Translate

lunes, 31 de diciembre de 2012

Despedir el año entre comas

En estos tiempos donde todo es manipulable resulta complicado diferenciar a un pionero de un impostor, la originalidad de la copia, tal creación de cual simulación, al pensamiento auténtico de otro falso. Supongo yo que en todos lo sitios se cuecen habas, más aún en cuestiones artísticas, con tanto material publicado bajo cualquier soporte es prácticamente imposible que no exista algo parecido a por el mundo adelante. Ahora bien...

...Por ejemplo, presumir de haber inventado algo si no es cierto, acuñar frases que ya habían sido escritas, querer impresionar cuando dentro no hay nada, arreglarse en exceso para aparentar quien no eres, correr por caminos sin saber andar, usurpar ideas o lo que sea, violar identidades, .... son historias que suceden todos los días y supuestamente sirven para que los pueblos crezcan, parece ser que hacen desarrollar las ideas originalmente suplantadas.

En el dos mil trece me gustaría que se reconociese el talento de la gente, por encima de lo que se ve a simple vista, de la apariencia, es un deseo como otro cualquiera. Me da la impresión que todo resultaría más sencillo y normal que como nos lo presentan.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Un furgón, dos de chuletón y el permiso de circulación

Mañana toca hacer compras navideñas para menú de Nochebuena. Esta frase, que espero no resulte ofensiva para nadie, te hace saltar un resorte de prudencia que establece un límite entre lo que puede ser una celebración o un despilfarro. Las cosas pintan mal para muchas familias, estas fechas podrían traer una cesta de solidaridad y decisión, así aprovechar durante el resto del año tan deseadas virtudes, colaborando con los más necesitados como parece que está ocurriendo. Sí, este no es lugar para promesas, ya lo sé, pero igual sirve a modo de recordatorio, sobre todo al que aquí junta letras porque queriendo se pueden hacer muchas cosas y no hay excusas posibles ante tanta necesidad.

Bueno, cambiando de tema, desde hace tres años circulo -valga la redundancia- sin permiso de circulación. Por diversos motivos que nada tienen que ver con Tráfico no he tenido ocasión de hacer un duplicado -ejemplo: las oficinas centrales donde tramitan el documento están a sesenta kilómetros de donde vivo- y aún así he podido pasar itv, lo digo porque tengo todo papel en regla. Si durante todo este tiempo me hubiesen multado por no llevar conmigo la acreditación lo consideraría injusto, ¿porqué?, en estos últimos tiempos, donde los agentes llevan maquinita para transferir las multas automáticamente así poder pagar insitu y a tocateja, incluirán también en esa TPV una red de comunicación con la base de datos de la central y poder certificar que el vehículo dispone de los papeles en regla, ¡a ver si voy tener que estar yo a todo!, hay que progresar beneficiando a unos y otros.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Entre pitos y flautas

Desde la pequeña terraza de mi casa puedo oler el mar, unos eucaliptos que por envergadura están a punto de caramelo para ser talados hacen que no pueda verlo desde hace aproximadamente cuatro años. En este valle, entre océano y montaña, cabos y playas, vivo feliz con lo que tengo.

Aquí, acomodado en una silla de teka con funda de tela acolchada, intento proyectar el siguiente intento de forrar el contorno de la terraza con telas, postes y pequeña iluminación; debe ser el quinto, anteriormente, temporales de viento y lluvia mandaron todo al carajo, en algún caso con trozos de muralla incluidos. No sé como hacer que soporte los inviernos sin invertir demasiado, ya he probado en bases atornilladas con tacos de seguridad, tuercas de expansión, fijaciones de todo tipo, ... más de lo mismo, cualquier día llega una potente borrasca del suroeste, bajas presiones acompañadas de vientos de ciento y pico kilómetros por hora que provocan un efecto vela en la humilde estructura de galvanizado, tela de saco, brezo y farolillos de la oferta de cada año, repitiendo la misma cantinela que la campaña anterior: fiasco.

Haciendo un presupuesto aproximado debo llevar gastados en las obras de la terraza unos cuatrocientos euros; sí, ya sé que no es mucho para cuatro intentonas aunque intento gastar lo mínimo en material porque no confío mucho en ella la verdad. Para las fuerzas de la naturaleza, siempre presentes en mi tierra, los diez metros cuadrados de enredado estilo chillout que adornan la parcela son como una pequeña atracción: la miran, se ríen de mi tozudez y hacen asamblea para escoger la noche del derribo.   

jueves, 20 de diciembre de 2012

Reflexiones de medio pelo

Llegó la Navidad y con ella el quiero y no puedo a la hora de comprarle regalos a tus seres queridos, este año más que nunca los vendedores no quieren vender porque saben que los compradores no pueden comprar, es un acto de solidaridad para con todos, un acto optimista entre tanto pesimismo reinante, una forma de decir estamos juntos en esto pase lo que pase.

