Translate

miércoles, 30 de junio de 2010

Con la miel en los labios

Ayer hablé con un compañero de deporte sobre los blogs, me comentaba que tenía uno y se extrañó cuando me preguntó si lo conocía y le dije que no. Como estaba orientado hacia el deporte que practicamos suponía que algún día le podría haber echado un ojo. Según él disponía de fotos y videos al respecto, que no subía material diariamente pues intentaba que éste fuese de calidad. Perfecto, lo visitaré en cuanto pueda, ya te comentaré, le dije yo.


Después de este diálogo me iba a quedar callado, pero me perdió la lengua. Le comenté que yo era diseñador gráfico y me dedicaba a todo este tema multimedia, que tenía páginas web, dibujaba, y tal. Le dí la dirección de una de ellas para que le echara un vistazo, le dije que yo también tenía un blog aunque no le dí la dirección pues no lo creí conveniente. Menos mal que no le interesaba demasiado pues no lo mencionó de nuevo.


Para mí este blog es una especie de terapia personal, mi psicólogo; una ventana para expresar mi forma de ver la vida sin intención de publicitarme ni adoptar una postura filosófica de la vida, aunque algunas veces parecen historias con moraleja copiadas de algún artículo escrito por Paulo Coelho (mi más humilde respeto hacia él). Para bien o para mal, salvo en la escuela, jamás he copiado cosas creadas por otro pues esa es la esencia de la creatividad pura y dura. Prefiero que mis trabajos sean malos a ser un buen falsificador.


Por eso no le dije lo del blog, porque para mí es algo personal, anónimo. El suyo no.

martes, 29 de junio de 2010

Prioriño Chico

Si hay algo que me gusta hacer en verano cuando dispongo de tiempo es bucear. No, no pesco, voy sin fusíl ni artilugios, me dedico a relajarme y disfrutar del paisaje.


Para una persona acostumbrada al mar, hacer snorkel es una disciplina exigente que requiere sobre todo tranquilidad. Cuanto más seguro estás, menos bombea el corazón, lo que supone un consumo menor de oxígeno y por lo tanto más resistencia bajo el agua. La serenidad es fundamental para explotar nuestra limitación genética, hace que desarrollemos otros sentidos como la vista y la intuición, necesarios para aparentar que pertenecemos al medio. En resumidas cuentas, bucear es como un aula de desarrollo de personalidad, te sientes solo muchas veces y rodeado de un manto de silencio embaucador que te atrapa; hay tiempo para pensar y disfrutar. La técnica de movimientos se adquiere con la práctica y es una imitación del movimiento del pez: un aleteo acompasado, fluido, sin gestos forzados.


No se trata de un clinic, es una explicación breve de alguien que piensa que los medios están ahí, no hace falta dinero ni poder en muchos casos. Las barreras existen, se supone que para condicionar nuestra libertad, aunque muchas veces somos nosotros mismos los que fabricamos los muros. Afrontar retos cansa mucho y da miedo, combatirlo o no es cuestión de cada uno.

lunes, 28 de junio de 2010

Bodhi Dharma

La línea que delimita el curso de una vida es muy fina. Una decisión tomada en una fracción de segundo puede suponer dos caminos opuestos, dos existencias distintas. El problema es que muchas veces no contamos con la llegada de ese momento y sus consecuencias a posteriori. No es necesario buscar ejemplos de hechos históricos concretos, personas con poder mediático o situaciones límite. Ocurre en cualquier familia. Sólo hace falta una pequeña chispa para hacer saltar elementos del pasado relacionados con una decisión tomada.


Desde hace un tiempo paso de todo, no escudriño, no busco momentos vividos de relevancia, no miro atrás, no discuto, nada me afecta demasiado. Eso creía yo, hasta ayer; porque ayer mandé toda esta teoría al carajo y cometí los errores que creía no iba a cometer; volví a encontrarme con situaciones del pasado que ya creía superadas pero en realidad han aflorado de nuevo. Espero no haber cambiado ningún rumbo con mis decisiones, me gusta llevar esta dirección.


