Translate

lunes, 22 de octubre de 2012

En breve

Como es época de cambios hay que adaptarse a los mismos. Un servidor intenta no pensar más allá, quizá me falte capacidad cerebral y es una forma de administrarla, no sé, preveer lo que puede suceder es aventurarse demasiado, me dedico a vivir el presente. Soy de los que piensa que en la sencillez está la clave, la naturalidad es una de las virtudes que más admiro en las personas, intento aprender de ellas porque me da la impresión que morirían con las botas puestas siempre.

Eso es lo que me gustaría demostrar, que independientemente de lo que vaya suceder, uno es así, se ve a la primera, y hay poco espacio para buscar un lado oculto. Si el perfil demandado es otro mejor para todos.

jueves, 18 de octubre de 2012

Un cormorán, setenta gaviotas y el tomador de instantáneas

Hoy estaba solo practicando deporte cuando un nutrido grupo de aves acuáticas se acercaron hasta donde me encontraba, quizá por eso mismo se quedaron encima de mí, debí de ser el único entretenimiento que tenían en millas a la redonda. Aprovechando tal honorable espectativa me dediqué a servir de mono de feria, remando aquí y allá con toda mi alma. Las gaviotas parecían entender el esfuerzo y chillaban con alegría como fans enloquecidas; ¡joder, acabaron motivándome sobremanera!. La culminación llegó cuando un cormorán apareció a mi lado, me miró, juro que me guiñó un ojo como diciéndome chaval lo estás dando todo, y como un chico tímido desapareció sumergiéndose al instante como si viniese únicamente a mostrarme ese gesto de aprobación.

Cuando salía, una hora después, feliz por tan grata compañía, pude divisar, entre las rocas, a un curioso tomando fotografías de mi sesión deportiva. Lo miré, me miró, y me hizo un gesto característico entre la peña que nos dedicamos a esto. Sonreí, al tipo parece que también lo entretuve un rato. 

miércoles, 17 de octubre de 2012

Quince años no son nada

Me gustaría comentar una cosa por si alguien tiene la enorme fortuna de tener trabajo -como yo- y encima al lado de casa -aquí valga el ejemplo-. Como la vida da muchas vueltas y rueda hacia varias direcciones, depende de donde rebote, le puede tocar a cualquiera la gracia o la desgracia. Pues bien, uno que ya sabe esto desde siempre, se dedica a caminar hacia donde le dice su latiente patata o la a ratos lúcida perola que a fin de cuentas son las dos que van a ir siempre contigo. Por esa misma regla de tres es mejor decir y hacer lo que uno/a piensa que asumir sin más cualquier opción que te propongan -eso lo sabes tú mejor que nadie-. El precio a pagar es la mochila que hay que llevar a cuestas, poco valor, se gana más de lo que se pierde y me gustaría corroborarlo cuando sea mayor.

El caso de hoy es todo lo contrario, se trata de agruparse en busca del beneficio común, algo básico en esta historia que publico y que será la primera y última vez de la que hablo en este humilde blog porque está entre las normas básicas a respetar que me impuse a la hora de crearlo. Lo hemos hecho, fantásticamente bien, no ha servido de nada; entonces, como no hay vuelta atrás, cerramos una puerta, abrimos otra nueva que total quince años no son nada: recuerdos vividos, buenos la mayoría. Ya me parece suficiente tesoro a conservar. 

lunes, 15 de octubre de 2012

Hay rosquillas en Rusia

No descubro nada si digo que dependiendo de tu estado de ánimo puedes ser gavilán o paloma, que estas cosas afectan mucho por lo que se ve, sirva este botón como ejemplo.

Llevo unos días padeciendo un problema informático-sentimental que aunque no viene a cuento contarlo aquí si puede servir como cura de humildad. El pardillo que aquí teclea tiene ciertos conocimientos sobre nuevas tecnologías, digo ciertos comparado con la media de la población de nuestros días; bueno, al tema, este problema -de fácil solución como pude comprobar después- era como el pan nuestro de cada día. Pues bien, aunque tienes cincuenta milones de horas ocupadas en una franja de veinticuatro has tenido tiempo para pensar en la forma de arreglar lo que yo no supe y encima hacerlo divinamente. Sí, hoy volvió la luz pero fue porque la encendiste tú. Gracias por todo.

sábado, 13 de octubre de 2012

Micología de andar por casa

Como no tenía nada que hacer y desde luego no se distinguir una Amanita Phalloides de un cardo borriquero se me ocurrió la brillante idea de salir con mi perro a buscar setas. Estos últimos días ha llovido, el bosque tiene olor y aspecto de otoño, condiciones por lo que tengo entendido ideales para estos simpáticos paragüitas comestibles -algunos-.

Tardé un montón de tiempo en encontrar la primera, esto es como cuando vas a pescar, hay que saber donde lanzar la línea para pillar algo. Una vez desvirgado me solté y encontré cuatro o cinco especies de las cuales resultaron comestibles tres de ellas, lo supe por lo que me comentó un matrimonio con un conocimiento sobre hongos mil veces superior al del espabilao que aquí pelea con las teclas. Una vez en casa, las limpié, las preparé, pero no me atreví a comérmelas....