Nunca he visto mi ciudad tan engalanada de adornos navideños, es otra forma de demostrar que a pesar de la tendencia que seguimos en materia laboral -caída en picado- somos un pueblo orgulloso y que antes que perder esa condición preferimos morir con las botas puestas, sin un puto duro pero gastando siempre el último cartucho como si hubiera detrás un arsenal. Esta condición nos viene de lejos, forma parte de todos los que aquí nacimos, nacieron y creo nacerán; renegar de ello suena a pérdida de identidad.

Poco descubro si digo que cada vez hay más pobres que hace dos días eran de clase media pero la proporción de ricos que pasaron a clase media no es la misma. Aquí algo pasa, desde fuera parece que no arrimamos el hombro por igual, como primera medida todo aquel que tenga residencia habitual en este país -me refiero a donde vive no donde cense- se le habilitarán sus correspondientes libretas de ahorro en el banco que considere oportuno el cliente con transferencias gratuitas a todo nivel y así trasladar aquí todo el dinero de sus cuentas de países no declarantes, no vaya a ser que esos impuestos evadidos hagan falta para necesidades básicas de la nación. El gobierno se encargará de los gastos de comisión, TAEs y demás tributos para contentar a los bancos extranjeros que han perdido tan distinguida clientela.

Desde el comienzo de los tiempos los hombres somos hombres y las mujeres, mujeres. En países supuestamente desarrollados, librepensantes, democráticos o como se les quiera llamar a los gobiernos como éste, donde yo vivo, intentamos convivir por igual. Ahora bien, una cosa es pensar en verde y otra bien distinta es intentar igualar personalidades o juzgarnos por igual. Un ejemplo idiota -a la altura del que aquí escribe-que puede servir es la nueva hornada de it girls, lo más, chicas que se dedican a mostrar sus combinaciones de ropa en blogs -y blogs de blogs- con miles de seguidoras, convirtiéndose así en un eslabón más del mundo de la moda y en ocasiones con mayor influencia y beneficios que las tops. Buff, pues eso, que es mejor que cada género se dedique a lo suyo.

Aunque se quieran contar las cosas desde un punto de vista constructivo tampoco hay que caer en la mentira. Es imposible que en 2013, 2014 o 2015 se arregle la situación laboral. En primer lugar hay muchísima gente en España que se dedicaba a la construcción, ahora mismo hay millones de viviendas vacías, en dónde van a trabajar; más, cuando vivíamos y nos lo creíamos se montaron miles de negocios para atender todo ese afán consumista, empresarios que a día de hoy están hundidos, sin empleo y dejando en la cola del paro a sus correspondientes empleados, gente que tardará en remontar su vida mucho tiempo. El resto de oficios -todos los que se mantienen- se resienten del poco capital disponible para adquirir sus productos, para investigar, para desarrollar, competir, contratar...

viernes, 14 de diciembre de 2012

Echando unas risas

Ya que estamos un poco dejados de la mano que maneja el cotarro y como en el cuento de la buena pipa nunca se acaba, habrá que tomarse la historia en plan broma que incluso parece un chiste.

Los restaurantes están vacíos, bueno digo los restaurantes por poner un ejemplo, ¿a quién beneficia esta austeridad?, ¿quizá los recortes tengan algo que ver con Bruselas, la Unión Europea o la madre que los parió?. Sí, venga, ya sabemos que lo hicimos mal, todos, pero basta ya de tanta tacañería e invirtamos, para eso hacen falta muchos puestos de trabajo, ¿y si sale mal?, ¿peor que esto?, imposible. Yo, personalmente, desde que comí mi primer yogur, ya me acostumbre a la buena vida, quiero seguir disfrutándola, creo que tengo capacidad para sacar a mi familia adelante así que me merezco un puesto de trabajo, además, confío en mí y en mis posibilidades para aportar mi granito de arena en beneficio de quien me contrate, intentaré sumar siempre.

Esta reflexión no es personal, lo piensan millones de personas que hoy están en el paro; entonces, si hay tanta gente preparada, ¿por qué no se les da una oportunidad para que lo demuestren?. La pelota lleva tiempo en un tejado que yo me sé.

Mientras tanto, toda esa gente sigue ahí, esperando, y quien tenga la suerte de ser optimista aún se echará una risas algún día con sus colegas, olvidando por un momento el sentimiento de una culpa que no es suya.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

El vago de la mañana

Este invierno me había propuesto una serie de actividades que la verdad no estoy cumpliendo con ninguna de ellas, lo único positivo es que son atemporales, valen para este año, el que viene o para el otro más. Como tengo turno de tarde dispongo de mañanas libres que podría utilizar para meterme en el agua a hacer de las mías pero no lo hago desde hace una semana, estoy pelín dejado, en mi tierra estos días hace el mismo frío que en Londres y mi cabeza está en otro sitio.