Mantener siempre el control de la situación no se soluciona con un poco de teoría zen.

viernes, 25 de junio de 2010

ONG's de boca chancla

Si hay algo que me pone enfermo es la gente que no piensa nunca en los demás. Dentro de la vida en sociedad hay claros ejemplos que ponen de manifiesto lo bien que hacemos demagogia, cómo nos gusta fingir que colaboramos y lo que luego sucede en la vida real, sin teorías que exponer de por medio. Ejemplos que supongo ocurrirán en todos los pueblos:


- Apadrinamos niños para enseñar la foto pero cuando vemos a uno cercano, que lo necesita de verdad, ni nos paramos. Y si es el caso de tener opción de viajar al país de origen del apadrinado en cuestión, lo hacemos en hotel a pensión completa. Si no llega la pasta para alojamiento, ya se irá en otra ocasión. Destino de sustitución:  Hotel de sol y playa con pulserita todo incluido (bajo mi forma de ver las cosas, el apadrinamiento y un régimen de T.I. son incompatibles, aunque mucha gente no estará de acuerdo).

- Cuando el semáforo se pone en verde y somos el primero de la cola, arrancamos con parsimonia que total como nosotros ya libramos, el de atrás que se joda. Lo mismo para señalizar con intermitentes hacia dónde nos dirigimos.

- Cuando vemos a un vagabundo remover la basura para buscar comida, nos da vergüenza ajena en lugar de preguntarle si quiere un bocadillo.

- Misión cumplida si nos podemos colar en la fila de la charcutería. Lo mismo para bus y metro.

- Si tenemos perro en un piso, nos importa bien poco si ladra por la noche mientras no estamos en casa.

- En el fondo nos jode que haya tanto inmigrante con trabajo y tanto parado nativo.

- Poca gente se iría de vacaciones con personas impedidas a su cuidado y, una vez de elegir, se eligen las vacaciones y se busca quien se quede con la persona discapacitada.

- Es mejor comprar en grandes superficies, que sale el producto más barato, aunque nuestro vecino, el de la tiendecita de abajo, se vaya al garete.

- Los políticos, cuando sueltan pasta para ayudar a los demás, nos enteramos todos. Si se oponen a la ayuda, no se entera ni la familia.


Hay muchos ejemplos, algunos bastante más sangrantes, de como la sociedad en general aboga por un mundo más justo, siempre y cuando no le toque a su bolsillo. Los que trabajan de funcionarios saben de lo que les hablo.

miércoles, 23 de junio de 2010

¿Comparado con quién?

Supongo que para ser escritor hay que ser un ávido lector, como no soy ni lo uno ni lo otro -bueno, ávido si soy- me tomo la justicia por mi mano y escribo lo que me da la gana, pues en esta tierra de libertades es posible. No prentendo por haber leído cuatro libros competir en vocabulario, no intento por haber escrito cuatro líneas que a los demás les interese. No tengo ambición por nada de eso, tengo ambición por vivir.


Me siento cautivado por la belleza de las formas, su representación en el espacio, temperatura de color, materiales, sombras e iluminaciones, ...vamos, podría dar una chapa que no viene al caso. Tengo que decir que me interesa toda manifestación artística ya sea una pintura o un castillo de arena, la gente que realiza todo este tipo de artesanía sabe que nadie podría pagarle las horas de mano de obra dedicados y aún así los hace, en la mayoría de casos para poder expresarse. No todos sabemos decir como nos sentimos con palabras. Por todo ello aporto mi granito de arena dentro de esta libertad publicitaria en la que vivimos, sin afán de demostrar nada, con licencia de ninguna clase.


Toda esta historia viene al caso porque ayer me dijeron que escribía muy bien. Si me lee cualquier escritor con un poco de talento se partirá el pecho y pensará que en el mundo tiene que haber de todo. Pues eso, que todo depende con quien te compares.

martes, 22 de junio de 2010

Barrenderos de parcelas ajenas

Los huelo a leguas, son destructivos. No hay peor consejero que el que intenta solucionar tu vida aún sabiendo que la suya es una mierda. Te escudriñan, ven un pequeño hueco sentimental por donde entrar y a partir de ahí ya es difícil deshacerse de ellos, te pueden dar la chapa buscando afinidad hasta la saciedad. No lo soporto.