....es la segunda vez que me pasa esto, a la tercera irá la vencida, prometo echarle huevos e hincarle el diente. Como mucho puedo morir, ¿no?.

miércoles, 10 de octubre de 2012

La persiana del taller

El título de la entrada de hoy tiene mucho significado para mí. No se trata de algo físico, tampoco guarda relación con reparaciones, material de confección o impresión en soporte publicitario; eso sí, abre y cierra como las demás, aloja un contenido y proyecta una idea.

Pues bien, este pequeño local reabre sus puertas en breve. No, realmente nunca las cerró pero llevaban tiempo -mucho más del que uno quisiera- sin reforma. Una caja de cartón en color natural ha tenido la culpa del meneo. Sus medidas: 10X36.8X26.9 cm, sus "prestaciones": 3,3 Ghz Core Duo I3 de tercera generación, 6 GB de Ram, 1GB gráfica, USB 3.0, 1 TB HD, ....vamos, para un tío como yo, acostumbrado a los remiendos, esto es la leche.

Pues toda esta orgía binaria no me lleva a otra cosa que a retomar mis historias gráficas, abandonadas a la buena esperanza, a la espera de tiempos mejores. Esa época ha llegado, necesito cargar el equipo con los programitas indicados y soltar riendas. Venga, que habrá que ponerse al lío. Caña.

Primer requisito, renovar fotografías. Entre quince y veinte sesiones con buenas condiciones. Como segunda mínima necesito nuevas animaciones, botones, contenidos y diseños. Lo siguiente implica comprar materiales de impresión textil, pensando que todo ello va a parar al fondo perdido de los sin ánimo de lucro pero no por ello persistir en el intento. En total le calculo que me pueden hacer falta 250 horas, ciento cincuenta euros para tintas y otro tanto en gasoil que mueva la furgo a la búsqueda de la imagen soñada. Je, je, visto así suena fatal.

martes, 9 de octubre de 2012

Una flor entre tanto cardo

Tener una hoja en blanco preparada para escribir sobre ella a sabiendas de que lo que aquí anotes puede ser visto por cualquiera es una responsabilidad con la que cargo desde que se me ocurrió la brillante idea de conectarme a internet, ¡cuánto agradezco aquel día!. Mi primera conexión ftp con un servidor remoto, aquel archivo GIF en el que un logo palpitaba y se transformaba en una ola, vinculado a una dirección web con muchas subcarpetas, y que gozaba de permiso para ser visto en cualquier PC -casi nadie tenía portátil- con conexión vía modem 64K en el mejor de los casos. Asombroso.

Este pequeño apunte espero sirva de introducción a lo que viene a continuación. Adoro internet, lo encuentro imprescindible a todos los niveles, es más, estoy en contra de la gente que está en contra, alegando como mejor argumento la peligrosidad en su uso o quizá la falta de veracidad, vamos, como pasa en nuestra propia sociedad, vaya casualidad. Muchas veces en la vida hay pocas opciones para elegir. Aquí, en el mundo virtual, no ocurre esto, aquí si hay caminos, autopistas diría yo, y sin más peaje que el recibo tarifa plana de cada mes. Quizá esta opción de que todos podamos disponer de todo no gusta entre algunos sectores. La información recogida en este espacio gigamegatón de unos y ceros se ríe de cualquier calibre, por eso meterse con ella es casi imperdonable.

A ver donde iban a aprender a leer y a escribir la mayoría de chavales, ¿en el cole?. No hay mejor motivación que un perfil en red social, es una pena que entre las aplicaciones asociadas no aparezcan temarios de biología, matemáticas o historia, con pequeñas actividades diarias para enganchar al personal, y llamativos banners incrustados, donde se vean imágenes publicitarias de ídolos juveniles que a día de hoy saben hablar -y pensar- por ellos mismos.

P.D.- Por si alguien no se ha enterado hay gente trabajando muchas horas todos los días de la semana, de manera altruísta, para que a la larga todos nosotros podamos gozar de aplicaciones gratuítas como por ejemplo el Skype, que permite realizar videollamadas a tiempo real aunque haya siete mil kilómetros de diferencia entre los interlocutores. Bueno, pues esa peña -y cientos de miles más-aprendieron a hacer esto con mucha pasión y dedicación. Claro está navegando por la red.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Raticulín

Este verano tardío que nos alegra los días de Otoño tiene pinta de durar hasta la noche de Halloween, maldecir el cambio climático que sacude este mundo no toca por nuestra latitud, estamos encantados con el tiempo.

Levantarte por la mañana, cielo azul, previsión marítima estupenda, ya te alegra el día; ir al trabajo, disfrutar de un par de horas libres al mediodía para deportear donde digan los partes meteorológicos, vuelta a la vida laboral y si hay suerte otro rato de meneo a última hora; hacer la compra para la cena, cocinar, comer a las once de la noche, navegar por la red, charlar y ver un rato la tele. Si hay suerte y veo a mis sobrinos mejor. Nada más y nada menos.