Translate

martes, 19 de mayo de 2015

No es lo que parece

Cuando te sentencien frases tipo "hay que darle más importancia al dinero" duda; piensa si eres feliz en tu vida y si es así sonríe, poca explicación se puede dar en estos casos, no hay razón que atienda a prejuicios.

Tener trabajo, digamos estable -hasta el momento-, ayuda mucho a la hora de planificar una vida, por eso parto de la base de que soy un privilegiado al poder administrar las cosas que hago: hay esta pasta cada mes, la gobierno como me sale de los huevos.

Entre las pocas virtudes que pueda manejar está -así la considero- la claridad; mis ideales, brillantes u opacos en este caso dan lo mismo, están bien definidos desde niño y por lo tanto me llevaran a donde yo quiera ir me estrelle o no en el intento; por eso no entiendo -y aquí quería llegar- a la gente que se empeña en dar lecciones de moral a los demás cuando ni siquiera tienen claro su camino o lo que es peor, circulan por donde pasa la corriente. Ay ay ay.

Entiendo muy bien como funciona el bien material, trazo todos los días la línea a seguir para no perseguir imposibles, sé a donde puedo llegar, cuales son mis retos y capacidades, por lo tanto valoro mucho cuanto cuesta conseguirlo e intento no malgastarlo. Pero sí, respondiendo al primer párrafo, prefiero quitarle hierro a esto del dinero, lo otro significaría una falta de confianza que no me va. Y siempre confío.