El otro día tuve un encuentro de este tipo. Cuando me quise dar cuenta estaba metido hasta las cejas en una espiral de consejos bienintencionados aunque totalmente contrarios a mi mentalidad. No sabía de que manera explicar como me sentía sin intención de herir sensibilidades. Así todo, aunque los seres humanos nos parecemos mucho en lo básico, cuando se trata de explicar razonamientos somos bien distintos, muchas veces comprendidos de manera distorsionada según de que boca vengan, que unas gustan más que otras claro está.


Cuando ya llevaba una media hora intentando hablar un par de frases continuadas sin llegar a lograrlo, corté por lo sano: si dejáses hablar podríamos establecer una conversación, que hablas sólo tú, aunque mejor lo dejamos para otro día que hoy no tengo ganas de hablar del tema. Fin de conversación y hasta otra.

lunes, 21 de junio de 2010

Cuando no hay consuelo

Para bien o para mal cada palo que aguante su vela. Un abandono es una derrota. Todos tenemos días en que es mejor rebobinar y comenzar de nuevo sabiendo de antemano lo que va a ocurrir, creo que todo el mundo cambiaría algo en sus vidas si pudiese. Estas líneas están pensadas para esos momentos malos.

No hay vuelta atrás, el día a día es un regalo que mañana igual no está. Todo es superable. El esfuerzo nos hace grandes. Un recuerdo agradable es una esperanza de futuro, una vida mejor espera. Siempre hay un motivo, sólo hay que encontrarlo; un proyecto, una ilusión.

Estas líneas están escritas para una mujer que merece haber podido cambiar un minuto de su vida. Como esto no es posible y todo lo escrito antes tampoco le sirve, su vida la debería decidir ella.

Estas líneas también están escritas para tod@s l@s que disfrutamos de salud, aunque tengamos otros problemas.

sábado, 19 de junio de 2010

Señales de humo

Eran las cinco de la madrugada y entre montones de cabezas podía ver una que me observaba a través de la marejada humana. Su interior no lo conocía pero daba la impresión de que algo buscaba en mí. Cinco conversaciones después se decidió, se acercó, me dio dos besos y me preguntó si la conocía de algo. Le dije que no. Me respondió que mi cara le resultaba conocida pero que no sabía de qué. Yo la volví a mirar bien y le respondí seguro, que yo a ella no.


Hace unos tres meses me pasó lo mismo, esta vez fue con una chica con la que había salido de niño y le respondí de la misma forma. Días después, haciendo memoria, la recordé. Aunque hacía bastante tiempo, no es normal esta fuga de mollera. Es probable que el alcohol tuviera algo que ver en los dos encuentros. O eso o que a los treinta ya empezamos a perder riego.


Tendré que prestar más atención pues cualquier día me encuentro con algún ex-compañero de clase de los de toda la vida y no voy a saber quién es. Le voy a tener que coger unas pastillas de la memoria a mi abuela a ver si está ahí la solución. Vaya empanada.

viernes, 18 de junio de 2010

Polis y cacos

Ni los buenos son tan buenos ni los malos lo son tanto. Algunas veces la manera de contar las cosas nos hace dudar de la verdadera realidad, o sea, lo que ocurre a pie de cancha.


Al igual que en la política, la ideología de los directores de diarios condicionan la información y la moldean como más convenga. El lector-oyente confía en la fuente y asimila el contenido para desarrollar un pensamiento que es tan voluble, que puede virar dependiendo del periódico o informativo que lea u oiga. Si no, es inexplicable que las encuestas orienten hacia un partido un día y hacia el contrario otro. ¿Qué nos ocurre?, ¿nos falta personalidad?. Yo creo que andamos al sol que más calienta, somos interesados y en parte no es malo porque ellos también juegan bajo esas reglas. Aprovechan el más mínimo signo de debilidad para hundir el cuchillo.


La historia viene dada por unas manifestaciones de un conocido afiliado de un partido, que no encontró otra manera de generarse amistades-enemigos que insultar de manera personal a uno de la oposición por su condición sexual. Si esto ocurriese en Teherán estaba colgado de un palo...vino a decir más o menos.