Tengo una anécdota para contar en este blog, el Viernes pasado, por la noche, perdí la cartera en la ciudad del Támesis, no me dí cuenta de la falta hasta el Sábado por la mañana; el Domingo a las 10 am partía nuestro vuelo de vuelta. Dentro de mi Black Wallet iban DNI, carné de conducir, tarjetas, dinero (35 pounds), fotografías de mi familia, ... Haciendo un esfuerzo de memoria recordé donde había pillado el bocata, allí estaba mi cartera, con todo menos las pounds.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Rulando por The Tube

Con 7 Libras que vale el bono para todo el día en zonas uno y dos, un planito del metro, otro pequeño y desplegable de la ciudad numerando los puntos de interés, ganas de patear, conocer, se puede hacer mucho, además, si tienes el estómago revuelto por el olor a spices de la ciudad poco más necesitas gastar; bueno, para entrar en cualquier sitio -exceptuando el museo británico, una joya gratuita- hay que pagar duro y en pounds.

La entrada de hoy va sobre lo que puede hacer un primerizo en Londres, nada fuera de lo normal, aviso de antemano. Ahí va mi experiencia.

Nivel de inglés: un cinco (sobre diez).
Capacidad física: un ocho.
Pasta para gastar: un tres.
Asimilación de contenidos: un ocho.
Sacrificio en mirar por la noche la ruta del día siguiente: un siete.
Experiencia en metros: un dos y medio (ahora un tres).
Aptitud para abrirse al mundo: un nueve.
Paciencia para contemplar: un cuatro.
Tiempo en bares y restaurantes: un uno.
Salir de marcha no computa (un cero).

Total: suficiente alto.

Para mi entender, la parada central es Oxford-Circus, conecta muy bien con las demás líneas y sales al cruce más interesante para ver a pie Soho, las zonas comerciales de Regent y Oxford Street, teatros en Covent Garden, Picadilly, Baker Street, ... joder, Londres es precioso, así, tan victoriano, tan bien cuidado. La vida en la calle es bulliciosa, entre los que viven allí y los guiris como el menda se junta mucha peña con ganas de moverse de aquí para allá, quizá el frío (un par de grados las veinticuatro horas, sólo llueve por la noche) también ayuda. Bueno, a lo que voy, estuve en Candem (Northline) y Portobello (Nothing Hill Gate-Central line), soy más del primero, precioso; fui a ver el cambio de la guardia real en el Buckingham Palace (Green Park-Victoria line), tediosa espera, coqueto palacio, aburrido espectáculo (11:30 am, no todos los días en invierno, cuadró que sí, nubes y claros, algo de viento, mogollón de gente, mayoría española); Big Ben, Parlamento, Abadía, London Eye (Westminster-District line); Tower Bridge (Tower Hill-District line); la catedral de St Paul (Canon Street-District line), eso sí sin entrar en ninguno de ellos así que no los puedo valorar desde dentro, rondan las 20 libras por persona, desde fuera impresionan su arquitectura y corpulencia; un paseo por Hyde Park, Kensington y Paddington (Queensway-Central line) adornados en Navidad, abierto también el Winter Wonderland Hyde Park; increible todo, me quedan dos días.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Stansted-Marble Arch

Aprovechando el wifi del National Express camino de London City (dormimos en un hotel de Stansted), el paisaje -menos 2ºC- está nevado, las campiñas totalmente cubiertas y un frío que pela. Diviso las primeras barriadas de las afueras, casas de estilo victoriano, construídas en ladrillo caravista y rodeadas de álamos y cipreses. Estoy totalmente fascinado.

Dejaremos el bus en Marble Arch, a partir de ahí coger el metro hasta Queensway, a la vera de Hyde Park...si tengo tiempo y conexión luego sigo.

...(Después). Si alguien quiere alquilar un apartamento (me tiré bastantes horas navegando y ahora veo el resultado) tienes que valorar la cercanía por encima de todo, a lo que le llaman executive se queda en normalive; supongo que si llego a coger el llamado standart studio hay que entrar de lado. De todas formas para cuatro días vale sobrado.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

No Francisco Sá Carneiro

Después de mucho mirar la mejor opción para dar un garbeo por Londres aquí estamos, en Porto, esperando nuestro vuelo que parece llega de otro sitio pero no llega, así que saldremos con retraso porque a las nueve y cuarto imposible. Recuerdo cuando volamos por primera vez desde aquí, con destino Madeira, e aquel jardim do Hotel Escarajao, je, je, je.

Aviso por si a alguien le interesa y quiere protestar en sus aeropuertos de origen: aquí sí hay internet gratuíto. En cada planta disponen de espacios con equipos conectados a la red, con una velocidad de conexión más que aceptable y próximas a las puertas de embarque. A ver si aprendemos señores de AENA, no todas las concesiones en metros cuadrados de sus megaespaciosos lugares tienen que ser lucrativas para sus bolsillos, para algo les pagan las compañías a las que ya les compramos los billetes. Internet no es un negocio.