Translate

sábado, 29 de noviembre de 2014

Por ello somos animales

A estas alturas de la historia parece mentira que un hombre pueda practicar el celibato y no sucumbir en el intento, paradójicamente eso si me parece ir contra natura en referencia a la opinión de la iglesia sobre la opción del aborto libre, ahí nos separa un mundo.

Los documentales de la 2 no sólo sirven para echar la siesta, en ellos vemos funcionar los ecosistemas de medio mundo con la naturalidad que los define: nacen, crecen, se reproducen y mueren; por eso se me escapa que un cura no pueda tener hijos o mantener una relación consentida por ambas partes si eso le sirve como válvula de escape ante tanto compromiso con Dios y sus semejantes. Por lo que tengo entendido es mejor reprimirse esperando que nunca vibre la pernera, intentando mantener el aparato en modo desconexión, como si fuese un teléfono móvil de última generación. Mmmm, no sé, no sé.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

2014 y 1981 son números primos

Si es cierto eso de que nuestros hijos estarán por debajo del nivel de bienestar que alcanzamos nosotros entonces es falso todo lo que nos contaron e indica el nivel de nuestros dirigentes en materias de prevención, predicción y solución contra la crisis.

Tampoco hacen falta muchos libros para darse cuenta de la situación general. Un petardo como yo augura vente años para superar estos cuatro o cinco malos que llevamos porque no pueden convivir tecnología del 2014 con los salarios de 1981, que además del IPC y todas las subidas de 31 años de vida está el cambio de moneda de hace doce que redondeó el euro a 100 pesetas: el que cobraba 100.000 pasó a cobrar 600 -aunque de aquella por lo menos tenía trabajo- mientras el recaudador se adaptaba a la velocidad del rayo y subía los precios un 66% porque tenía orden directa de Bruselas. Y la bola de nieve se hizo tan grande que ahora no la para ni Dios.

Lo único bueno es que los niños volverán a jugar en la calle, agudizando así su ingenio con cuatro chapas y un balón, que igual les servirá el día de mañana para buscarse las castañas en un nuevo entorno laboral quizá más talentoso y motivado que el de nuestros días.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Siete momentos, pintura o cartelón y un menú degustación

1- Cuatro días de deporte, quizá me sepan a poco pero la condiciones no daban para más, demasiado viento.
2- Quinientos litros de gasoil de calefacción a 0,88 céntimos de euro el litro hacen un total de...
3- Necesito un César Millán que me ayude a cambiarle el carácter huidizo a mi perro.
4- Pasar el fin de semana en casa sin hacer nada cansa lo mismo que si hicieses de todo.
5- En el fondo los políticos no son tan malos, roban poco en proporción a su amplio abanico de opciones de llevárselo calentito.
6- Gran Hermano conecta directamente con mi hogar, lo digo como lo siento.
7- Dar el mínimo para lograr un objetivo indica que estás perdiendo el tiempo.

A otra cosa, hace un par de días quedamos para colocar -no sin antes dudar entre pintar o decorar- un vinilo adhesivo dividido en tres partes sobre una pared frontal de habitación de 286X246 cm; las dos primeras piezas quedaron bastante bien -era una fotografía suya practicando deporte en el mar-, al comenzar a colocar la tercera -estaba enrollada- el azul del cielo no casaba con la tonalidad de las dos láminas anteriores; total, que después de hora y media de curritos el que llevaba la imprenta no hizo el suyo como debiera y cagó una historia que prometía mucho. Parece ser que se le acabó el magenta, vaya hombre, y no lo vió.

El Viernes, aprovechando el finde, fuimos a cenar a una tapería que ponen platos de autor, no sé como llamarlo, de diseño, originales; bueno, la historia es que pedí un menú degustación que constaba de cuatro platos y un surtido de postres: Risotto de mejillones y vegetales, Vieira a la tradicional, Calamares con tempura de perejil y patata panadera y solomillo a la manzana; de postres, tarta de la abuela, flan de queso con membrillo y chocolate blanco con frutos secos. Salí de allí relleno después de darlo todo en todos los platos. Si algún día se me ocurriese abrir el blog prometo publicitarlos porque se lo merecen.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

El cometa cruisis

Entiendo yo, desde este humilde rincón, que los datos que nos presentan comparando los sueldos anuales de un trabajador temporal con respecto al indefinido son los que son y aunque pocas veces nos explican de donde toman las fuentes, si los salarios son brutos o netos, o si corresponden a todos los sectores laborales, estamos jodidos de todas a todas.

Por poner un ejemplo, a Manolo le dan empleo después de tirarse dos años cobrando subsidio, su mujer, Cristina, eventual a tiempo parcial desde hace seis meses; tienen dos niños de cinco y siete años, cinco recibos el día uno de cada mes a pagar un mínimo de cuatrocientos ochenta y cinco euros entre luz, agua, alquiler y telefonía, y dos más que suman trescientos veintiséis de crédito del coche y gasolina -nada fuera de lo normal-. Preguntas: ¿Cuánto tiempo tardará la familia en remontar si los ingresos anuales de Manolo rondarán los doce mil euros como estipula la ley anticrisis?. ¿Qué dinero mensual pueden destinar a necesidades básicas como alimentación, aseo, ropa?. ¿Y podrán ahorrar para pagar los seguros anuales de vivienda, automóvil, decesos, ...?, ¿Y para los libros, matrículas y actividades de los niños?, ¿A qué ocupaciones pueden optar el fin de semana con ese presupuesto?, ¿Es compatible con la realidad que los rodea?. ¿Cuánto tiempo podrán mantener sus negocios los empresarios si Manolo, Cristina y el resto de la nueva clase media española no compran sus productos?.