Como estamos en España y aquí hay una vida en libertad, no en cautividad como en Irán, un tipo como tú puede expresar lo que quiera. Si aquí hubiese una represión anti-fascista el que estaría colgado de los huevos serías tú espabilao.

jueves, 17 de junio de 2010

Defecto de origen

La motivación más importante que he encontrado a la hora de escoger una forma de vivir ha sido la de construir un camino. Digo escoger porque por suerte he nacido bajo una democracia donde las libertades están ahí, al alcance de una mano. No, ni tengo dinero de sobra ni soy poderoso. Tampoco me preocupa todo esto, es circunstancial.


Esta manera de ser puede resultar un poco desesperante para la mayoría. La paciencia es una máxima, al igual que la originalidad y un afán de superación a prueba de bombas. Es aplicable a todos los campos de la vida y llega un punto en que no te importa demasiado la opinión contraria ni intentas cambiar a nadie. Un poco vive y deja vivir porque esto también es una máxima para mí.


Todo suena bonito aunque intentar ser auténtico no es labor de una jornada. Yo llevo toda la vida practicándolo y a veces no lo consigo.


Esta reflexión viene a cuento porque un amigo me pidió a última hora que le hiciese unos diplomas para una entrega de premios y, por no descargarme unas plantillas de cualquier página web y tenerlas en media hora, me he tirado hasta las cuatro y media de la mañana para hacer unos diplomas originales que a fin de cuentas son del mismo nivel o peores que las plantillas mencionadas.


A las ocho toca diana para ir al trabajo, empezamos el día como siempre. Esta es mi elección.

miércoles, 16 de junio de 2010

Planetarium

Sobre el tema de las creencias basadas en la fe, ya comentado en En terreno farragoso 20 Abril, cuesta trabajo encontrarles fundamento real. Otra historia es la astrología, que está reconocida como ciencia incluso en su variante más polémica, la predicción astral.


Yo, como soy profano en el tema, no entiendo muy bien que basándonos en una fecha de nacimiento, un lugar, un día de la semana concreto, podamos establecer un vínculo entre la posición de los astros en ese mismo momento y el ser nacido bajo esa influencia temporal. Menos todavía puedo comprender que se pueda hacer una predicción semanal de lo que le pueda ocurrir a una persona nacida bajo un determinado signo zodiacal. No es escepticismo por las buenas, es ignorancia por mi parte. Tanto porcentaje de personas creyentes no pueden estar equivocadas, ¿o si?.


He hablado con gente sobre este tema varias veces, no sé si es por mi incredulidad o por falta de argumento de peso en las explicaciones que me daban, pero nunca acabé convencido.


Me gustaría conocer un poco más las conexiones entre seres vivos y planetas, más allá de la influencia lunar. ¿Hay alguien que sea tan amable de abrirme una ventana?, estoy deseando ver la luz.

martes, 15 de junio de 2010

Tener mano izquierda

Amsterdam, Centraal Station 9.00am. Destino Schipol Airport. Subidos a un vagón, por suerte con billete, aparece el revisor. Alto, fuerte, pelado, ojos azules y sonrisa afable; mirada limpia. Esto es lo que pude traducir más o menos:


- Buenos días, billetes por favor.

- Gracias -a nosotros-; buenos dias, su billete por favor.

- Mmmm, errr -el chaval revisa en todos sus bolsillos- no dispongo de billete.

- Que ha pasado?, lo ha perdido? -mantiene su sonrisa afable-.

- No, es que.... no tengo dinero.

- De dónde es usted?.

- De Rumanía.

- Ah, entiendo, a qué hora le sale su avión para Bucarest?.

- A las 12:15am.

- Y a qué ha venido a Holanda?, vacaciones?

- Si, a pasar unos días.

- Qué le ha parecido?

- Amsterdam es una ciudad muy bonita -ruborizado- siento no haber comprado el billete.

- Realmente lo siente?, Que tal su familia?, todo bien? -misma sonrisa-.

- Si, si, todo bien.

- Sabe que lo lógico es que compre el billete, la multa es de 20 €. La próxima vez no lo olvide pues es posible que no le salga bien y tenga que pagarla. Que tenga un feliz vuelo de regreso.

- Gracias, es muy amable.


El revisor continúa con su trabajo mientras el chico rumano cree haber visto un ángel. Se había quedado pegado. Aunque la sensación que le debió quedar fuese agridulce ya que tanta condescendencia lo haría pensar y recapacitar sobre su acción. Vaya un figura el holandés, como resolvió la jugada.


