ahí no?.

CU: Es mi terreno y lo recojo cuando quiera.

CA: No, esa parte pertenece a mi terreno y las obras de mantenimiento las hago yo.

CU: No me vengas tocando los huevos que igual piensas que porque seamos niños somos tontos, el terreno es nuestro y si no estás de acuerdo ya sabes lo que tienes que hacer.

CA: Pues si no queréis por las buenas tendrá que ser por las malas.

B: Pero... ¿ Qué nos estás amenazando?, ¿No te das cuenta que te estás equivocando?, aquí vamos a obrar lo que nos de la gana porque el terreno es nuestro. Si no estás conforme vas al ayuntamiento y mira los planos. Es más, te fiaste de la palabra del que te vendió el terreno y te llevó al huerto.....

CA: Oye, oye déjame hablar, el señor que me vendió el terreno me dijo....

B: ¿Para que te voy a dejar hablar si nada más que dices burradas?, comprueba tus planos y después hablamos.

CU: No queremos hablar más del tema.

CA: Muy bien, vosotros os lo habéis buscado.

CU: ...¿Cómo???*

*tuve que calmar a mi cuñado pues ya le daba un bofetón.


El tipo, desde que compró la tierra hace algo más de tres años, ha intentado usurpar tierras de los demás para agrandar la suya. A los vecinos de arriba se la jugó y a nosotros es la tercera vez que nos la quiere jugar; lo que no sabe es que hace un año contratamos a un perito para pasar a plano las medidas del terreno con respecto a los papeles de compraventa y, una vez hecho esto, fuimos al ayuntamiento para homologarlo. Que aunque niños a su lado -él debe tener 60- no somos gilipollas.

jueves, 1 de julio de 2010

Fitness de bolsillo

Hace aproximadamente un mes mi novia se compró por internet un aparato de gimnasia que vio en un programa de televisión. El artilugio es una especie de círculo de pvc el cual lleva un eje metálico en el centro donde, por medio de un juego de cadena, incorpora dos barras que terminan en una especie de rodilleras, en la curva superior del círculo trae otro eje para sujetar el manillar. Al meter las rodillas en sus anclajes y apoyando las manos en el manillar se realizan una serie de ejercicios (3 ó 4 no nos engañemos) basculando el tren inferior con movimientos pendulares. Su objetivo es rebajar la grasa del abdomen, caderas, fortalecer glúteos, ...Ella lo que quiere es rebajar volumen en esa zona y durante el mes que lleva el aparato en casa ha realizado 10 minutos de ejercicios a razón de cuatro días por semana.


Ayer me dijo que se estaba esforzando bastante y yo, de manera delicada porque ya sabemos como son las mujeres con su cuerpo, le comenté que eso no llegaba a nada. Juro por lo que sea que fui delicado. Su respuesta fue que yo era un desagradable y que no la apoyaba. Entonces, herido, dejé de lado la compasión y le contesté con sinceridad lo que pensaba:

- Mira, la verdad es que intentaba ser delicado pero lo que pienso de verdad es que por mucho que te reviente el aparato, con diez minutos no te da tiempo ni a romper a sudar y no vas a conseguir nada, porque es muy insuficiente. Si el aparato te cansa tendrás que hacer otras cosas, siempre que lo que quieras sea rebajar. No te engañes, así no vas a ningún lado y además ese chisme es una mierda.

- Mirada peligrosa. Silencio.

- Por mi madre que me importa un carajo que estés o no más delgada pues a mi me gustas así, pero hacer ejercicio es algo más que un cuarto de hora de aparatos pseudomilagrosos.

-Otra mirada peligrosa. Otro silencio.


Fin de la conversación por su parte, a mí tampoco me quedaron ganas de hurgar en la herida. De la forma en que yo lo veo no se puede conseguir un cuerpo escultural con tan poco esfuerzo. También entiendo porque la gente deja de comer, es que cuesta menos y se ahorra más.

P.D.- Esta tarde hice una ficha en excel con una tablita de ejercicios para abdominales. Cuando llegue a casa se la enseñaré, le explicaré de que va y, si no me guarda rencor, cuento con que se lo tome a bien.