Bajo mi modo de ver la vida, es mucho más efectiva esta manera de resolver una situación incómoda que mandarlo a los leones. Si el rumano es un poco listo lo tendrá en cuenta. En España no creo que nos lo tomaramos así.

lunes, 14 de junio de 2010

La verdadera intención

A medida que iba largando por esta boquita, la velocidad de mis palabras y el énfasis de las mismas era mayor, tu defensa perdía fuelle aunque no por tener menos razón sino porque yo no te dejaba hablar. Ya sabes como soy de pinchahuevos cuando me empecino en algo, que para eso eres mi padre.


Si algún día lees estas líneas quiero que sepas que estoy contigo en tu sentimiento, que me duele igual que a tí. Si no me compadezco de lo que ocurre no es por una falta de interés en tus problemas, que en parte son los míos, sino porque no me gusta verte sufrir, más cuando creo que la situación no es tan mala. Reconozco que mi forma de motivar no es precisamente delicada y parece que me enfado por ello. Realmente me toca la fibra y por eso te recuerdo todo lo bueno de lo que disfrutas en la vida, que es más de lo que posee la mayoría. No te abandones por una mala racha, piensa que eres joven y todavía tienes que dar mucha guerra en este mundo. Ya tendrás tiempo para volver a viajar. Te queda mucho por vivir, no lo olvides.


Con esto no quiere decir que no me arrepienta de lo que he dicho porque, sinceramente, valoro todo lo que te esfuerzas. Te vuelvo a pedir disculpas si te hice daño, sólo pretendía apoyarte.

sábado, 12 de junio de 2010

Fantasía digital

Entiendo que a un profano el tema de internet le pueda provocar un cierto pánico, lo que no me explico es que la alarma se extienda hasta gente con cierta experiencia. Internet es una agrupación de ordenadores creada con la finalidad de compartir información entre ellos, pues bien, esta finalidad sigue siendo la misma desde los años sesenta con la creación de Arpanet. La diferencia está a mi modo de ver en que la comunidad ha crecido, se ha desarrollado y multiplicado sus contenidos. Algo así como los seres vivos, internet es un ciberecosistema dónde al igual que en la naturaleza hay un cierto orden caótico: los bichos grandes se comen a los pequeños, hay especies peligrosas, unos para sobrevivir emigran, otros se someten y los más avispados se adaptan al medio. El comentario viene a cuento por la intención de la casa blanca de formar una especie de comité ejecutor, que si amenazando -por las buenas- a empresas disidentes no acatan la orden de cerrar sus webs, ellos apagan el machete y nos dejarán a la humanidad sin red; medidas supuestamente necesarias en esta época en que vivimos, no vaya a venir un hacker a manejar el planeta como Matthew Broderick en Juegos de Guerra.


El tema más que por la seguridad de la humanidad me da la impresión que viene dado bajo la presión de empresas potentes de la comunicación, multimedia y derivados que están viendo cómo la piratería transforma el mercado y sus beneficios merman considerablemente. Unas pérdidas de costes incalculables.


Mientras el ciudadano de a pie progresa adecuadamente en la búsqueda de información, a otros esta culturización los destroza porque rompe la cadena: A mayor ignorancia mayor beneficio.


La pelota está ahora en el otro tejado. ¿No habrá mejores maneras de perseguir a los malos?.

viernes, 11 de junio de 2010

Casi siempre

Cuando te cogí prestado el tubo me largaste un mítin que a un tío como yo le puede parecer surrealista, aunque tu respuesta final fue más desconcertante: "Berna, de verdad, que no te parezca mal, pero no te entiendo". Te parecía extraño que alguien te cogiera algo sin permiso más de una vez y es algo que comprendo pero no comparto. Entonces ahora, la chapa te la doy yo:


- Bajo mi forma de ver las cosas, cuando le cojo prestado algo a alguien es porque con anterioridad he hecho mucho más por esa persona, sin pedir nada a cambio y sin jactarme de ello, favores que no se ven ni se cuentan. Entonces, agarrado a esa confianza, me tomo la vida un poco bajo el concepto de camaradería y si lo que es mío es tuyo, entonces de lo que tengas tú, en algún momento me puede hacer falta algo a mí. Si lo llego a coger, lo devuelvo con creces, deberías saberlo a estas alturas. Mi vida funciona así e intento dar más de lo que recibo, es una buena forma de sentirse bien. Me parece mentira tener que explicarte esto pero que me hayas largado una advertencia por haberte cogido prestado algo de tan poca importancia como un fluorescente cuando he hecho tanto por tí, no me parece nada bien.


A los diez minutos has vuelto a hablar conmigo para, un poco, disculparte pero tengo que decirte que como la abuelita que me queda está un poco pachucha y ya no me adula, me voy sintiendo encantado de haberme conocido y creo que, aunque hayas sido sincero, te has equivocado. Es como si me dijeses "lo tuyo es mío y lo mío también es del menda". Así me sentí. No te preocupes, no te volveré a coger nada sin permiso.


Por cierto, hoy es mi santo y no me había dado cuenta; una compañera de trabajo me felicitó a primera hora. Si lo llego a saber traigo unos bombones (y un fluorescente).

jueves, 10 de junio de 2010

Miradas siniestras

Si, te estoy mirando las tetas ¿y qué?. Debes de creer que te las miro porque me gustan; que equivocada estás. Te voy a poner un ejemplo para que no te sientas protagonista de novela erótica. Una chica entra a un bar, despampanante, cuerpo diez, con unos tacones de aguja y vestido ceñido de encaje. Todos los hombres -salvo excepciones- miran, se les abren los ojos y sonríen nerviosillos con la boca abierta, que ya es difícil. Todas las mujeres -salvo excepciones- la miran, la remiran de arriba a abajo, sacan conclusiones de lo que han visto, buscan defectos de última hora mientras vuelven a mirar de reojo y ya no se va de su mente por un espacio de tiempo mayor o menor dependiendo del grado de envidia que hayan sentido.


Con esto quiero expresar mi total disconformidad por ciertas conversaciones de mujeres que escucho por ahí. Que si siempre pensamos en lo mismo, que si miramos el canalillo del pecho, que a ver si pillamos tanguita, y todo esto. Me considero un tío normal, ni muy salido ni asexual. Cuando salgo del mar, me despeloto y lo único en que me fijo es en que no haya niñas pequeñas pasando alrededor pues me parece una falta de respeto hacia ellas; de lo demás me importa un carajo si alguien me mira para el idem, compara, se excita o descojona con ello. No entiendo porque una mujer piensa que si se le ve esto o aquello pueda resultar comprometedor. A los tíos es posible que nos gusten las tías decentes pero no pseudoremilgadas. Sí en cambio podríamos quejarnos de porqué nos miráis las manos con tanta atención, o los zapatos, que si fuese Beckham y los llevase rotos o sucios me quedarían monísimos de la muerte.


La próxima vez que te agaches y se te vea un poco el culo no te levantes rápido, asustada, mirándome como si te estuviese observando, porque yo no tengo la culpa de que compres pantalones de cadera. A mi me la suda tus bragas, no me hagas sentir culpable.

miércoles, 9 de junio de 2010

Cuando éramos viejos

- ¿Te acuerdas?, ¡qué tiempos vividos!, ha sido una pena no haber sabido de aquella lo que sabemos hoy....si no tuviésemos ochenta y largos aún me pegaría una carrerita en bicicleta por la costa porque hoy es un día perfecto.

- ¡Sería perfecto con cuarenta años menos!, ¡quién fuera joven de nuevo!.

- Una pregunta...¿ Te arrepientes de no haber hecho cosas que por un motivo u otro hayas dejado de hacer?.

- Buff, millones. En mi época teníamos acceso a cualquier historia y yo, por pereza o timidez, siempre decía que no a todo. Nunca fui atrevido sino más bien cobarde. A medida que me iba haciendo viejo y quedándome sin fuerzas más me arrepentía de no tomar otras decisiones con anterioridad. Ahora todo eso pesa. Gracias que la salud sí me ha acompañado, no he sufrido grandes desgracias. Estoy lúcido y sano que ya es bastante. Y tú, la vida que has llevado... ¿Estás conforme?.

- Sí, ya sabes que de salud siempre me ha ido regular tirando a mal y en cuestión de palos me han dado por todos lados pero creo que uno tiene que adaptarse a su carcasa, aceptarse y ser valiente. Aquí estoy, vejete, en silla de ruedas y contento de lo que he vivido. Parece poco pero a estas alturas es lo que me queda, recuerdos.

- Joder, pues si que tienes autoestima. Lo que me falta a mí, a tí te sobra y lo que no tienes, lo tengo yo.

- No lo veo así, no es cuestión de desear lo que no hay. No puedo ser rey de oros entonces no lo anhelo. Si sólo soy un paje pues por lo menos orgulloso de ello. Adaptación al medio, como los animales.

- Que bien hablas, el problema es llevar a la práctica lo que dices.

- Ahí si que te doy la razón, la paciencia y la constancia son piedra principal del objetivo a lograr. Uno no nace, se hace.

- ¡Si supiera esto antes!.

- Has tenido ochenta largos años para intentarlo. En otra vida será.

- Pues tendré que conformarme aunque me has deprimido más de lo que estaba.

- No me hubieses preguntado.

- No tío, me has preguntado tú a mí.

- Huy, perdona, ya sabes, el Alzheimer.

- Claro, perdonado.

martes, 8 de junio de 2010

Una quimera

Trabajar por dinero, es lo que nos toca para poder subsistir: comida, ropa, vivienda, agua, luz y teléfono se supone como básico. El resto es artículo de lujo reconvertido a necesario en los últimos tiempos: coche, internet, gimnasio, comunidad de vecinos, letras de préstamos varios, gastos por aficiones diversas, ...El total de toda esta suma es una pasada de Euros en el mejor de los casos. Para disponer de una calidad de vida digamos europea hay que trabajar duro. De ahí que le concedamos tanta importancia al tema y nombremos tantas veces la cifra de parados en este país, que es escandalosa.


El análisis que se detalla a continuación parte de un concepto altruista de la vida pero no por ello romántico o irreal. Es una versión antagónica del objetivo de alcanzar el poder a toda costa sin pensar en las consecuencias personales que acarrea. Abstenerse familias numerosas porque a ellos les parecerá una quimera, que tienen que hacer otros cálculos y el dinero sí es fundamental.


La competitividad entre personas ha de ser sana aunque haya algún caballo ganador de antemano. Ayudar al que más lo necesita es una victoria que no se ve a corto plazo. La imparcialidad viene dada por un concepto claro de Justicia. Estar contento con un@ mism@ es fruto del esfuerzo. La pereza fomenta el pasotismo,la dejadez. La mentira obliga a utilizar otras mentiras, efecto bola de nieve. La ira irracional es fruto de una baja autoestima. La falta de autodisciplina potencia la alienación del individuo, diminuye la personalidad. Amar el dinero por encima de todo es un sentimiento vacío, superficial y aburrido; la avaricia es para los infelices permanentes. La riqueza es algo interior, no material, intangible y renovable.


Vuelvo a insistir en que sólo es teoría, la vida de un tipo que piense lo contrario puede ser mucho más divertida e intensa que la mía, aunque su forma de demostrarlo es un tanto sospechosa. El aurea vital, tener carisma, no se mide en euros, se mide en quilates y esos no se compran.

lunes, 7 de junio de 2010

Coordenada cero

Sigue la ruta de navegación. En el transcurso de los últimos días no se divisa nada en el radar. El Océano es inmenso y si variamos las coordenadas igual perdemos el rumbo. Nadie nos escucha, mayday, mayday,...


La bomba de achique no funciona y la fuga es irreparable con las herramientas de las que disponemos. Taponamos con viejas mantas, hacemos un torniquete para aguantar la presión del agua y esperamos ayuda. Tenemos barco para tres días todo lo más. Maldito el instante en que rozamos el casco contra esa baja, rajó como si fuese mantequilla.


Las horas vuelan como si fuesen las últimas de nuestras vidas, nadie quiere dormir. Creemos que cualquier minuto puede ser crucial. La fuga de agua es definitiva y no hay solución. Tendremos que tirar de emergencias.


Ir abandonando el barco en el bote salvavidas, yo me quedo por si hay alguna opción... no preocuparos que ya me las arreglaré. Gracias por todo. Cuidaros mucho.


Estoy sólo en un barco a medio hundir, la popa ya no tiene aire y se va para el fondo....la proa alzada mira al cielo por primera y última vez. Resisto, me reviento achicando; además no puedo salir de la sala de máquinas, estoy atrapado y el agua me invade. Tres, dos, uno, ... glub glub...no hay salida. Convulsión.


Bufff, me estaba ahogando con la sábana, vaya sueño más real. Pensé que era un capitán mártir. Tardé unos minutos en darme cuenta de la realidad, que angustia. Si los sueños significan algo, este no debe ser nada bueno.

viernes, 4 de junio de 2010

Hoy estás en Madrid

Tienes que levantarte temprano, hoy vas de viaje relámpago dirección Madrid y el avión sale a las 7:00 am. ¿Tienes la ropa preparada?, ¿llevas la cámara?, vale más que te acuestes pues es casi la una y no vas a dormir demasiado. Te dejé la cafetera cargada para el desayuno, que aunque no tomes nada sólido seguro que te despeja. Hay zumo en la nevera y cógete un yogur. Que tengas buen viaje. Si te hago falta despiértame antes de irte y te acerco hasta dónde te recoja el taxi, que igual llega tarde y no vas a estar ahí sola esperando. No me importa de verdad. Vale, como prefieras.


Esto es un ejemplo de como pongo de mi parte para alimentar la relación, que algunas veces no estamos de acuerdo con las aportaciones de cada uno y quizá sea necesario dar alguna explicación sobre actitudes que no se perciben. Seguro que tienes mucho que contar al respecto porque a mí me sucede lo mismo, estoy olvidadizo.

miércoles, 2 de junio de 2010

El valor de un silencio

Hablar por hablar, un defecto que tenemos mucha gente y sobre todo en España. Parece que sabemos de todo hasta que topamos con algún JASP que nos rectifica, deja en evidencia o evita males mayores. Con lo que no contamos muchas veces es con la ley del silencio. Viene a ser como si charlásemos de fútbol con un profano del tema, en plan me lo como todo, sé más que nadie; y hubiese un tipo callado, a pocos metros, que no dice nada pero escucha, porque es entrenador profesional de primera división. Está tronchándose interiormente, de nuestra doble ignorancia, por un lado sobre deporte y por otro sobre la vida en sí. Bueno, es sólo un ejemplo.


Entiendo que las personas parcas en palabras tienen más tiempo para reflexionar, entonces la mayoría de conversaciones pueden parecerles superfluas y un tanto inútiles. No significa creo yo que sean más inteligentes por ello sino que tienen cierta ventaja. Es normal.


Esto viene a cuento para comentar que cuando voy a comer a casa de mi madre, ella habla mogollón, supongo que se alegra de verme y se pone dicharachera. A veces no me apetece decir nada ya que suelo dormir poco y al mediodía, después del trabajo, me entra la tontera. Al contrario de lo que pueda parecer, pongo una sonrisa e intento entrar en conversación porque cualquier diálogo con ella, por muy superficial que sea, es más importante que miles de valiosos y enriquecedores silencios que se puedan producir.

martes, 1 de junio de 2010

Habitantes del pantano

Cuando la nueva hornada de ciberniños crezca, ya seré un pureta. Recuerdo cuando era pequeño, pertenecí a la generación del spectrum y el yogur así que cuando mi madre me contaba que en su casa, cuando era cría, se comía pollo dos o tres veces al año porque no había para más; que los cuartos de baño estaban fuera, llevando el agua calentada en olla para ducharse; que cuando algunos domingos juntaban el dinero ahorrado por todos y compraban dos milhojas más dos cocadas para repartir...a mí me resultaba difícil de comprender.


Todavía veo a los chavales de cerca pues sus gadgets, aficiones, preocupaciones y derivados son poco distantes de los de mi generación, incluso muchos de ellos se sienten identificados con nosotros, pero llegará el día en que una nueva era aparezca, la gente de mi quinta se convertirá en habitante del pantano y comprenderá lo que pasaron nuestros abueletes con la llegada de internet, el euro y la globalización. La castaña puede ser de aúpa.


Mientras, me dedico a contemplar lo que ocurre por ahí, como cualquiera. Lo que no quiero es perder este escalón en el que me encuentro, que si mañana el mundo avanza otro, no me saque mucha ventaja.